Política

ANÁLISIS

#ArgentinaDebate: Macri y Scioli, un empate “ajustado”

Un debate con pocas novedades y mucha demagogia. Scioli y Macri no se sacaron ventaja. La duda sobre el ajuste y la economía ¿se instalará masivamente en los últimos días de campaña?

Fernando Rosso

@RossoFer

Lunes 16 de noviembre de 2015

No hubo grandes sorpresas, ni un “error fatal” o algún traspié extraordinario en el hiper-regimentado debate presidencial organizado por #ArgentinaDebate. Según los estudiosos de la larga historia de los debates políticos, sólo un hecho de estas características puede provocar un cambio dramático en las tendencias que se manifestaban previamente.

Mauricio Macri venía subido a la “ola” del triunfo político que obtuvo el 25 de octubre y los pronósticos anticipaban que Daniel Scioli sería quien tome la ofensiva. Se esperaba que el candidato de Cambiemos adoptara una posición contemporizadora, con un discurso de diálogo y pro-positivo.

Sin embargo, en la primera media hora, Macri rompió con su protocolo natural y “pegó” con cierta virulencia y un tono chicanero que algunos calificaron de “agresivo”. Puso el eje en los aspectos más rechazados del gobierno kirchnerista y chicaneó a Scioli afirmando que parecía un panelista del programa oficialista 678. “¿En qué te han transformado?” interrogó dramáticamente Macri y vinculó a Scioli a dirigentes del “kirchnerismo duro” como Milagro Sala, Aníbal Fernández - el padre de todas las derrotas - o Máximo Kirchner.

El candidato del FpV estuvo desubicado en ese tramo del debate, se lo notaba tenso y nervioso. Empezó tratando de usted al “ingeniero Macri” y luego pasó a tutearlo sin solución de continuidad. Quiso poner una distancia falsa con “el eje del mal” y se impuso inconscientemente la confianza de tantos años de amistad y origen común en los años menemistas.

Macri logró monopolizar el protagonismo durante esa primera parte, pero con el riesgo de desvirtuar relativamente su perfil de pastor evangelizador que repite como un mantra, la larga charla motivacional sobre “la Argentina que se viene” (mientras intenta ocultar su verdadero programa de gobierno).

Ante los ataques, Scioli se limitó dubitativo a despegarse políticamente del kirchnerismo y a reivindicar algunas de sus medidas económicas: “seguís insistiendo en debatir con el anterior gobierno. Debatí conmigo que soy quien aspira como vos a un gobierno con políticas claras y responsables”, repetía (con variantes) el candidato “del proyecto”.

En una segunda parte, Daniel Scioli llevó hasta el cenit la demagogia que venía desplegando en los últimos días de campaña y depositó toda posibilidad de un eventual ajuste en su contrincante (como si sus asesores económicos, hoy escondidos, no hubieran hablado una y mil veces de la necesidad del ajuste).

“Me hago eco de los trabajadores que les dicen que les van a poner techo a la paritaria”, afirmaba el candidato del FpV. Y luego interrogó retóricamente “todavía estoy esperando la respuesta sobre quién va a pagar los costos de la gran devaluación”. No se privó de interpelar demagógicamente a los trabajadores que por el malestar del impuesto a las ganancias o los enfrentamientos con el gobierno se distanciaron y votaron a otras variantes (entre ellos, muchos a Sergio Massa). “Vos trabajador, tenés que saber que estoy acá en defensa de tu futuro”, afirmó Scioli.

De la misma manera insistió con otras argucias de estas características: les habló a los estudiantes, increíblemente también a los docentes (con quienes se enfrentó severamente en la provincia de Buenos Aires), y reivindicó la semi-nacionalización de YPF (luego reprivatizada) o de Aerolíneas.

En la polémica sobre la economía Scioli llevó su demagogia a grados extremos, a punto tal que el canal TN reprodujo por un largo tiempo un tweet que decía: “devolvele el Power Point a Del Caño y hablá vos”. La ironía mostraba hasta qué punto, Scioli intentaba expropiar un discurso de “izquierda”. Si hablaba "por él", debía decir cosas muy distintas.

Para esta altura Macri había retomado su tono habitual y las generalidades de su discurso, sin responder nada concreto. Y hasta incluso también echó mano a la demagogia afirmando que no quiere ningún ajuste.

La denuncia que hizo Nicolás del Caño y el Frente de Izquierda durante toda la campaña contra los candidatos del ajuste, la confirmaron Macri y Scioli en la polémica.

Los periodistas que analizaban el debate en el programa de Jorge Lanata (todos con claras simpatías hacia Macri) evidenciaron sus dudas sobre el punto de la discusión económica. Para Jorge Fernández Díaz (La Nación) el debate sobre la economía dejó un “sabor amargo” y el corresponsal en la Argentina del diario El País (Carlos E. Cue) afirmó que Scioli le habló a esos millones votantes de Massa, para intentar convencerlos de que Macri es el ajuste, pero “hay que ver si lo logró”.

En síntesis, casas más casas menos, en el debate no se sacaron mayores ventajas en un contexto en el que Macri venía adelante por el triunfo político que tuvo en octubre.

Pero en un balotaje inédito y una experiencia también inédita de un debate que tuvo más de 50 puntos de rating, un millón ochocientos mil menciones en twitter; queda por ver si se extiende la duda sobre el “peligro” del ajuste que Scioli sembró sobre Macri y el oficialismo logra achicar las brechas que hoy lo separan de Cambiemos.

Nicolás del Caño y los referentes del Frente de Izquierda participaron activamente desde las redes sociales, denunciando cada una de las mentiras de Macri y Scioli y aprovechando también esta instancia para la campaña por el #VotoEnBlanco. Varios medios nacionales tomaron nota de estas intervenciones.

Si en algo están empatados hace rato los dos candidatos nacidos del riñón del menemismo, es en la disposición a ajustar y a hipotecar nuevamente el país. El voto en blanco o nulo será un mensaje de resistencia y también hizo escuchar su voz desde las redes durante la “cadena nacional” de #ArgentinaDebate.

No podemos afirmar si ganó Macri o Scioli, lo que no quiere decir que la paqueta velada en la Facultad de Derecho no haya tenido un ganador claro y contundente.






Temas relacionados

#VotoEnBlanco   /   #ArgentinaDebate   /   #DebatePresidencial   /   Balotaje   /   Mauricio Macri   /   Daniel Scioli   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO