Política Estado Español

CATALUNYA

Felipe VI entra en la escena del macrojuicio a las puertas de la huelga general en Catalunya

Felipe VI hace acto de presencia en el juicio del “procés” con afirmaciones que parecen sentencias. Estas declaraciones se realizan a un día de la huelga general convocada en Catalunya por el sindicato Intersindical - CSC.

Ivan Vela

Barcelona | @Ivan_Borvba

Miércoles 20 de febrero | 18:49

Foto: EFE

No es el 3 de octubre, pero se le parece bastante. Felipe VI ha aparecido en la escena del juicio a los líderes independentistas sin pisar la sala del Supremo y lo ha hecho para hacer algo bastante parecido a sentenciar. Ha sido en la clausura del Congreso Mundial del Derecho celebrado en Madrid y que ha reunido a unos 2.000 juristas.

El monarca, que en este acto ha recibido el Premio Mundial de la Paz y la Libertad que le ha otorgado la Asociación Mundial de Juristas, se ha referido al juicio del procés, eso sí, sin nombrarlo.

Felipe VI ha asegurado que “no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del Derecho, pues sin el respeto a las leyes no existe ni convivencia ni democracia, sino inseguridad, arbitrariedad y, en definitiva, quiebra de los principios morales y cívicos de la sociedad”.

Una demagogia discursiva que no encuentra límites viniendo de un monarca que ostenta su posición por herencia y por gracia de Francisco Franco, que vive a costa del esfuerzo y el trabajo de la mayoría de la población que aguanta las penurias de la precariedad y que por si fuera poco se lucra haciendo negocio con las dictaduras más reaccionarias del planeta como la Saudí, la cual está cometiendo un auténtico genocidio en Yemen con no pocas armas made in Spain.

En el discurso, donde no podía faltar el agradecimiento a todos aquellos que hicieron posible la “ejemplar” Transición, también ha asegurado que “la defensa de la democracia” tiene que ser “al mismo tiempo, la defensa del Estado de derecho” y que “Sin democracia, el derecho no sería legítimo, pero sin derecho la democracia no sería real ni efectiva”.
Es decir, el 1 de octubre fue un ataque al Estado de Derecho construido por el Régimen del 78, y como tal ataque debe ser juzgado (que es el momento actual) y castigado (que es lo que está por venir).

Porque si alguien tenía duda que el final de este macrojuicio estaba escrito, ahora, tras estas declaraciones, ya puede revisar la sentencia en los diarios. Ni es casual el contenido de las afirmaciones del monarca, ni lo es el contexto, una convención internacional de juristas. Todo un espaldarazo a la Judicatura española, tan desprestigiada de puertas adentro y fuera.

Huelga general en Catalunya, la otra respuesta al juicio

Mañana jueves día 21 hay convocada huelga general en Catalunya por la Intersindical - CSC. Esta convocatoria de huelga ha sido secundada por todo el arco político independentista (ERC, JxCat y CUP), por los soberanista de los comunes y por el sector independentista de CCOO. Es la otra respuesta al juicio.

Además otros colectivos y organizaciones se han sumado a la jornada de huelga, como el sindicato USTEC, SEPC o Universitats per la República. Es en la educación donde se espera un mayor impacto, pues secundan el paro la USTEC -el sindicato mayoritario de enseñanza-, la sectorial de la CGT en este ámbito, además de las citadas organizaciones estudiantiles.

Se prevén diferentes acciones a lo largo de la jornada en toda Catalunya, destacando las concentraciones de las 12:00h y la de las 18:00h en Barcelona. La primera, con salida desde la céntrica plaza de Urquinaona será una huelga mayoritariamente estudiantil. El acto central de la tarde, con salida desde Jardinets de Gràcia, contará con la presencia de los principales partidos políticos independentistas y las organizaciones ANC y Omnium.

La jornada de huelga de mañana, esta vez sin la etiqueta de “aturada de país”, puede marcar el inicio de una agenda de movilizaciones que esté a la altura del juicio político que se está llevando a cabo ahora en Madrid.

No sabemos si mañana será un 3 de octubre, un 8 de noviembre o algo diferente, pero sin duda será una oportunidad de volver a defender en las calles, organizados, el derecho democrático a decidir del pueblo catalán, que lejos de cualquier parlamento o tribunal, es el mejor lugar y la mejor forma de defenderse de los ataques represivos del Régimen del 78.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO