Política Estado Español

SALARIO MÍNIMO

No hay regalo de Reyes: El Gobierno “progresista” congela la subida del SMI para 2021

El Consejo de Ministros ha prorrogado el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 950 euros en catorce pagas anuales para el 2021, pero se descarta por el momento la subida para el próximo año, sin establecerse además fecha para su revisión. Un golpe para Yolanda Díaz, Ministra de Trabajo de IU, así como para los sindicatos CCOO y UGT que, en un mar de precariedad y ajustes sociales, buscaban agarrarse de medidas limitadas como la subida del SMI para justificarse.

Jaime Castán

@JaimeCastanCRT

Sábado 2 de enero

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, saluda al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)

El pasado martes el Consejo de Ministros aprobaba la prórroga del real decreto que estableció una subida del 5,5% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2020, hasta los 950 euros mensuales por catorce pagas. De esta manera se congela el SMI para el próximo 2021 y no habrá regalo de Reyes "progre", como venía prometiendo Unidas Podemos.

El Gobierno lo ha justificado diciendo que la prórroga tiene el objetivo de dar más margen a la “negociación del diálogo social” para acordar la nueva subida. Sin embargo, no establece una fecha para dicha revisión.

La resolución del Consejo de Ministros ha sido un golpe para la Ministra de Trabajo de IU, Yolanda Díaz, que había tratado el pasado lunes de orquestar una reunión para abordar el tema de una nueva subida a comienzos del próximo año, pero que fue suspendida por el propio Gobierno. Por su parte, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, como la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ambas del PSOE, ya venían siendo partidarias de aplazar la decisión de la subida a mediados de 2021.

En cualquier caso, el Gobierno “más progresista de la historia” va a congelar la subida del SMI sine die, con la excusa del “diálogo social”, que no es otra cosa que negociar y ceder ante la CEOE. Yolanda Díaz y Unidas Podemos se tragan de nuevo la política del PSOE en un tema delicado, puesto que la subida del SMI es una de las pocas medidas a las que se han venido agarrando para justificar su participación en un gobierno neoliberal del PSOE. Lo mismo que las grandes centrales sindicales, como CCOO y UGT, que ni están ni se las espera, pero que venían reclamando en el discurso la subida del SMI a los 1.000 euros.

Una situación que pone en evidencia la realidad de la “mesa de negociación” entre el Gobierno “progresista”, la CEOE y las grandes centrales sindicales. El Gobierno de PSOE-UP es un gobierno del IBEX35 que se ha endeudado con Bruselas y la banca para financiar a las grandes empresas como salida a la crisis en el marco de la pandemia. Y esta política neoliberal exige nuevos ajustes sociales, como ya estamos viendo con las pensiones.

Así, medidas del todo insuficientes y limitadas como las subidas del SMI planteadas desde el Gobierno, que no se ajustan al coste real de la vida y en un contexto de precariedad, desempleo e incumplimiento empresarial, ni si quiera se están aplicando de forma sistemática. Mientras tanto, las reformas laborales o la ley de Extranjería, que son el marco legal clave de la explotación y precariedad que se está viviendo sobre todo entre la juventud y las personas migrantes, siguen más vigentes que nunca.

La participación de UP en el Gobierno, lejos de “presionar” al PSOE con supuestas “tensiones” que son palabras vacías, está justificando y lavando la cara de unas políticas que son esencialmente neoliberales, calcadas a las que aplica cualquier gobierno capitalista europeo como el de Macron o Conte. Por su parte, CCOO y UGT siguen sin hacer oposición a dichas políticas, siendo las grandes garantes sindicales de la paz social.






Temas relacionados

Yolanda Díaz   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Política Estado Español   /   CEOE   /   CCOO   /   UGT   /   Salario mínimo   /   Salario

Comentarios

DEJAR COMENTARIO