Economía

ESTADO ESPAÑOL AJUSTE

Bruselas exige un recorte de nueve mil millones en las cuentas españolas

Recortes: esta vuelve a ser la receta de la Unión Europea (UE) para el Estado español. Según ha anunciado Bruselas el objetivo de reducir el déficit público se volverá a incumplir en 2015 y 2016. Para Bruselas, el gobierno que salga de las próximas elecciones tendrá que recortar 9000 millones.

Asier Ubico

Zaragoza

Sábado 7 de noviembre de 2015

Foto: EFE/ Fernando Alvarado

Después de la regañina que a principios de Octubre Wolfgang Schauble lanzó al Comisario Europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, por decir que el gobierno español no iba a cumplir el déficit marcado por la Comisión Europea, el diario El País publicó el informe de la reunión que mantuvo el ministro español con la Comisión Europea para evaluar los presupuestos que permitirían unos mayores ajustes.

Así pues se confirma la tendencia a la baja de la economía española, ya de por sí débil y en estado grave. Según la Comisión Europea, el PIB español reducirá su crecimiento un 3,1% en 2015 y un 2,7% en 2016, muy por debajo de lo anunciado por el Gobierno del PP. A su vez, se corrigen las previsiones del objetivo de reducción del déficit público español debido a las modificaciones realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Siendo el objetivo marcado en un 4,2%, al finalizar este año se dispara al 4,7%.

La UE plantea que la solución para cumplir con los objetivos marcados para los próximos años será que el próximo gobierno siga recortando salariales y derechos de los trabajadores a la vez que pida un año adicional para cumplir con los “deberes” que exige la UE.

Como decíamos en Izquierda Diario, el relativo aumento de la actividad es más bien débil, frágil y muy condicionada por los vaivenes de la economía internacional. Los principales organismos internacionales y agencias de calificación ya reconocen el paulatino desinfle de la economía china, las tendencias recesivas en América Latina y las dificultades de EEUU para volver a niveles previos de la crisis. Este conjunto de factores, que hace augurar una posible inestabilidad económica, son confirmados por la Comisión: “la volatilidad en los mercados financieros, las expectativas de subidas de los tipos de interés en Estados Unidos y las tensiones políticas” junto a “la desaceleración considerable de las economías emergentes”, son todas malas señales.

La UE y el Estado español remarcan constantemente su “preocupación” por la deuda pública. Como señalábamos en otros artículos, el volumen total de la deuda privada es mucho más alto que la pública. El trasvase de deuda privada (rescate bancario) a la deuda pública fue uno de los mecanismos del Estado para reguardar los intereses de los grandes banqueros españoles.

Cumplir con los objetivos de reducción del déficit público no significa otra cosa que recortar en derechos sociales y salariales de los trabajadores. Es más que evidente que estos representantes de los grandes capitalistas no van a “recetar” planes de ajustes para los culpables de la crisis, ellos mismos. Lo que quieren es que sigamos siendo los trabajadores los paganos de la crisis.






Temas relacionados

Bruselas   /   Deuda   /   Partido Popular (PP)   /   Internacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO