Política Estado Español

MOBILE WORLD CONGRESS

La Barcelona de Colau a los pies del Mobile, la Barcelona trabajadora en huelga

El Mobile World Congress vuelve a ser nuevamente el denominador común que lo mismo une a Torra con Felipe VI en el marco del juicio del procés, que a Ada Colau, nuevamente, con la precariedad. El 5G aumenta la velocidad en la red, pero también los niveles de precariedad laboral e hipocresía política.

Ivan Vela

Barcelona | @Ivan_Borvba

Lunes 25 de febrero | 18:25

Foto: EFE / Fernando Calvo

Este lunes ha sido el pistoletazo de salida de la XIX edición del Mobile World Congress (MWC), ese monstruo que pone a sus pies a toda una ciudad para el gozo, disfrute y beneficio de grandes multinacionales y empresarios de todo el mundo ansiosos de moverse por la ciudad condal como el que pase por Port Aventura.

Año tras año este macro evento, el más grande en el sector de la tecnología, aterriza en Barcelona, una ciudad que, también año tras año, profundiza y extiende sus mecanismos de expulsión a los sectores más vulnerables.

Además este 2019 el Mobile llega en un marco incomparable que deja a todas luces claro que cuando el caballero Don Dinero manda, el político burgués obedece.

Torra inaugura el evento junto a Felipe VI

Qué cantidad de hojas de diarios y discursos televisivos acaban en la basura cuando se ve al president Torra pasear en la fecha inaugural junto a “Felipe CVL”. Sobre las 10.10 horas el Rey, Sánchez y Torra, junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han llegado en un minibús a la entrada de uno de los pabellones, donde han saludado al resto de autoridades.

El acto contestatario, por lo visto, ha sido no saludar al monarca en la puerta, sino hacerlo en el interior del recinto. Alguno puede pensar, acertadamente, que el rechazo que se debería tener en Catalunya al monarca va más allá de dónde se le da la mano.

Debería ser más similar al recibimiento que constantemente le otorgan los CDRs o el rechazo absoluto que la mayoría de los estudiantes universitarios le han mostrado en los referéndum sobre la monarquía el pasado invierno.

Pero ni existe esa voluntad, ni menos de hacer una actuación de ese calibre con el caballero Don Dinero mirando de cerca y moviendo su cestita de dinero para el 2020.

La Barcelona de Colau, la Barcelona de Trias

Cae el MWC en fechas cercanas a elecciones y qué diferente es la situación de los comunes, de Barcelona en Comú. A estas alturas de la película ya han reprimido y criminalizado a los manteros, han traicionado huelgas como la de los trabajadoras y trabajadoras de Movistar y se han enfrentado explícitamente la huelga de TMB-Transportes Metropolitanos de Barcelona, contra la precariedad. Y durante su gestión es cuanto más desahucios han transcurrido.

Este año ni se han podido permitir el lujo de hablar de un MWC “más justo”, “sin precariedad”, “diferente”. Nada de nada, el mismo MWC que había con la administración convergente. El mismo que profundiza la precariedad con la facilidad que el cuchillo atraviesa la mantequilla.

Es tan solo el primer día y seguro que muchos más detalles saldrán, pero entre las “estupendas” ventajas que tiene la celebración del MWC en Barcelona se encuentra que se pida al trabajador “gran tolerancia al estrés”, o que por ejemplo, se pague más a las azafatas que midan por encima de 1,75m y vistan tacones de 5 centímetros.

Hace cuatro año el MWC sirvió para traicionar la huelga de las escaleras -la Rebelió de les escales- (el MWC y la renovación del contrato de telefonía de la ciudad de Barcelona con Movistar), este año simplemente se han limitado a entrar con los empresarios, monarca y demás, y callar. No había otra posibilidad.

La dignidad de TMB

Un año más los trabajadores y trabajadoras de TMB están en huelga durante la semana del MWC, y no lo están, como en otras ocasiones, por mejorar las condiciones de los usuarios (tarifas) o por denunciar el robo de los directivos de la Autoridad Metropolitana de Barcelona, ese cementerio de elefantes que vive protegido por el consistorio de Colau, no. Esta vez lo están por su derecho a la vida, porque el trabajo en el metro les mata lentamente.

El conflicto se ha intensificado después de que los trabajadores denuncian que el número de empleados afectados por amianto se engrose año tras año y la empresa no efectúe ningún plan de retirada y limpieza de los puntos más conflictivos.

Te puede interesar: Huelga en TMB Metro: la plantilla exige seguridad laboral frente a la amenaza del amianto

Y todo esto cuando se han cobrado ya muertes, la última en octubre en Madrid, donde un trabajador al que le concedieron la incapacidad laboral permanente en junio, acabó falleciendo por las partículas de amianto en su organismo .

Nuevamente esta Barcelona, la de los trabajadores, vuelve a estar diametralmente opuesta a la Barcelona de los magnates, proxenetas y multinacionales de la explotación, a la que el monarca, Govern y Ayuntamiento les abren año tras año las puertas.






Temas relacionados

Mobile World Congress (MWC)   /   TMB Barcelona   /   Política Estado Español   /   Barcelona en Comú   /   Ada Colau   /   Barcelona

Comentarios

DEJAR COMENTARIO