Política Estado Español

CATALUÑA

Generalitat externaliza la sanidad con un contrato de 18 millones de euros con Ferrovial

Llueve sobre mojado. La Generalitat catalana adjudica a dedo un contrato sanitario de casi 18 millones de euros en Ferrovial.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Lunes 8 de junio de 2020 | 17:12

La Generalitat catalana ha vuelto a enseñar que su “modelo” es el capitalismo de amiguetes. El Departameno de Salut de la Generalitat de Catalunya ha adjudicado a una empresa filial de Ferrovial un contrato superior a 17 millones de euros. Esta empresa hará el seguimiento de aquellas personas infectadas por el coronavirus y también gestionará la atención telefónica sanitaria del 061.

La Generalitat catalana y el Departament de Salut han decidido a dedo que la empresa de Rafael del Pino Calvo-Sotelo se lleve el botín apreciado. Y esta decisión ha hecho que el Col•legi de Metges de Barcelona y el Sindicat d’Infermeres de Catalunya ponen el grito en el cielo. Y, además pidieron a la consejera Vergès que rectifique.

Pero esta decisión no ha sido un rayo en cielo sereno. Es una más del mismo tipo que hacían Jordi Pujol y su delfín Artur Mas. El capitalismo de amiguetes es una herencia que muy bien llevan Junts per Catalunya y Esquerra Republicana. Son los partidos que en plena pandemia pagan 43.000 € por enfermo de Covid y casi 48 millones de euros a la sanidad privada.

Desgraciadamente, esta concesión hecha a Ferrovial es la conducta habitual de la Generalitat y todas sus consellerías. En este caso no es una gran empresa catalana la que se beneficia. Pero la Generalitat tiene negocios millonarios con importantes empresas españolas y catalanas. Son estos negocios, tanto importantes por los grandes empresarios, que hacen las fuerzas catalanistas nunca hayan posado todas sus fuerzas en el proceso independentista catalán.

Al fin y al cabo, Esquerra Republicana está haciendo el mismo papel que la antigua Convergència negociando los presupuestos autonómicos y evitando desobedecer. Los mismos presupuestos que también aprobó Junts por Catalunya. Se pelean por muchas cosas, pero "la pela es la pela", y cuando se habla de dinero todas estas peleas se pueden parar al menos unos minutos.

Te puede interesar: Frente a los presupuestos vergonzosos del Gobierno catalán, ¿qué medidas debemos plantear la izquierda anticapitalista?

La CUP denuncia este nuevo trasvase de dinero de las arcas públicas hacia las grandes empresas privadas del Ibex 35. Y precisamente por eso exige que la Generalitat catalana renuncie al contrato con Ferrovial. Pero esto es más bien imposible. Es como pedir a un perro que no ladre. Es su naturaleza.






Temas relacionados

Privatización de la salud   /   Política Estado Español   /   Crisis de la salud pública   /   Catalunya   /   Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO