Géneros y Sexualidades

#NIUNAMENOS

Crece el apoyo a las mujeres en huelga de hambre contra la violencia machista

Entrevistamos en Sol a Martina Gómez y Celia Rodríguez, dos de las mujeres en huelga de hambre contra la violencia machista.

Clara Mallo

Madrid | @ClaraMallo

Viernes 24 de febrero de 2017 | 18:22

Forman parte de las seis mujeres pertenecientes a la asociación Ve-la-luz que decidieron iniciar el pasado 9 de febrero una huelga de hambre indefinida. Su objetivo es que se asuman veinticinco puntos que consideran claves para luchar contra la violencia machista, y tras quince días en huelga dicen no parar hasta conseguirlos.

Entre las medidas que incluyen en el manifiesto piden que se contemple la figura de feminicidio. Con estos veinticinco puntos, según el manifiesto, se garantizaría una adecuada protección para las víctimas de la violencia de género.

La presencia de estas mujeres en la Puerta del Sol de Madrid ha causado multitud de apoyos. El pasado miércoles tuvo lugar una multitudinaria concentración que sobrepasó las expectativas de las huelguistas, pero se quejan de no haber recibido ningún apoyo por parte del Ayuntamiento.

¿De dónde viene esta convocatoria? ¿Cómo estáis organizadas?

M: Nosotras formamos parte de una asociación que es de A Coruña y que se llama Ve la luz, pero trabaja en ámbito nacional. Por ejemplo, yo soy de Lugo, hay una compañera de Toledo, de Madrid, Barcelona... Es una asociación por tanto de ámbito nacional y que trabaja contra la violencia de género, con las mujeres que la sufren y con los menores que la sufren también.

¿Cómo y por qué habéis decidido iniciar esta huelga de hambre?

M: En realidad son puntos muy personales, cada una tiene su motivo, por ejemplo, yo he decidido venir aquí para visualizar este problema. Sobre todo, porque creo que cuando una mujer pide ayuda tiene que haber una acción desde el minuto cero por parte de las instituciones. Una mujer cuando sufre violencia de género y da el paso de poner en conocimiento su caso lo que se encuentra es que está sola. Ni las instituciones saben ayudarla, ni quieren, ni pueden.

El caso de la violencia de género es un abandono total por parte de las instituciones no solo para las mujeres que la sufren.

Los menores, por ejemplo, además de lo económico que es muy importante, tampoco están amparados con la ayuda psicológica. Además el familiar que queda a cargo de los menores no está reconocido por la ley de violencia de género por lo que no tiene derecho a ninguna ayuda.

Es muy importante que cuando hay una denuncia realmente haya una protección. Porque es un arma de doble filo. La mujer vuelve a casa después de haber denunciado y encuentra a su marido más cabreado. Es muy peligroso para ella. Yo no puedo decir que no esté de acuerdo con las denuncias, pero sí que es verdad que solo sirven para formar parte de una estadística, no para una protección y lo que tienen es que implicarse a dar una protección.

¿Cuáles son vuestras principales reivindicaciones?

M: Bueno, hay veinticinco, pero en mi caso es que el 100% de la orfandad se les conceda a los huérfanos por violencia de género y que no se base en la cotización de la madre.

Que la ayuda psicológica sea de por vida, tanto para los hijos como para las mujeres que sufren violencia. Porque una mujer que sufre este tipo de violencia es una mujer tocada de por vida. Hay muchos puntos que pedimos, pero estos son los que yo tengo muy presentes. Otros son las casas de acogida, la supresión de los puntos de encuentro con el padre de los hijos, y otros puntos muy lógicos pero que no están contemplados en la legislación actual o no se cumplen en la práctica.

¿Cómo valoras ahora la protección actual que dicen desde el gobierno que hay hacia las mujeres que sufren violencia machista?

M: Cero. Ninguna.

¿Durante estos días qué apoyos habéis recibido?

M: El miércoles por ejemplo hubo una concentración masiva aquí en Sol. Y bueno, a nivel ciudadano hay muchísima participación. A nivel de los medios de comunicación también hemos sentido como se han volcado por completo con esta huelga. Pero el problema es que quien tiene que mirar, mira para otro lado. Y cuando me preguntan, no sé ni cómo contestar porque la verdad es que no se entiende. No se entiende cuántas tienen que ser asesinadas para que se dignen a mirar hacia nosotros.

C: Los apoyos que hemos recibido han venido de la gente fundamentalmente. Del Ayuntamiento cero, nada, es que ha sido únicamente la gente. Por parte del Ayuntamiento de Madrid no hemos recibido ayuda ninguna. Nos ofrecieron una carpa que más que una carpa era un colador, y ya está. Después se la llevaron porque ese día que nos la trajeron amanecimos mojadas.

¿Hasta cuándo pensáis continuar con la huelga? ¿Cuál es ahora vuestro objetivo?

C: Esta huelga es indefinida. Queremos conseguir que se incluyan estos veinticinco puntos. Así que depende de ellos hasta donde llegaremos.

Este sábado está llamada una nueva convocatoria en las redes sociales para rodear de solidaridad a las mujeres en huelga de hambre en Sol. Ellas seguirán allí, y multiplicarán su voz con la de miles de otras mujeres.






Temas relacionados

violencia contra las mujeres   /   #NiUnaMenos   /   Violencia machista   /   Madrid   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO