Política Estado Español

CAPITALISMO Y CORONAVIRUS

La CEOE contra el Ingreso Mínimo Vital: ¿qué más quieren los empresarios?

El Gobierno anunció este jueves que está estudiando poner en marcha un "Ingreso Mínimo Vital Puente" ante la emergencia del Covid-19. Tras el anuncio la patronal salió a criticar la medida, aún cuando ellos ya han recibido multimillonarias ayudas de dinero público.

Clara Mallo

Madrid | @ClaraMallo

Viernes 10 de abril | 17:10

Las empresas están siendo las grandes rescatadas en esta crisis. El gobierno ya ha comprometido un fondo de 200 mil millones de Euros para créditos, así como el financiamiento del pago a los trabajadores que están en ERTE. Además, las patronales han logrado imponer la garantía de que a partir del lunes 13 los sectores no esenciales volverán a funcionar, a pesar de la grave situación sanitaria, poniendo en riesgo así a gran parte de la población. Pero parece que con eso no les alcanza.

Según un comunicado emitido este jueves por el ejecutivo, el Gobierno quiere “aprobar de forma urgente un Ingreso Mínimo Vital Puente (IMVP) que permanezca vigente hasta la aprobación del IMV definitivo y complete así el escudo social". Según las comunicaciones esta renta estaría en torno a los 450 euros, pero no se conocen más detalles.

La propuesta llega ante la no implementación de la tan prometida renta o Ingreso Mínimo Vital que fue uno de los acuerdos de la coalición PSEO-UP a la hora de formar gobierno antes de la crisis del Convid19.

En el Estado español 12,3 millones personas (26,1% de la población) se encontraban a finales de 2019 en riesgo de pobreza o exclusión social. Hoy con la crisis del Coronavirus estas cifras se han disparado. Solo en el mes de marzo hubo 1 millón de despidos, más de un millón y medio de afectados por los ERTE, casi otro millón de personas no contabilizadas a las que no se renovaron sus contratos y, en perspectiva, avanzamos hacia una crisis económica en la que los niveles de destrucción de empleo aún son una incógnita.

En este contexto, múltiples colectivos, ONGs y asociaciones que pelean por los derechos más básicos vienen reclamando ayudas ante la dramática situación que afecta a miles de familias, para las cuales una renta de 450 euros y con fecha aún por determinar es totalmente insuficiente.

La CEOE se lleva las manos a la cabeza y sale a la carga

Tras el anuncio de la medida, las principales asociaciones patronales, CEOE y Cepyme, no han tardado a pronunciarse acusando al gobierno de “deslealtad al diálogo social y a los empresarios españoles” a pesar de que la CEOE tenía conocimiento de esta medida porque el propio Pablo Iglesias -como explicitaba el comunicado del gobierno- "ha intercambiado así mismo documentos con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, con el que está en contacto". De hecho, la comunicación ha sido más que fluida entre el gobierno y la patronal, algo que se refleja en todos los pasos y medidas adoptadas en las últimas semanas que van dirigidas a contentar a las grandes empresas.

En medio de esta crisis la patronal viene recibiendo el grueso de las ayudas del gobierno. Y aunque se han ido anunciando algunas medidas sociales que buscan ser un “parche” ante la gravísima crisis social, todos y cada uno de los planes y medidas anunciadas por el ejecutivo a lo largo de estas semanas tienen un denominador común: priorizan los beneficios empresariales, por delante de nuestras vidas y derechos.

Las primeras medidas del gobierno trataron de “cubrir” rápidamente a la patronal. Lo primero fue aprobar la inyección de 100.000 millones a las empresas, con la intención de que se duplicara a 200.000 millones con la parte que pondrían las entidades financieras. A esto hay que sumar la flexibilización en la tramitación de los ERTE, otra medida de salvataje a las empresas con la que el salario (parcial) del trabajador pasa a ser asumido por el Estado. Mientras que, para la intervención social apenas se aprobaron 18.000 millones de los que poco o nada se ha sabido, de lo cual formaría parte este Ingreso Mínimo Vital Puente que aún no tiene fecha concreta.

Te puede interesar: Últimos anuncios: medidas cosméticas para los sectores populares, grandes ayudas a los capitalistas

Te puede Interesar: Plan Marshall y Pactos de la Moncloa: un plan al rescate del capitalismo español

El siguiente paso fue anunciar por parte del gobierno que este mismo lunes 13 los trabajadores de los servicios no esenciales podrán volver a su actividad. Todo ello sin ninguna garantía de seguridad ente el peligro de contagio. Una desescalada del confinamiento que tiene como único objetivo mantener las ganancias capitalistas por delante de nuestras vidas y derechos

Te puede interesar: La desescalada del Gobierno es para mantener las ganancias capitalistas, por delante de nuestras vidas y derechos

La CEOE es la Confederación Española de Organizaciones Empresariales que representa los intereses de las grandes empresas españolas. Empresas que en 2018 por ejemplo, duplicaron sus beneficios respecto al ejercicio anterior. Las grandes empresas registraron un ’crecimiento muy elevado’ de sus resultados finales en 2018 gracias sobre todo “a operaciones extraordinarias de ventas que generaron cuantiosas plusvalías” según informaba en su informe de balance trimestral el Banco de España. Todo ello gracias a la precarización de los trabajadores tras años de crisis económica ante la cual la receta propuesta fue la de “hacérsela pagar a los trabajadores”.

Y 2019 fue más de lo mismo. Grupos empresariales que hoy están aplicando ERTEs a sus miles de trabajadores obtuvieron en 2019 beneficios millonarios. Por ejemplo, AmRest -propietaria de KFC, La Taglietalla y Bacoa que ha llevado al ERTE a 3666 trabajadores- en 2019 obtuvo 529 millones de beneficio, de los cuales 76 vinieron directamente de sus restaurantes en España. Inditex por ejemplo solo en los primeros 9 meses de 2019 obtuvo un beneficio neto de 2.720 millones de euros. Ahora este gigante aplica un ERTE a 25.000 trabajadores a partir del próximo 15 de abril. El Corte Inglés obtuvo en 2018 más de 245 millones de beneficio, ahora aplica un ERTE a 25.900 trabajadores, y ese dinero lo pone el Estado.

Empresas que hoy están siendo rescatadas con dinero público generaron millones y millones de beneficios en los últimos años gracias a la explotación de sus trabajadores en grados de enorme precarización. Todo ello allanado por los distintos gobiernos. Y hoy son los primeros en ser “rescatados”.

La receta propuesta por este gobierno es la misma que se propuso en 2008 para salir de la crisis. Un “salvemos a las empresas”, con el agravante de que hoy el mero hecho de ir a trabajar pone en riesgo la salud de millones de personas. Ante toda esta situación y ante el último anuncio del gobierno de que “volvamos al trabajo” sin ningún tipo de plan de protección y para seguir produciendo lo mismo que antes y en las mismas condiciones de explotación, ha hecho que muchos trabajadores cuestionemos cada vez más esta situación. Para enfrentar la pandemia hace falta imponer la reconversión de la economía bajo control obrero. Es necesario poner toda la producción al servicio de solucionar la crisis sanitaria, no al servicio de los beneficios de la CEOE.






Temas relacionados

#coronavirus   /   Coronavirus   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Política Estado Español   /   CEOE   /   Rescate   /   PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO