Mundo Obrero Estado Español

BARCELONA

La Web de “transparencia” de TMB, no deja pasar la luz

Las declaraciones de la presidenta de TMB y concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Mercedes Vidal, que se integró en Barcelona en Común, son un claro ejemplo de hipocresía.

Joe Molina

Trabajador despedido de Panrico, Barcelona | @joemolina57

Miércoles 17 de agosto de 2016 | 19:56

Los esfuerzos de transparencia de los que ahora presume el Área Metropolitana de Barcelona y muy especialmente el Ayuntamiento, comenzaron el mes de marzo pasado, un mes después de que los trabajadores fuesen a la huelga. En aquel momento se anunció como medida estrella la creación de una web de transparencia, pero prácticamente medio año después el portal sigue sin dar la mínima información que marca la ley.

La compañía había actuado hasta ahora con una opacidad total. Meses y meses mirando como esquivar la legislación de la ley de Transparencia para no dar a conocer a la opinión pública los sueldos de sus directivos, contrasta ahora con las declaraciones hechas por su presidenta, donde se atreve incluso a sacar pecho, dándose un baño de transparencia democrática.

Convendría recordar un par de detalles; por un lado esta publicación de los sueldos de los directivos viene forzada por la denuncia que los trabajadores y trabajadoras de TMB que a través de su Comité de Empresa interpusieron en los juzgados y cuyo resultado fue una sentencia favorable, lo que obligaba a TMB a hacer públicas dichas cifras.

Por otro lado han transcurrido ya más de seis meses desde que la sentencia se hiciera pública y solo la presión de la plantilla con sus movilizaciones encaminadas a que tales datos fueran hechos públicos dentro del marco de la negociación del convenio colectivo, parece la verdadera razón de esta "sobredosis" de transparencia.

Por su parte la CGT, sindicato mayoritario en Metro, asegura que en esta lista de 21 directivos, faltan otros que estarían camuflados como “Responsables de Unidad” y “Responsables Técnicos de los ámbitos organizativos”, que también forman parte de la cúpula directiva y que según el sindicato tienen sueldos superiores a los 80.000€.

Además de las retribuciones de estos directivos camuflados, desde la CGT se apunta que hay que tener en cuenta una serie de cargos que fueron en su día directores de área y que han sido sustituidos recientemente y recolocados en posiciones menores, pero que siguen cobrando el mismo sueldo.

También se asegura que en esta lista faltan por contabilizar los adjuntos de dirección que a pesar de no aparecer, cobran sueldos similares a los directivos según el sindicato.

En febrero, durante las protestas laborales que realizó la plantilla de TMB contra la dirección, algunos sindicatos ya denunciaban la falta de transparencia y miembros de CGT pedían que se replanteara la forma en que se gestiona el dinero dentro de la empresa. “No pedimos que se ponga más dinero, sino que el que hay, se reparta mejor”, decía Saturnino Mercader miembro de este sindicato en declaraciones a El Diario del Trabajo.

Capítulo aparte merecería entrar en el tema de la idoneidad del perfil del directivo de Transportes Metropolitanos de Barcelona y que casualmente en la actualidad es ocupado en un 25% por antiguos altos cargos del PSC, con algún ex alcalde incluido, por cierto, y de la formación política de ICV-EUiA. Al final, por desgracia para todos, no es otra cosa que una puerta giratoria. Eso sí, pública y no privada.

Millones de euros anuales que van a los bolsillos de aquellos que en teoría están para servir a la población y en detrimento de la clase trabajadora que continúa su caída en las condiciones laborales totalmente precarias y lejos de ser una prioridad como lo fueron en los programas electorales.






Temas relacionados

TMB Barcelona   /   Mundo Obrero Estado Español   /   Barcelona en Comú   /   Ada Colau   /   Izquierda Unida   /   CGT   /   Barcelona

Comentarios

DEJAR COMENTARIO