Internacional

FRACCIÓN TROTSKISTA - CUARTA INTERNACIONAL

Contra el golpismo de Trump y Guaidó: que los trabajadores encabecen la lucha contra la agresión imperialista y la miseria a que son sometidos

Abajo el intervencionismo imperialista en Venezuela

Domingo 28 de abril | 14:42

Movilización del Frente de Izquierda a la embajada de Estados
Unidos en Buenos Aires el pasado 28 de febrero

Leer todos los artículos: La situación mundial y los combates del socialismo internacionalista

Extractos de la declaración de la FT-CI, que puede leerse completa aquí.

  •  1. Quienes suscribimos esta declaración repudiamos los intentos de golpe en Venezuela planificados en Washington entre el gobierno de Trump y la oposición de derecha venezolana, apoyado por sus agentes directos en América Latina, los gobiernos de la derecha continental agrupados en el llamado “Grupo de Lima” y las principales potencias imperialistas europeas. […]
  •  2. Pretenden ocultar esta política neocolonizadora invocando la defensa de la “democracia”, los “derechos humanos” y la “ayuda humanitaria”. Pero los gobiernos de los Estados Unidos desde siempre han promovido todo tipo de intervención militar y política contra los pueblos del mundo. La hipocresía no puede ser mayor […] Los funcionarios del gobierno de Trump […] están entre los más entusiastas agitadores del golpe. Pero no están solos. El partido demócrata acompaña esta política imperialista, incluso sus referentes que se presentan como “anti-establishment” como Bernie Sanders o Alexandria Ocasio-Cortez, lejos de lanzar una gran campaña en el propio Estados Unidos contra esta ofensiva neocolonizadora sobre América Latina, avalan los argumentos hipócritas de la “ayuda humanitaria” y la “defensa de la democracia” esgrimidos por Trump.
  •  3. Los gobiernos del continente que integran el llamado “Grupo de Lima”, encabezados por Piñera, Macri, Bolsonaro y Duque, se han sumado a esta cruzada intervencionista y golpista, mientras en sus propios países atacan los derechos y libertades democráticas para imponer ataques contra los trabajadores, como las contrarreformas laborales, y planes de ajuste y entrega dictados por el FMI y el imperialismo. Junto con ellos, la ofensiva golpista también cuenta con el apoyo de diversos gobiernos europeos, encabezados por los imperialismos francés, español, alemán y británico. Por su parte, el diálogo con los golpistas impulsado por el Vaticano, y algunos países como México, no puede implicar ninguna salida favorable para los trabajadores en tanto “salida negociada” con el imperialismo y sus sirvientes locales.

    Acto del FIT del 29 de enero de 2019 frente a la Cancillería argentina en la Ciudad de Buenos Aires para repudiar la ofensiva golpista en Venezuela por una salida propia de la clase trabajadora.

  •  4. La derecha golpista de Venezuela utiliza la situación de catástrofe económica y social del país, y el hartazgo de las masas con la política económica antiobrera, antipopular y represiva de Maduro, para buscar una base interna para el golpe. Pero pretenden aplicar un nuevo saqueo a las grandes mayorías, un duro plan neoliberal, pomposamente llamado “plan país” con las recetas tan conocidas para los pueblos latinoamericanos, como privatizaciones, mayor endeudamiento, despido de empleados públicos, etc. No puede sorprendernos, es la misma derecha golpista, patronal y proimperialista que ya dio el golpe contra Chávez en 2002.
  •  5. Esta condena al intento de golpe no implica darle ningún aval y apoyo político al gobierno de Maduro, que prácticamente co-gobierna con las FF.AA., y que es el responsable de llevar a la encerrona en la que se encuentra el pueblo venezolano. Desde el comienzo el chavismo estableció un régimen con las Fuerzas Armadas como principal sostén de su poder, en el cual el papel asignado a las masas era movilizarse de manera controlada por el gobierno, donde se estatizaron las organizaciones populares y buena parte del movimiento obrero. Chávez logró importantes niveles de autonomía política frente al imperialismo […] Sin embargo, a pesar de la retórica sobre una “revolución” y el “socialismo del siglo XXI”, no rompió con la inserción subordinada y dependiente del país en el capitalismo imperialista, al tiempo que alentaba la idea de un supuesto “desarrollo nacional” con una hipotética burguesía “patriótica y productiva” […] cuando pasó la bonanza el país se encontraba más dependiente que antes de la renta y las importaciones, con una altísima deuda pública externa y un hueco enorme en sus finanzas producto de la multimillonaria fuga de capitales.
  •  6. Al desplomarse los precios del petróleo y tener enfrente el vencimiento de plazos para pagar la deuda pública, Maduro optó por garantizar los intereses del capital financiero internacional y de los fugadores de la renta, aplicando un duro ajuste contra el pueblo. […] Lejos de tomar alguna medida antiimperialista inició un curso entreguista […] Lejos de revertir el saqueo de la renta, condujo a los trabajadores y el pueblo pobre a un brutal ajuste hiperinflacionario que pulverizó los salarios, ajuste del que son arte y parte los empresarios privados. […] Es todo este cuadro lo que ha permitido a la derecha conquistar nueva base social de masas, capitalizando para sí el repudio masivo contra el gobierno, ante la ausencia de una alternativa obrera y popular.

    Christian Castillo, dirigente del PTS/FIT, en la CNN contra el golpe en Venezuela

  •  7. El plan original de la derecha venezolana, que era dividir a las fuerzas armadas y que estas dieran un golpe contra Maduro ha fracasado hasta el momento. El pasado 23 de febrero, la derecha y el imperialismo tuvieron un importante revés al fallar su intentona golpista en la que pretendieron utilizar la “ayuda humanitaria” para concretar la política de “cambio de régimen” […] A partir de allí se ha abierto un impasse. Estados Unidos amenaza con la invasión militar pero no cuenta con la relación de fuerzas internas ni el “consenso” externo para invadir Venezuela […] En este marco, la clave de la política imperialista pasó a ser el ahogo económico y una agresiva confiscación de bienes y recursos: el gobierno de Trump con el aval de la derecha golpista […] Este es un acto de injerencia sin precedentes, que no solo pisotea la soberanía nacional sino que agrava las condiciones de vida del pueblo venezolano.
  •  8. […] Guaidó es tan hipócrita como sus socios imperiales. Llora lágrimas de cocodrilo por los hospitales sin luz, pero pide intervención militar directa, al tiempo que apoya la confiscación de los bienes y recursos de Venezuela por parte de los EE.UU. y su utilización para abultar las cuentas del capital usurero internacional en concepto de la deuda pública […]
  •  9. La alternativa es la movilización obrera y popular contra la intentona golpista y cualquier tipo de injerencia imperialista y contra los planes de ajuste, ya sea el que implementa el gobierno de Maduro o el “Plan País” de Guaidó. Quienes suscribimos esta declaración sostenemos que Venezuela debe ser gobernada por sus trabajadores y dar pie a una profunda reorganización que ataque los intereses de los capitalistas y el imperialismo para dar satisfacción a las apremiantes necesidades populares. Con este objetivo luchamos por la autoorganización de los trabajadores y proponemos un programa obrero de emergencia […]
  •  10. La lucha por un programa de estas características llevará a conquistar la independencia de las organizaciones obreras, lo que implica la expulsión de la burocracia oficialista de los sindicatos, que juega un rol traidor, actuando como funcionarios del gobierno dentro del movimiento obrero, así como desplazar también a la burocracia sindical que responde a la derecha y pretende limitar al movimiento obrero a ser pieza de la ofensiva golpista de Guaidó. […]
  •  11. Desde la Fracción Trotskista-Cuarta Internacional (FT-CI), desde nuestras organizaciones en cada país y desde la red de diarios La Izquierda Diario somos parte de las movilizaciones que se han desarrollado con este contenido, como las convocadas por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores en Argentina. Llamamos a la más amplia movilización de los trabajadores de todo el mundo, y especialmente en los países imperialistas que están comprometidos con la ofensiva en Venezuela, así como en toda Latinoamérica, contra esta intentona golpista y la injerencia imperialista, con independencia del gobierno de Maduro, por una salida política de los trabajadores para Venezuela y para la unidad socialista de América Latina y el Caribe.

    18 de marzo de 2019






    Temas relacionados

    Venezuela   /   Internacional

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO