Política Estado Español

LOS DATOS DUROS DEL 20D

Azul, rojo y morado: la geografía social del voto en Madrid

El norte de la ciudad, azul y naranja; el sur morado y rojo. Son los colores que trazan el mapa social del voto en Madrid. En el norte, las zonas más ricas, gana el PP seguido por Ciudadanos. En los barrios obreros y zonas pobres del sur, Podemos le come terreno al PSOE, mientras IU, a pesar de la caída, hace su mejor elección.

Josefina L. Martínez

@josefinamar14

Martes 22 de diciembre de 2015

Simpatizantes de Podemos muestran su alegría tras conocerse los primeros datos del escrutinio de las elecciones generales, en la Plaza del Reina Sofía, en Madrid. Foto: EFE/Fernando Villar

El PP mantuvo este domingo la primera posición en la Comunidad de Madrid (13 escaños y el 33,4% de los votos), su tradicional feudo conservador, aunque perdió gran parte de sus escaños, pasando de 19 a 13 y dejó en el camino 600.000 votos.

Pero el dato fundamental ha sido el ascenso de Podemos ubicándose como segunda fuerza, con 8 escaños y 21% de los votos (745.132). En tercera posición se ubica Ciudadanos (18,79% y 7 escaños), mientras el PSOE se hunde hasta el cuarto lugar, con solo 17,90% votos y 6 escaños (perdiendo 4 y nada menos que 250.000 votos respecto a 2011). En el caso de Izquierda Unida-Unidad Popular, logra en Madrid los únicos dos diputados –con lo que no podrá formar grupo parlamentario propio- que le representarán en el Congreso. La candidatura de Alberto Garzón obtiene un 5,26% de votos y pierde un escaño. Su candidatura ha convencido a casi 185.000 madrileños, en el marco de su segunda peor elección desde su fundación en 1986, en la que perdió casi la mitad de sus votos y nueve escaños.

El bipartidismo obtuvo así el peor resultado de su historia en la Comunidad de Madrid. En 2011, PP y PSOE sumaban 29 diputados, mientras que ahora se quedan con 19.

Resultados Generales Comunidad de Madrid 201 y 2015. Ministerio del Interior.

Una primera lectura del resultado en Madrid Capital, en el que destaca la emergencia de Podemos en el segundo puesto, sugiere que el gobierno de Ahora Madrid, encabezado por Manuela Carmena –e integrado por Podemos-, logra mantener una buena imagen en los primeros seis meses al frente del Ayuntamiento.

Aunque el gobierno del “cambio” se ha caracterizado por su moderación y no se perciben grandes cambios en Madrid, tampoco han ocurrido las catástrofes que pregonaba el PP. Como dicen muchos, “estos, al menos, no roban”. Ese sentimiento y las “ganas de cambiar” para terminar con el gobierno del PP, mientras que el PSOE es percibido como más de lo mismo, ha fortalecido especialmente a Podemos.

En ese marco, el PP se mantuvo como primera fuerza de la capital (con un 35,7% de votos), pero perdiendo la hegemonía conservadora que tenía hasta hace poco (en las últimas elecciones de 2011 el PP logró un 51,6% de sufragios).

El segundo lugar de Podemos en la capital (con un 20,83% de votos), superando a Ciudadanos (17,41%) y al PSOE (16,99%), da cuenta de un claro voto contra el PP-PSOE, los partidos que han gestionado la crisis capitalista en todo el Estado, y también en Madrid. Y este es también el caso de IU-UP, que se queda en el quinto puesto (5,33%), representando una franja menor pero significativa de un voto que fue leído “a la izquierda” de Podemos, a pesar de que entre ambas formaciones no existen mayores diferencias programáticas y ambas defienden una estrategia reformista.

Pero estos números son insuficientes para dar cuenta de la composición sociológica de los votantes, en una ciudad de 3.165.235 habitantes (una cifra que se duplica con la inclusión de su área metropolitana, alcanzando los 6.543.031 de personas).

El norte azul-naranja; el sur, de rojo a morado

En un paseo por el barrio de Salamanca es posible contemplar las vitrinas de marcas internacionales de lujo como Hugo Boss, Gucci, Chanel y Cartier. Este barrio de coquetos cafés y casas señoriales es territorio indiscutido del PP.

El PP obtuvo este domingo un 51,95% de los votos en ese barrio de ricos, seguido por Ciudadanos con el 19,31% mientras Podemos se quedaba en tercer lugar con el 11,71% (la mitad de la media nacional), el PSOE arañaba el 10% y la fuerza de Alberto Garzón, IU-UP obtenía un 3,3%.

Resultados Distrito de Salamanca. Ministerio del Interior.

Resultados similares obtiene el PP en otros barrios del norte de la ciudad como Chamartín o Tetuán, con el 51,63% y el 38,39% respectivamente, frente a un 11,12% y 18,82 de Podemos en esas zonas.

En cambio, en los barrios más pobres del sur, históricos dormitorios obreros con una gran población de trabajadores y parados, como Puente Vallecas, o Usera, el orden se invierte.

En Puente Vallecas, Podemos obtiene un 32,35%, el PSOE cae al 25,86% y el PP se queda en el 20,7%. En 2011, en cambio, tanto el PSOE como el PP alcanzaban cada uno un 38% de los votos. Podemos se alza también como la fuerza más votada en Centro, Usera, Vicálvaro y Villa de Vallecas (este último es el barrio de residencia de Pablo Iglesias). Por su parte, el PSOE consigue ser el principal partido de Villaverde, aunque seguido a poca distancia por Podemos.

Resultados Distrito de Puente Vallecas. Ministerio del Interior.

Aunque retrocediendo de los resultados en la pasada Legislatura, Izquierda Unida-Unidad Popular –que hizo en Madrid su mejor elección- cosecha una franja significativa de voto en históricos barrios populares como Puente Vallecas, 7.811 votos (6,71%); Villaverde, 4.400 votos (6,29%) o Carabanchel, con 7.215 (5,86%). Su mejor resultado, en el distrito Centro, con casi el 8% de los votos (5.623), seguido de Arganzuela, con 6.430 votos (6,82%).

Resultados Distrito Centro. Ministerio del Interior.

En la zona sur a de la Comunidad de Madrid, el llamado ’cinturón rojo’ del área metropolitana sur, una zona donde los socialistas volvieron a lograr adeptos en las municipales –tras haberlo perdido en manos del PP hace años-, esta vez Podemos le come terreno al PSOE en grandes ciudades.

En Parla, Getafe, Leganés y Móstoles, Podemos ha sobrepasado al PSOE, convirtiéndose en primera fuerza. En el caso de Leganés, por ejemplo, se produjo un empate técnico entre el PSOE y Podemos, que quedaron segunda (24,64%) y tercera (24,31%) fuerza respectivamente. El PP mantiene la cabeza, pero pierde 16 puntos desde el 2011. El PSOE también tiene una caída pronunciada, de hasta 17 puntos respecto a 2011 y 5 puntos respecto a las autonómicas.

Las aspiraciones sociales y la estrategia reformista

Gran parte de los votantes de Podemos e Izquierda Unida-Unidad Popular son trabajadores y sectores medios arruinados por la crisis, que aspiran a terminar con los recortes, el paro masivo, la usura de las hipotecas y los desahucios, generalizados en los gobiernos del PP y PSOE.

En el caso de Podemos, su altísima votación también muestra lo hondo que ha calado, desde su irrupción en las pasadas elecciones europeas, su discurso contra la casta política, contra las “puertas giratorias” y la denuncia de las “relaciones íntimas” de los políticos corruptos con los empresarios, los grandes medios de comunicación y los poderosos. Aunque este discurso se fue descafeinando en el último período para dar lugar a un discurso más sosegado, contra la corrupción y por una reforma constitucional.

El marcado giro al centro de Podemos, sus promesas de actuar con “responsabilidad de Estado” reivindicando los "pactos por arriba" con los partidos del Régimen como en el ’78, sus candidatos impresentables como el general Julio Rodríguez en Zaragoza o un Guardia Civil en Cádiz, la moderación de su programa, etc., llevarán a que esas aspiraciones se transformen, más pronto que tarde, en nuevas frustraciones.






Temas relacionados

Elecciones 20D   /   Política Estado Español   /   Ciudadanos   /   Izquierda Unida   /   Podemos   /   Madrid   /   PSOE   /   Partido Popular (PP)   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO