MONTAJE JUDICIAL

Familiares de Altsasu llaman a abarrotar Iruñea el próximo 26 de octubre

El Tribunal Supremo ha dictado sentencia en el caso Altsasu, rebajando algunos años la pena de prisión, pero reafirmando la desproporción y un montaje judicial inaudito.

Jueves 10 de octubre | 08:46

Una “barbaridad y un despropósito”, lo han calificado familiares y abogados de los jóvenes de Altsasu. Finalmente, el Supremo ha establecido sentencia firme contra los jóvenes de Altsasu, con penas de entre 1 año y 6 meses de cárcel y 9 años y 6 meses a los 8 acusados, por delitos de atentado a agentes de la autoridad, lesiones, desórdenes públicos y/o amenaza.

Las penas han quedado para Oihan en 9 años y medio, para Jokin y Adur en 8 años y medio, para Jonan y Julen en 7 años y medio, para Aratz 4 años y dos meses, para Iñaki 3 años y medio y para Ainara año y medio.

“En primer lugar, desde Altsasu Gurasoak y la plataforma Altsasukoak Aske queremos mostrar nuestra indignación, enfado, impotencia y rabia ante esta sentencia que apuntala y confirma la injusticia, el alargamiento del sufrimiento y la absoluta excepcionalidad de este caso. Se han intentado maquillar la injusticia, no lo han conseguido; esto es una barbaridad y un despropósito”, han expresado en un comunicado los familiares de los jóvenes de Alsasu.

La increíble carátula de “terrorismo” a una trifulca en un bar que resultó con un tobillo roto, permitió en su momento trasladar el juicio a la Audiencia Nacional, que mantuvo la prisión preventiva para varios de los jóvenes procesados. Más tarde, jueces de la Audiencia Nacional sostuvieron que no era terrorismo, pero mantuvieron penas absolutamente desproporcionadas, en un juicio con enormes irregularidades, donde se impidió a la defensa presentar videos y testigos.

“Vimos cómo en primera sentencia se descartó ‘terrorismo’, que fue la excusa que se utilizó para sacar el caso de Nafarroa y llevarlo a un tribunal de excepción, y se sustituyó por "atentado a la autoridad" con agravantes, entre otros, el de "discriminación ideológica" pasando a penas de entre 9 y 13 años y medio para los encarcelados. Y ahora, se convierte en firme una sentencia, sin terrorismo, sin discriminación ideológica, pero con unas penas de cárcel absolutamente desorbitadas. NO SE HA HECHO JUSTICIA, SE HA CONFIRMADO LA INJUSTICIA”, aseguraban desde Altsasukoak Aske.

Para una de las abogadas del caso, Amaia Izco: “Se mantiene el relato absolutamente artificial que se ha creado en este caso, se mantiene la desproporción en términos jurídicos que hemos venido denunciando en todas las instancias”.

Lo mismo afirman los familiares de los jóvenes encarcelados, como Edurne Goicotxea, madre de una de las detenidas: “Las penas siguen siendo ilógicas”, aseguraba a la prensa.

Una vez agotados los recursos en la justicia ordinaria, por el camino judicial solo queda acudir al Tribunal Constitucional y a Estrasburgo. Pero, mientras tanto, los jóvenes de Altsasu ya llevan más de 1060 días en la cárcel.

Varios miles de personas volvieron a recorrer las calles de Altsasu en una manifestación espontánea después de conocerse la sentencia.

Ante semejante injusticia y vulneración de las libertades democráticas, familiares, amigos y organizaciones solidarias llaman a profundizar la movilización que se ha generado durante estos años.

"Frente a todo ello, y siguiendo con la fuerza y la determinación de estos tres años, apelamos de nuevo a la solidaridad y la movilización; solidaridad y movilización que siguen siendo fundamentales para continuar luchando frente a la injusticia." Con este objetivo convocan una manifestación el próximo 26 de octubre en Iruñea, con la idea de abarrotar Iruñea una vez más.






Temas relacionados

Criminalización   /   #Altsasukoakaske   /   Altsasu   /   Criminalización de la juventud   /   País Vasco   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO