Internacional

NUEVA AGRESIÓN IMPERIALISTA

Estados Unidos impide el ingreso de material sanitario a Cuba

En medio de la pandemia de coronavirus, la administración Trump bloquea compras y transporte de medicamentos y respiradores artificiales entre otros insumos.

Martes 14 de abril

El director de relaciones internacionales del Ministerio de Salud de Cuba denunció este lunes el bloqueo que Estados Unidos está imponiendo a la compra de insumos médicos tras tomar el control de las empresas con las que comerciaba Cuba. Se trata del fabricante suizo IMT Medical y de la empresa Autronic que fueron compradas recientemente por la corporación estadounidense Vyaire Medical, y tras lo cual expresaron su incapacidad para seguir operando con Cuba.

La decisión está enmarcada en el bloqueo económico que Estados Unidos impuso a la isla desde 1962 que sanciona a las empresas que operen con Cuba. Desde entonces, y tras la caída del “bloque soviético”, los insumos básicos que la isla no produce, o lo hace en cantidades insuficientes, frecuentemente los debe pagar por adelantado y a precios más altos, ya que las empresas quieren resguardarse de las posibles sanciones de Estados Unidos. Además, muchos productos los debe adquirir en países lejanos, pagando también mayores costos de transporte.

IMT Medical y Autronic informaron a la empresa estatal cubana encargada de las importaciones de insumos sanitarios que “lamentablemente, la directriz corporativa que tenemos hoy día es suspender toda relación comercial con Medicuba; la única forma de que podamos reanudar el trabajo conjunto es por medio de una licencia de la OFAC [Oficina de Control de Activos Extranjeros] que expide el Departamento del Tesoro de Estados Unidos”.

Históricamente, el bloqueo ya le provocó a Cuba unas pérdidas valuadas en más de 100.000 millones de dólares. Una agresión que casi no tiene paralelo en el mundo y que año tras año es denunciada en la ONU. El organismo repudió el bloqueo una quincena de veces en su Asamblea General, pero las distintas administraciones estadounidenses la ignoran sistemáticamente. Tras un breve relajamiento parcial durante la presidencia de Obama, la llegada de Trump a la Casa Blanca derivó en un nuevo endurecimiento del bloqueo.

Hoy, con la pandemia del coronavirus encima, el bloqueo de insumos médicos es directamente un acto criminal. Y no es la única acción criminal que ha cometido la administración Trump durante la pandemia.

El 12 de marzo, Estados Unidos lanzó varios cohetes, contra cinco objetivos en el sur de Irak, provocando daños en un aeropuerto civil y matando a tres soldados, dos policías y un trabajador iraquíes. Desde hace meses, tras el salvaje ataque en diciembre a un convoy militar donde asesinó al líder de las milicias iraníes en Irak, Trump viene reforzando varias de sus bases militares en el país, incluso cuando el gobierno iraquí le ha exigido su retiro.

Te puede interesar: Estados Unidos bombardea Irak durante la pandemia de coronavirus

Así, el magnate norteamericano continúa destinando recursos para sus agresiones imperialistas, golpeando no solo al pueblo iraquí que ya superó los 1300 infectados y 70 muertos por Covid-19, sino al suyo propio que ya es el mayor afectado por el virus con cientos de muertos diarios y necesita volcar drásticamente todos los recursos a la lucha contra la pandemia.

Otro tanto sucede en Venezuela. En medio de la crisis por el coronavirus, Trump dio una vuelta de tuerca más a la guerra económica contra el país caribeño, forzando a la petrolera rusa Rosneft a dejar de comerciar con PDVSA. Estados Unidos ya había confiscado la filial de la estatal venezolana en territorio estadounidense, Citgo, y posteriormente le impuso un bloqueo ordenando que nadie comerciara con PDVSA. Estas sanciones, de por sí ilegítimas e ilegales, Venezuela intentaba sortearlas a través de Rosneft para poder refinar su petróleo o comprar gasolina. Las nuevas medidas que sacan del juego a la empresa rusa, agravan seriamente la escasez de combustible, lo que hace prever un deterioro de la ya crítica situación económica del país, justo en medio de la pandemia.

Te puede interesar: Venezuela: escasez de gasolina, pandemia y sanciones imperialistas

Las agresiones imperialistas mediante sanciones, bloqueos y hasta ataques y acciones militares ofensivas, deben ser repudiadas y exigir su levantamiento y cese inmediato. La acción común de los pueblos oprimidos por Estados Unidos, junto a sus hermanos y hermanas del pueblo estadounidense, es la vía para imponer esto a Trump y lograr que los recursos de la mayor potencia mundial vayan para las necesidades populares y no para garantizar los intereses de un puñado de monopolios trasnacionales.






Temas relacionados

Pandemia   /   Coronavirus   /   Injerencia imperialista   /   Donald Trump   /   Bloqueo a Cuba   /   Cuba   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO