Internacional

ESTADOS UNIDOS

El escandaloso mensaje xenófobo de Trump mientras lanza redadas antiinmigrantes

El Gobierno de Trump comenzó este domingo una redada nacional para expulsar migrantes de Estados Unidos, y envió un mensaje racista por las redes. La editora de Left Voice responde "No volveremos al lugar de donde vinimos".

Lunes 15 de julio | 12:45

Imagen: SHUTTERSTOCK

Este artículo fue publicado originalmente en Left Voice, portal en inglés, con base en Estados Unidos, que es parte de la red internacional de diarios La Izquierda Diario. En esta nota la editora de Left Voice responde a las Trump: "No volveremos al lugar de donde vinimos".

Donald Trump, no vamos a volver al lugar de donde venimos

Trump viene tratando de aterrorizar a los inmigrantes con redadas del ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ) y campos de concentración en donde son encarcelados y viven hacinados. Ahora dice que deberíamos irnos a casa. Pero siempre estuvimos acá y llegamos para quedarnos.

El domingo por la mañana, Donald Trump tuiteó "Es muy interesante ver a Congresistas Demócratas ’Progresistas’, que vienen originariamente de países cuyos Gobiernos son una catástrofe total y completa, los peores, los más corruptos e ineptos del mundo (si es que han funcionado como Gobiernos alguna vez), diciendo ahora alto y de forma agresiva al pueblo de EE.UU., la mayor y más poderosa Nación sobre la tierra, cómo debe gestionarse nuestro Gobierno". Y agregó "Por qué no vuelven y ayudan a arreglar los lugares totalmente destrozados e infestados de crimen de donde vinieron (...) Luego regresan y nos muestran cómo se hace. Estos lugares necesitan su ayuda desesperadamente, no pueden irse lo suficientemente rápido. Estoy seguro de que Nancy Pelosi estaría muy contenta de hacer rápidamente los arreglos para que viajen gratis!".

Mientras Trump redactaba este odioso tuit, el ICE llevó a cabo redadas en comunidades de inmigrantes, creando terror en vecindarios de todo el país. Las redadas comenzaron este domingo en varias ciudades importantes de Estados Unidos, incluyendo Los Ángeles, San Francisco, Nueva York, Chicago, Miami, Denver, Atlanta, Baltimore y Houston. Nueva Orleans fue la primera de las ciudades programadas para iniciar las redadas, pero estas fueron canceladas debido a las severas condiciones climáticas causadas por la tormenta tropical Barry.

En las ciudades seleccionadas, millones de inmigrantes están a la expectativa y sienten miedo. Organizaciones de todo el país están organizando talleres para que los inmigrantes conozcan sus derechos. Si ICE toca timbre, no abran la puerta; pase lo que pase, no abran la puerta. Estas redadas se producen semanas después de que Trump las haya anunciado inicialmente y luego cancelado por la oposición social que generó y por el escándalo sobre las condiciones en las que viven los migrantes que ya se encuentran en centros de detención.

El mensaje para los inmigrantes es claro: regresen al lugar de donde vinieron

Mientras Trump se ocupa de tuitear mensajes repletos de odio y el ICE está ocupado aterrorizando a los inmigrantes, el vicepresidente Mike Pence recorrió los centros de detención el viernes, donde 400 personas fueron encerradas en jaulas al aire libre bajo el calor sofocante de Texas. La prensa informó de un olor muy fuerte: las 400 personas no tenían acceso a duchas ni cepillos de dientes, y muchas de ellas habían estado detenidas durante más de 40 días. El hacinamiento ya se vuelve un rasgo más de estos centros de detención, que no cuentan con suficiente lugar para que cada migrante tenga siquiera una cama propia.

"Esto es difícil", dijo Mike Pence. Palabras completamente cínicas que están lejos de representar la situación que viven los migrantes. Esto no es "algo difícil", como dijo Pence, sino que estos centros de detención se han convertido en verdaderos campos de concentración.

Este cinismo también había llegado de parte del presidente Trump hace tan solo unos días cuando desde su cuenta de twitter dijo: "Muchos de estos inmigrantes ilegales están viviendo mejor ahora que de donde vienen, y en condiciones mucho más seguras".

Y así es como los políticos ven a la gente de color: esperan que estemos agradecidos incluso por las condiciones más horrendas, viviendo en jaulas bajo el sol e incluso sin techo sobre nuestras cabezas. Después de todo, como dijo Trump en una conferencia de prensa en enero de 2018, los inmigrantes venimos de "países de mierda", y como volvió a repetir este domingo, venimos de países cuyos gobiernos son una catástrofe completa y total, "los peores, más corruptos e ineptos del mundo (si es que tienen un gobierno que funcione)".

El tuit de Trump estaba claramente dirigido a un grupo de flamantes congresistas que incluye a Alexandria Ocasio Cortez (AOC), Rashida Tlaib, Ilhan Omar y Ayanna Presley. Pero sólo Omar, que es de Somalia, es una inmigrante de primera generación. Presley es una afroamericana nacida en Cincinnati; los padres de AOC (que nació en Nueva York) emigraron de Puerto Rico, una colonia americana; mientras que la familia de Tlaib (que nació en Detroit) viene de Palestina, cuyas condiciones están totalmente dictadas por la ocupación estadounidense-israelí. Pero los hechos no le importan a Trump, ni a los sectores de su base de supremacistas blancos.

Para ellos los negros y los morenos somos todos iguales después de todo; incluso si vivimos en Estados Unidos durante generaciones, Trump quiere que volvamos al lugar de donde venimos. Para él, somos violadores y criminales que tratan de apoderarse del estilo de vida estadounidense. Trump ha construido toda su campaña presidencial y su mandato sobre las bases de aterrorizar a los inmigrantes, desde la prohibición de los musulmanes hasta las redadas xenófobas del ICE.

Sin embargo, hay indicios de verdad en la declaración de Trump: en muchos de nuestros países de origen hay mucha corrupción, pobreza y delincuencia. Millones de personas huyen de estas condiciones. Pero lo que ni Trump ni los demócratas les dirán es que estas condiciones son el efecto directo de la intromisión de EE.UU.: de los golpes de Estado patrocinados y apoyados por EE.UU. para proteger a las corporaciones y las ganancias estadounidenses. Nuestros países son producto directo de la intervención del imperialismo norteamericano, al igual que los millones de inmigrantes en este país, los miles en centros de detención norteamericanos y mexicanos.

Pero como cualquier inmigrante o hijo de inmigrantes les dirá, esto no comenzó con Trump. Toda mi vida he oído decir "Vuelve al lugar de donde viniste", al igual que millones de nosotros. Pero estamos acá para quedarnos.

El otro elemento de verdad en el asqueroso tuit de Trump es lo que dice sobre la jefa demócrata del Congreso, Nancy Pelosi. El Partido Demócrata también es una máquina de deportación. La infraestructura para las deportaciones que Trump está llevando a cabo actualmente fue creada por la administración de Obama. En los últimos meses, la mayoría de los demócratas, incluyendo a Bernie Sanders, han votado a favor de un muro fronterizo. La Cámara de Representantes, controlada por el Partido Demócrata, votó a favor de los fondos del ICE para mantener a los inmigrantes indocumentados enjaulados en medio de una protesta pública contra los campos de concentración. Y, de hecho, Nancy Pelosi está demasiado ocupada atacando a las mismas congresistas que el presidente, a las que bautizó como "The Squad" (El Escuadrón), como para defenderlas de los ataques racistas de la derecha. Trump tiene razón: "Estoy seguro de que Nancy Pelosi estaría muy contenta de hacer rápidamente los arreglos para que viajen gratis".

Mientras que muchos políticos del Partido Demócrata han afirmado crear "ciudades santuario" en lugares como la ciudad de Nueva York, el sinsentido de esta etiqueta se hizo más claro que nunca este fin de semana. Como informa el New York Daily News, "Nueva York es una ciudad santuario y la policía de Nueva York le ha dicho a sus oficiales que no ayuden al ICE a realizar redadas de deportación. Pero en una carta del viernes, el jefe del sindicato de sargentos de la policía de Nueva York animó a sus miembros a ’ponerse hombro con hombro’ con los agentes federales para ayudar a asegurar que ’regresen a casa a salvo con sus familias’". El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) está colaborando con el ICE y ni alcalde demócrata Bill De Blasio o ningún otro miembro del Partido Demócrata está haciendo algo al respecto.

Esto está lejos de ser sorprendente. La clase capitalista, a la que representa el Partido Demócrata, se beneficia inmensamente de la creación de un grupo indocumentado de ciudadanos de segunda clase para que sean hiperexplotados en los Estados Unidos.

Pero los trabajadores y jóvenes estadounidenses son mucho mejores que los líderes de los dos partidos capitalistas. En las últimas semanas, ha habido poderosas expresiones de solidaridad con los migrantes. Cientos de judíos se han movilizado y han sido arrestados bajo el lema "Nunca más es ahora", que identifica claramente a los centros de detención como campos de concentración. Miles de personas se han movilizado en protestas en todo el país, como la del sábado en Chicago que atrajo a miles de personas a las calles. Hubo cientos de talleres de "Conozca sus derechos" en todo el país y pequeños grupos de defensa de inmigrantes están a la espera para ayudar a los migrantes que están detenidos. Y quizás lo más alentador, vimos a los trabajadores de Wayfair (empresa de muebles) hacer huelga contra la venta de mobiliario destinados a los campos de concentración.

Pero, estoy segura de que todos sabemos que esto no es suficiente. Lamentablemente no es suficiente.

Necesitamos un movimiento nacional que organice a cada persona que se sienta asqueada por los campos de concentración y por las separaciones familiares para salir a las calles. Hay millones de nosotros. Millones de nosotros sabemos que estos son campos de concentración, y millones de nosotros estamos en contra del ICE, las separaciones familiares y las deportaciones. Necesitamos estar en las calles en acciones coordinadas y masivas. Nuestros cuerpos, en las calles, pueden hacer la diferencia. ¿De qué sirve tener una nueva generación de jóvenes que se identifican como socialistas si no podemos organizarlas para que respondan incluso a los ataques más brutales?

Necesitamos poner de pie de nuevo un "Día sin inmigrantes", la huelga que en 2017 demostró las inmensas ganancias que los inmigrantes crean para la clase capitalista. Y más allá de eso, los trabajadores de todo el país deben seguir el ejemplo de los trabajadores de Wayfair y hacer huelga por los derechos de los inmigrantes.

Y necesitamos redes masivas de defensa de los inmigrantes, mucho más grandes que los pequeños grupos que existen actualmente. Más allá de tuitear información sobre "conoce tus derechos", personas como AOC e Ilhan Omar, bien conocidas por denunciar el ICE y las condiciones en los campos de concentración, deberían estar poniendo el cuerpo, manifestando y llamando a sus millones de seguidores de Twitter a hacer lo mismo.

Aunque estas cuatro congresistas han votado correctamente contra el muro fronterizo y la financiación del ICE, están atrapadas en su propia contradicción. No se puede estar del lado de los inmigrantes y junto al Partido Demócrata que es un deportador serial. No basta con abolir el ICE. Tenemos que luchar para detener las deportaciones, todas ellas, ya sean organizadas por los demócratas o los republicanos. No podemos humanizar los centros de detención; tenemos que cerrarlos. No existe una política de fronteras más humana. Mientras existan vallas, muros y fronteras, habrá un brazo armado del Estado que utilizará la fuerza para mantener a la gente fuera.

Pero ningún muro puede mantener a todos afuera. Ya estamos acá. Siempre estuvimos acá. El terrorismo de Trump no nos dentendrá y no hará que nos vayamos. Sólo desenmascara al monstruo imperialista que es Estados Unidos que poco a poco construye un Ejército de aquellos que quieren luchar contra él.






Temas relacionados

Persecución a migrantes centroamericanos    /   Mujeres migrantes   /   Alexandria Ocasio-Cortez    /   Persecución a inmigrantes en EE. UU.   /   Left Voice   /   Donald Trump   /   migrantes mexicanos   /   migrantes centroamericanos   /   Migrantes   /   Inmigrantes   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO