Internacional

BRASIL

Bolsonaro elige a una pastora evangélica antiderechos para el Ministerio de la Mujer

La pastora evangélica Damares Alves, furiosa opositora del derecho al aborto y de la educación sexual, será la ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos del gobierno de Bolsonaro.

Viernes 7 de diciembre de 2018 | 13:34

El ultraderechista Jair Bolsonaro sigue eligiendo a los futuros miembros de su gabinete. Entre empresarios, militares, negacionistas de cambio climático, homofóbicos y racistas, le llegó el turno a quién se hará cargo de la cartera de "La mujer y a familia".

El Ministerio cuyo nombre completo es "de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos" quedará en manos de la pastora evangelista Damares Alves, quien hasta ahora trabajaba como asesora en el Senado.

Alves tiene un largo historial de militancia contra el derecho al aborto y se declaró en contra de la educación sexual. Pero no solo eso llegó a decir que la educación publica ya no era adecuada y que ahora la nueva escuela debería ser la Iglesia.

En un vídeo de 2016, se puede ver a Alves afirmar que "es hora de que la Iglesia gobierne", en el marco de un discurso inflamado de conservadurismo. La futura ministra es una abanderada de la lucha contra lo que los evangelistas llaman la "ideología de género" en las escuelas.

El anuncio lo hizo el secretario de la presidencia Onyx Lorenzoni, manchado por escándalos de corrupción y financiamiento ilegal, quien en conferencia de prensa indicó que "Por orden del presidente Jair Bolsonaro, presento a la ministra Alves, quien se encargará de la cartera de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos".

Según fuentes cercanas a Bolsonaro, a esa nueva cartera será asignada también la Fundación Nacional del Indio (Funai), que regula todo lo relativo a los pueblos originarios, despreciados por el presidente ultraderechista.

Alianza evangélica contra los derechos de las mujeres

Damares Alves es abogada y se desempeñaba hasta ahora como asesora de un frente parlamentario evangelista y del senador Magno Malta, uno de los impulsores de la candidatura presidencial de Bolsonaro y, como ella, pastor de una iglesia evangélica.

Como pastora, Alves señaló en reiteradas oportunidades que las mujeres "nacieron para ser madres", y que ese es su rol en la sociedad actual. A contramano del enorme movimiento de mujeres que se replica alrededor del mundo y que pelea por derechos e igualdad, Alves quiere volver al medioevo y confinar a las mujeres al hogar con la única función de ser madres.

Además, es favorable a restringir aún más la ya restringida ley del aborto, criminalizándolo incluso en casos de violación y riesgo de vida para la mujer.

Este currículum debería ser más que suficiente para entender que Damares Alves no puede estar al frente de las políticas para la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos. Sus declaraciones, así como las de el futuro ministro de Educación Ricardo Vélez Rodríguez, enemigo de la "izquierda rabiosa", de la educación sexual en las escuelas, y a favor de censurar a los docentes, muestran lo que depara el futuro gobierno para las mujeres, los pobres y los jóvenes: más represión, la eliminación de derechos y un avance ideológico de la iglesia evangélica sobre distintos sectores de la sociedad.

La injerencia de la Iglesia en el Estado sólo garantiza más retrocesos en derechos fundamentales como el ya limitado derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos o de vivir plenamente su sexualidad.

El Gabinete del futuro gobierno de Bolosnaro, y sus profundos lazos con la Iglesia evangélica, hacen más que urgente la lucha por la separación de la Iglesia del Estado. Se trata de una lucha que se extendió por distintos países del continente pero que hoy en Brasil se enfrenta a la amenaza concreta de que se vean eliminados incluso los más mínimos derechos conquistados con años de lucha.






Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /   Aborto legal, seguro y gratuito   /   Mujeres   /   Aborto   /   Brasil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO