REPRESION ESTADO ESPAÑOL

5 meses de Alfon en prisión: ¡Libertad a los presos por luchar!

El encarcelamiento de Alfon tras un montaje policial ya cumple su quinto mes. Desde el Sindicato de Estudiantes de Izquierda exigimos su libertad sin cargos y el fin de la criminalización de la juventud.

Sábado 21 de noviembre de 2015

Alfon fue detenido en 2012 y puesto en prisión preventiva de régimen FIES (el más restrictivo) durante dos meses, tras la huelga general del 14 de noviembre de 2012, acusado de portar en una mochila explosivos donde nunca se hallaron sus huellas.
Tras haber sido juzgado por la Audiencia Provincial en noviembre de 2014, el Tribunal Supremo ratificó su condena a 4 años de prisión el pasado junio, siendo detenido entre un muro popular de decenas de personas que se solidarizaban con él en Vallekas.

La entrada se hizo efectiva el 17 de junio y a partir del 11 de septiembre la Dirección General de Instituciones Penitenciarias decidió endurecer su estancia l régimen FIES otra vez. Cuando fue detenido, lo intentaron meter con once detenidos fascistas del Frente Atlético acusados del asesinato de Jimmy, un hincha de fútbol antifascista en Madrid, según denunció el activista y periodista Shangay Lily.

Durante los tres años que han pasado desde la huelga general del 14N, se han sucedido numerosas movilizaciones en solidaridad con Alfon, pidiendo su libertad sin cargos y contra las cada vez más represivas medidas del gobierno para combatir la protesta social, como la Ley Mordaza y otras reformas en el aparato judicial.

Al calor de las movilizaciones contra los recortes, luchas obreras y sociales o por libertades democráticas, el gobierno se ha dedicado a dotar de más presupuesto a sus fuerzas de represión y a detener, multar, agredir y encarcelar a miles de personas a la vez que criminaliza la protesta social.

El caso de Alfon no es un caso aislado, sino representativo de cómo funciona la maquinaria represiva del estado a la hora de acallar el descontento.

Ahí tenemos la represión hacia el colectivo Askapena, el caso de Ciutat Morta; las decenas de jóvenes detenidos en las detenciones dirigidas hacia los sectores anarquistas; la violencia policial y las detenciones en las distintas casas okupadas, la represión a sindicalistas y activistas, como el de Sergi, Miguel e Isma o el de Eric y Antonio, o la cadena de ataques que sufre la población inmigrante, como la persecución a “manteros” y “lateros” o la que terminó con la muerte de Mor Sylla.
Que se conozcan estos casos, así como la realidad de tortura y abuso en cárceles y CIEs, es fundamental para concienciar y levantar no sólo un gran frente por la resistencia ante la represión policial y judicial, sino para luchar por la libertad sin cargos para las personas procesadas por pelear por nuestros derechos.

Como decía Alfon en una carta escrita desde la cárcel: mientras abocan a la sociedad y a los pueblos a la pobreza y desigualdad, seguimos siendo los obreros y las obreras quienes llenamos las cárceles.

Solidaridad y ánimo para quienes, como Alfon, están entre las rejas de este sistema que no nos deja más que paro, precariedad y represión a la juventud. No podemos rendirnos hasta que no estén en la calle, luchando hombro con hombro.






Temas relacionados

Alfon    /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO