Cultura

LIBROS

“El chico gitano”, la estremecedora autobiografía de Mikey Walsh

El libro de Mikey Walsh es todo un bildugnsroman sobre su compleja infancia y adolescencia en un entorno hostil, marcado por el heteropatriarcado y sus violencias.

Eduardo Nabal

Burgos | @eduardonabal

Viernes 19 de abril | 17:48

“El chico gitano” es la historia de un clan, de una lucha padre-hijo encarnizada y desigual; de una alienación y empoderamiento sucesivos, de una batalla íntima y colectiva por la dignidad en un microcosmos donde se ve señalado por los prejuicios expresados de la manera más cruda y despiadada.

Las expectativas de la masculinidad dominante, la violencia física, la exclusión escolar, las costumbres ancestrales, los cambios en esas mismas costumbres, son algunos de los ingredientes del explosivo libro autobiográfico de Mikey Walsh, donde expone la dificultad de crecer en un entorno homófobo, masculinista, racializado y dominado por la violencia y la desestructuración.

Rompiendo algunos lugares comunes sobre cómo se ve desde fuera a la etnia romaní, “El chico gitano” arremete con furia, sin generalizaciones racistas, contra la violencia estructural de un sistema de vida vertebrado por el totalitarismo patriarcal, el silencio impuesto y la lucha por la supervivencia de un chico diferente en un clan ya señalado por la diferencia social y el estigma de conjunto en un mundo dominantemente payo.

Un relato estremecedor, no exento de humor y poesía, sobre la odisea de un chico condicionado por un cruce de estigmas que lo convierten en un “outsider” dentro de su propio entorno familiar y social más próximo. Radiante y tenebroso, el testimonio desgarrador de Walsh sirve de referente para gentes -también en otras culturas y etnias- que se enfrentan a marcados patrones de género, sexualidad y cortapisas para expresarse y vivir con creciente libertad.

Actualmente bloguero LGTB y narrador implacable de su causa dentro y fuera de sus raíces étnicas, Mikey Walsh nos deja un testimonio inolvidable de la lucha por la autenticidad en ámbitos hostiles.

El chico gitano, de Mikey Walsh
Lucía Barahona (Traductor). Capitán Swing






Temas relacionados

Crítica literaria   /   Gitanos   /   Crítica de libros   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO