Economía

ECONOMÍA INTERNACIONAL

La Comisión Europea advirtió a Francia, Alemania e Italia por desequilibrios económicos

Creciente deuda pública, déficit presupuestario o un superávit comercial, son algunos de los desequilibrios que mantiene Francia, Alemania e Italia, según un informe de la Comisión Europea.

Jueves 23 de febrero de 2017

La Comisión Europea, organismo presidido por Jean Claude Junker, puso en alerta a través de un informe publicado este miércoles principalmente a Francia por sus desequilibrios “excesivos”.
La economía de Francia, que atraviesa un año electoral, esta desequilibrada para la CE y “necesita reformas”.

Al respecto el informe señalaba que: "Si bien las recientes reformas suponen un notable progreso, sería necesario abordar algunos desafíos respecto a las políticas, así como más acciones, en especial en relación con la eficiencia del gasto público y la tributación, la reforma del salario mínimo y el sistema de prestaciones por desempleo y la mejora del sistema educativo y el ambiente empresarial".

Alemania e Italia también se encuentran dentro del reporte que relevó datos de las economías de varios países donde se habían identificado en noviembre "desequilibrios" o "desequilibrios excesivos", tales como una gran deuda pública, déficit presupuestario o un superávit comercial.

En relación a la primera economía de la UE, Alemania, el reporte de la Comisión Europea sostuvo que tiene un superávit de cuenta corriente constante que muestra que los alemanes están ahorrando demasiado e invirtiendo de manera insuficiente.

Remarcaron que: "El superávit de cuenta corriente actual se incrementó en 2015 y 2016 y se espera que siga manteniendo un alto nivel".

"Abordar el superávit tiene implicaciones para el reequilibrio de las perspectivas del resto de la zona euro, pues una demanda doméstica más dinámica en Alemania ayuda a superar la baja inflación y facilita la reducción del endeudamiento en los Estados miembros muy endeudados", sostuvieron.

En relación a la inversión pública alemana el organismo confirmó que, si bien ha crecido en los últimos años, sigue siendo baja como proporción del PIB, en comparación con el resto de la Eurozona, especialmente dado el superávit presupuestario de Alemania y las necesidades de inversión.

El otro país advertido por la Comisión fue Italia, donde la banca atraviesa un momento “critico”.
Italia fue instado a cumplir con sus compromisos para el déficit presupuestario estructural en un 0,2 % del PIB antes del mes de mayo, y en caso de incumplimiento Bruselas tomará medidas disciplinarias en su contra.

"La alta deuda pública y las prolongadas dinámicas débiles de producción suponen riesgos de relevancia trasfronteriza de cara al futuro, en un contexto de alta morosidad y desempleo", indicó la Comisión.

Y reforzó: "El ratio de deuda pública previsiblemente se estabilizará, pero todavía no ha tomado una senda decreciente y esto se debe al empeoramiento del equilibrio primario estructural y el flojo crecimiento nominal".

Bajo estas condiciones los países miembros de la UE inician un año signado por contiendas electorales, creciente incertidumbre en el comercio mundial a partir de la presidencia de Trump y las negociaciones para concreción del Brexit.

Te puede interesar: Junker advirtió que el Reino Unido pagará un alto costo por el Brexit






Temas relacionados

Comisión Europea   /   Economía mundial   /   Economía Internacional   /   Internacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO