Política Estado Español

ELECCIONES 28A

El programa que nadie opone a la derecha en esta campaña electoral

Mientras las tres derechas están enzarzadas en una pelea por su electorado, el PSOE levanta cabeza después de mínimos históricos como “mal menor”, y Podemos se ubica como garante de los socialistas para superar a la derecha.

Federico Grom

Barcelona | @fedegrom

Miércoles 10 de abril | 18:18

Foto: EFE

Mientras la derecha avanza hablando sin tapujos y ofreciendo sus “soluciones” pro patronales, racistas, homófobas y misóginas, el PSOE y quienes lo siguen a su izquierda, apenas balbucean reformas que en el caso de los primeros son meras promesas y en de los segundos difíciles de alcanzar con semejantes socios.

Un panorama electoral, donde la clase trabajadora, las mujeres y la juventud no encontrarán formación política que exprese sus verdaderos intereses.

Nadie quiere ponerle el cascabel al gato al problema de la vivienda. Mientras el precio para la compra ha vuelto a subir, también lo han hecho las condiciones de los bancos para prestar dinero. Los alquileres se han puesto por las nubes en especial en los grandes centros urbanos. De hecho los desahucios no han acabado, solo que ahora la primer causa de estos son por impago de alquiler.

El secreto del fin de la precariedad laboral está guardado bajo siete llaves por todos ellos. Los que no quieren profundizarla y perpetuarla, como mucho prometen atemperarla.

Todos los partidos hablan de Catalunya como una forma de ganar votos, sin embargo las “soluciones” o son más bien represivas o tratan de volver al estatus anterior. Desde el "No es No" de Pedro Sánchez. Hasta el referéndum pactado (no se sabe con quién) de Unidas Podemos. Y como no podría ser de otra manera, más represión y centralización de las tres derechas. Todos hablan en nombre de la defensa de la Constitución del 78 mientras en sus campañas electorales, las demandas del pueblo catalán del 1O quedan ahogadas entre presos políticos y represión.

Te puede interesar: Las elecciones españolas también son en “català”

El programa de Podemos, “de estricta aplicación de los artículos de la Constitución española que protegen a la gente” no deja de ser papel mojado, frente a su subordinación al PSOE.

Te puede interesar: Programa de Podemos: promesas de campaña y nuevo conformismo

Aquí algunas cuestiones centrales de un programa que se propone resolver de fondo los problemas de las mayorías sociales y que ninguna de las formaciones que se presentan “desde la izquierda” opone a la derecha y su amenaza.

Acabar con el paro y la precariedad

Esto no podrá hacerse sin avanzar contra los intereses de los capitalistas. La derogación de las reformas laborales y prohibición de los contratos temporales, las ETTs, los contratos basura, las externalizaciones, las contratas y subcontratas y todos los mecanismos de precarización del trabajo serían un primer paso importante, pero la única solución eficaz y progresiva al paro y la precariedad pasa por la reducción de la jornada laboral y el reparto de las horas de trabajo entre los hoy activos y los parados, sin que esto afecte al salario. Una jornada máxima de 6 horas 5 días a la semana, junto a una verdadera subida del salario mínimo, pueden ser la base para eliminar la precariedad laboral y el paro.

Expropiación de las viviendas vacías en manos de la banca y los especuladores

Cientos de miles de familias perdieron su vivienda durante la crisis, y esta cuestión sigue siendo uno de los problemas más agudos entre las familias trabajadoras. Otro de los rasgos distintivos de la precariedad que rodea todos los aspectos esenciales de la vida. Para combatir esta situación es necesaria la expropiación de todos los pisos vacíos en manos de la banca y los especuladores para la creación de un parque público de viviendas accesibles que representen un pequeño porcentaje de un salario. Lo que serviría para combatir la gentrificación que expulsa hacia la periferia a los sectores con pocos recursos y dar una solución radical a este problema.

El no pago de la deuda y la nacionalización de la banca

Pagar la deuda implica asumir una deuda pública que representa más del 100% del PIB y que ha sido engordada por el trasvase de deuda privada –sobre todo procedente del rescate a la banca y otras grandes empresas- a la deuda pública. Por ello la única consigna en defensa de los intereses de las mayorías populares es decretar el no pago unilateral de la deuda.

Hay que terminar con esta estafa mediante la nacionalización de todos los bancos y cajas de ahorro conformando una banca estatal única, que esté bajo control de la clase trabajadora y no de los capitalistas, sus representantes políticos y las burocracias sindicales. Un sistema estatal único de crédito e inversión podrá garantizar los depósitos de los pequeños ahorradores (lo opuesto a la banca comercial que los ha transformado una y otra vez en víctimas de estafas como las preferentes y que siempre son los primeros en ser confiscados ante la amenaza de crisis bancaria) y concentrarlos para una inversión dirigida a paliar las necesidades del pueblo trabajador, afectando los intereses de los grandes monopolios.

Nacionalización de las eléctricas y los servicios públicos

Es necesario imponer una bajada de tarifas y la planificación tomando en cuenta las necesidades de los sectores más pobres. Esto es impensable sin nacionalizar todas las grandes empresas de energía bajo control de trabajadores y usuarios así como de otros servicios públicos esenciales como el agua y el gas. Es la única solución realista para poner freno al lucro a costa de la salud y la vida de los trabajadores. Esos recursos elementales para la vida no deben estar al servicio de las ganancias privadas, sino al de satisfacer las necesidades de las mayorías.

Ningún ser humano es ilegal

La inmigración es otro de los temas espinosos donde la derecha se pronuncia sin desparpajo, y la izquierda sin principios prefiere no replicar pensando en evitar la pérdida de performance electoral. Es necesario derogar las leyes de extranjería y legalizar a las personas inmigrantes sin papeles. ¡Por el cierre de los CIEs, verdaderos campos de concentración del siglo XXI! Por plenos derechos a las personas inmigrantes y refugiados.

Mujer: agendas políticas insuficientes, programas misóginos para liquidar conquistas

Frente a fuerte un movimiento de mujeres que se manifiesta en las calles y ha protagonizado una huelga el 8M, la derecha y extrema derecha reacciona con nuevas promesas de liquidarlos derechos conquistados con décadas de luchas.

Tomar verdaderas medidas contra la violencia machista implica empezar por aumentar los centros de acogida para las mujeres y sus hijos, víctimas de violencia, bajo la autogestión de las organizaciones de mujeres y las trabajadoras, con asistencia profesional y sin presencia policial y judicial; para lo que es necesario un aumento significativo de los presupuestos.

También es urgente implementar asignaturas de educación sexual en todos los niveles, combatir la LGTBIfobia, aumentar el presupuesto de salud para brindar anticoncepción gratuita a nativas e inmigrantes, contratar a profesionales especializados, etc. Y para que las mujeres no sean las que se ocupan mayoritariamente de los cuidados, hay que facilitar el acceso a educación de 1 a 3 años, guarderías y residencias gratuitas, con más personal y presupuesto, además de establecer licencias de paternidad y maternidad igualitarias.

Terminar con la monarquía y esta democracia para ricos: por asambleas constituyentes libres y soberanas

Procesos democráticos de este tipo en el Estado y en todas las nacionalidades históricas, que permitan debatir estas y otras medidas:

Acabar con esta democracia tutelada por la reaccionaria, antidemocrática y parasitaria monarquía de los Borbones, heredera de la Jefatura del Estado por las Cortes franquistas.

Poner fin a la histórica y estrecha relación entre la reaccionaria Iglesia Católica con el Estado español. Así como librarse de su injerencia en la educación privada y concertada en favor de la educación pública, laica y gratuita.

Para que cada cargo o representante político no tenga un salario superior que el personal docente o una trabajadora o trabajador calificado, así como su revocabilidad inmediata y el fin de los privilegios en materia de pensiones. Lo que acabaría con la casta de políticos al servicio de los banqueros y los empresarios que hacen de sus carreras un lucrativo negocio.

Para que los pueblos del Estado español puedan ejercer libremente su derecho de autodeterminación incluyendo su separación efectiva si así lo decidiesen con la convicción de que ningún pueblo que oprime a otro puede ser libre.

Un proceso y un programa de este tipo, solo puede ser conquistado con la organización y movilización de la clase trabajadora y los sectores populares y la juventud superando la pasividad cómplice de las direcciones sindicales mayoritarias. Toda política en el terreno electoral y parlamentario que se precie de ser algo más que “charlatanería” debería promover esta movilización y alentarla.

Por el gobierno de las y los trabajadores

La lucha por la apertura de procesos constituyentes libres y soberanos, y por la imposición de medidas como las que aquí planteamos, que atenten contra los intereses de la minoría capitalista en defensa de los intereses de mayoría obrera y popular, es parte de la batalla por que la clase trabajadora y cada vez más amplios sectores populares se hagan conscientes de que su poder real para transformar la realidad no está en el voto cada dos o cuatro años que permite esta “democracia para ricos”, sino en su capacidad de lucha y autoorganización.

Cuanto más se avance en este programa, mayor será la resistencia de los capitalistas. Por ello sólo podrá ser impuesta mediante la lucha de clases y la autoorganización obrera y popular sobre las ruinas del régimen actual. Una perspectiva que abriría el camino a la conquista de una democracia muy superior a la más democrática de las repúblicas burguesas, un gobierno de los trabajadores y trabajadoras, en el marco de una federación de repúblicas socialistas. Esta es la perspectiva por la que luchamos las y los socialistas revolucionarios de la CRT.






Temas relacionados

Vox   /   Unidos Podemos   /   Política Estado Español   /   Ciudadanos   /   Podemos   /   PSOE   /   Partido Popular (PP)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO