Internacional

VIOLENCIA MACHISTA

El Parlamento ruso avanza en la despenalización de la violencia machista

La Cámara Baja del Parlamento ruso aprobó este miércoles despenalizar la violencia machista cuando esta no causa "daños graves" a la mujer. La medida provocó una indignación generalizada.

Juan Andrés Gallardo

@juanagallardo1

Miércoles 25 de enero de 2017 | 17:38

El Parlamento ruso aprobó este miércoles por abrumadora mayoría un proyecto de ley que reducirá algunas penas por violencia machista, en un hecho que aviva la preocupación entre las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres, que temen que la iniciativa legal fomente los abusos.

Según el proyecto, sólo cuando el agresor golpea al mismo familiar en más de una ocasión en el plazo de un año podrá ser procesado por la vía penal y castigado con la cárcel, y eso si el agredido logra demostrar los hechos, porque la justicia no actuará de oficio en estos casos.

La nueva legislación, que la Duma (Cámara baja) aprobó en la segunda de tres rondas de votaciones por 385 votos a favor y dos en contra, reduce la gravedad de una agresión por parte de un pariente a la categoría de delito civil, en lugar de un delito penal, en los casos en que víctima no haya "sufrido un daño grave". Se trata de una definición completamente arbitraria que habilita todo tipo de abusos.

El presidente Vladimir Putin y su partido apoyan el cambio legal, con el increíble argumento de "proteger el derecho de los padres a disciplinar a sus hijos y reducir la capacidad del Estado de inmiscuirse en la vida familiar".

"Esta es una votación histórica porque en algunos países el papel del Estado en la vida familiar es excesivo", dijo Andrei Isayev, un diputado de Rusia Unida. "La votación de hoy pondrá fin a esas prácticas en Rusia".

Las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres aseguran por el contrario que la votación de este miércoles constituye un paso atrás. "Esta ley llama a la exoneración de los tiranos en el hogar", dijo Maria Mokhova, directora ejecutiva de "Sisters", un centro para víctimas de abusos de género.

El mensaje es: No castiguemos a una persona que en casa golpeó a su familia, solo porque tiene el derecho de hacerlo

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo a periodistas en una conferencia telefónica que era importante distinguir entre "relaciones familiares" y reiterados casos de violencia. Es decir una apreciación absolutamente subjetiva y que deja desamparadas y sin sustento legal a las victimas de la violencia machista, cuando esta se produce en el ámbito domestico.

Cada año, cerca de 14.000 mujeres mueren en Rusia a manos de sus maridos u otros familiares, según un informe divulgado por Naciones Unidas el 2010.

El Kremlin sin embargo insiste en apoyar la ley diciendo que "no hay que confundir los conflictos familiares con la violencia doméstica".

Los diputados aprobaron este miércoles el proyecto de ley en segunda lectura y, de no mediar diferencias, lo harán en tercera lectura este viernes, con lo que a partir de entonces las agresiones y la violencia machista en el ámbito doméstico acarrearán sólo responsabilidad administrativa.

De acuerdo con los expertos en violencia de género, el 90 por ciento de los denunciantes en Rusia no acuden a los juzgados porque el procedimiento es muy engorroso.

Los autores de la iniciativa, del partido de Putin, argumentan que tan sólo quieren despenalizar las palizas que no ocasionen daño a la salud de las víctimas

De acuerdo con las encuestas, casi un 60 por ciento de los rusos respaldan una reducción del castigo para conflictos menores en el seno familiar. Como contrapartida las estadísticas indican que una mujer muere cada 40 minutos en Rusia víctima de la violencia de género, mientras que el 40% de los los crímenes violentos tienen lugar en el ámbito doméstico.






Temas relacionados

#NiUnaMenos   /   Violencia hacia las mujeres   /   Rusia   /   Vladímir Putin   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO