Política Estado Español

CATALUNYA

A CCOO, UGT y los comunes: o se está con la juventud que lucha por las libertades, o se está con los que les reprimen

Para este sábado hay convocada una gran movilización unitaria en Catalunya. CCOO, UGT y los comunes de Ada Colau no han asegurado su participación. Hay que exigirles que se posicionen ya contra la escalada represiva hacia las libertades democráticas que supone la sentencia del Supremo y llamen a movilizaciones.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Viernes 25 de octubre | 08:25

Hace ya más de una semana que el Tribunal Supremo condenaba a los líderes soberanistas presos a penas de entre 9 y 13 años de prisión. Desde ese momento las masivas movilizaciones no han parado de sucederse día tras día en Catalunya.

La represión policial de Mossos y Policía Nacional hacia la juventud desencantada con la revolució dels somriures está siendo tan brutal que la actual revolta catalana se ha convertido en una lucha permanente por la defensa de los derechos y las libertades democráticas. Los porrazos, las balas de goma, los atropellos con furgonas policiales y las detenciones a dojo dejan un saldo a día de hoy de 31 presos políticos más, que hay que sumar a los siete miembros de los CDR detenidos el 23S y los nueve líderes independentistas.

La represión está siendo tan brutal que desde hace días en ciudades como Madrid, Donosti y muchas más en todo el Estado español se han sumado con movilizaciones de solidaridad. En Madrid, las manifestaciones fueron también duramente reprimidas por la Policía Nacional y se efectuaron numerosas detenciones de jóvenes. Hasta en Hong Kong ha habido acciones y manifestaciones en solidaridad con el pueblo catalán.

O se está con los oprimidos, o se está con los opresores

En Catalunya, las movilizaciones y protestas no van a cesar y este sábado la ANC y Òmnium convocan, junto a decenas de entidades civiles y sindicatos, a una gran manifestación unitaria en Barcelona. Una manifestación que si bien, en un primer momento contaba con la adhesión de los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO, a día de hoy sigue siendo una incógnita su participación.

Desde UGT, se han limitado a publicitar un vídeo en el que el dirigente de la central sindical en Catalunya, Camil Ros, anuncia que participará de la manifestación a título individual. Sin embargo, hasta el momento, nada de llamar a las bases para masificar y potenciar el movimiento contra la sentencia y contra la represión hacia la juventud. Y desde CCOO, peor aun, mutis por la cara. Una posición que reedita su negativa, hace hoy una semana, a sumarse a la huelga general del 18 de octubre, que debilitó la convocatoria pero no pudo evitar un masivo seguimiento del paro en sectores como el transporte, el sector público o la industria del interior.

Tampoco los Comunes, con la alcaldesa Ada Colau a la cabeza, se han pronunciado firmemente contra el cercenamiento de los derechos y libertades democráticas en Catalunya, ni han llamado a participar de la movilización unitaria de este sábado. Respetan así la línea trazada por su candidato a la presidencia del gobierno, Pablo Iglesias, que llamó desde el primer día a acatarla y se ha distinguido por defender la labor de los distintos cuerpos policiales.

Desde la CUP Capgirem Barcelona cuestionaban esta semana la gestión y equidistancia del Barcelona en Comú en el Ayuntamiento por no denunciar de manera contundente la represión policial. Es más, la exregidora cupaire, Maria Rovira, denunciaba que el Ayuntamiento de Barcelona en Comú también viene estando al frente de la represión ya que "en los últimos días la policía municipal también ha efectuado detenciones de manifestantes que simplemente corrían y también hay agentes que han agredido con las porras reglamentarias”.

Ante ello, resulta necesario exigirles a los Comunes que se posicionen urgentemente contra la cruzada generalizada hacia los derechos y libertades democráticas que supone la sentencia por sedición a los líderes independentistas y se opongan firmemente a la represión contra la juventud de estos días.

A la vez, hay que exigirle a los grandes sindicatos, CCOO y UGT, que sean parte de poner en pie un gran movimiento, convoquen actos de protestas en los centros de trabajo en la perspevtiva de ir a una nueva huelga general y se sumen a las movilizaciones que se realicen. O se está con los que luchan por la autodeterminación del pueblo catalán y los demás derechos democráticos, o se está con los que disparan balas de goma y vacían ojos.

Hay que exigirles a CCOO y UGT que convoquen asambleas democráticas en los centros de trabajo por un plan de lucha hacia una nueva jornada de huelga

Como decíamos antes, no es nada nuevo que las direcciones sindicales de CCOO y UGT den la espalda al movimiento por el derecho a la autodeterminación del pueblo catalán. Durante la huelga general en Catalunya del 3 de octubre de 2017, los sindicatos mayoritarios solo se aventuraron a convocar como "aturada de país" junto al Govern y la patronal catalana. Un lockout patronal para contribuir a que el movimiento de masas no se descontrolara en las calles.

De la misma manera, durante la jornada histórica de huelga general del pasado viernes 18 convocada por los sindicatos independentistas IAC y Intersindical-CSC, si bien el nivel de acatamiento fue más alto que durante la huelga del 3 de octubre, tanto CCOO como UGT se negaron a convocarla.

Tanto CCOO como UGT de Catalunya valoraron en sendos comunicados su disconformidad con la sentencia del Supremo a los líderes soberanistas. No obstante, con un movimiento en las calles más combativo que en 2017, con métodos de lucha de la clase trabajadora y hasta el momento encabezado por la juventud, las dos centrales en Catalunya se han plegado a las direcciones estatales por una "respuesta dialogada".

Pese a ello, el viernes pasado, diferentes sectores significativos de la clase trabajadora demostraron que quieren ser parte de esta lucha con sus propios métodos. El puerto estuvo cerrado todo el día por los estibadores, se cancelaron más de 60 vuelos, el metro funcionó a la mitad, el sector público quedó semiparalizado -en especial la educación- y la industria del interior. Asimismo, los cortes de carretera impidieron que MercaBarna o la misma SEAT pudieran operar.

El movimiento democrático catalán, desencantado con la dirección procesista de ERC y JxCat ha retomado la lucha con métodos de autoorganización y con los jóvenes y estudiantes a la cabeza. Pero como vemos, también está empezando a despertar simpatías y protagonismo por parte de la clase trabajadora, como se vio el viernes pasado.

Es por eso que se hace necesario potenciar toda esta energía con la que se actuó durante la huelga general del 18. La izquierda sindical que hizo posible esa gran jornada, tiene ante si la urgencia de preparar una nueva huelga general. La CGT también debería convocar y asumir que luchar contra la cruzada de recortes a los derechos y libertades hacia el pueblo catalán debe implicar medidas contundentes desde los centros de trabajo.

A la vez hay que exigir a las direcciones de CCOO y UGT que se sumen y no dejen pasar este ataque a los derechos democráticos sin precedentes y que impulsen de manera inmediata asambleas en los centros de trabajo para organizar y discutir un plan de lucha hacia la huelga general.

Es urgente desarrollar asambleas en todos los centros de estudio, de trabajo y barrios, que elijan representantes y se coordinen a nivel local, comarcal y de toda Catalunya, y que se convoque una gran asamblea general en la que poder discutir democráticamente los siguientes pasos y objetivos del movimiento contra la represión, por la defensa de las libertades democráticas y retomar el derecho a la autodeterminación del pueblo catalán.






Temas relacionados

Comunes   /   Autodeterminació de Catalunya   /   Política Estado Español   /   Barcelona en Comú   /   Movilizaciones   /   CCOO   /   UGT   /   Represión   /   Catalunya

Comentarios

DEJAR COMENTARIO