Sociedad

TRIBUNA ABIERTA

La construcción ideológica del concepto de “unidad”

Publicamos una reflexión que nos hace llegar del bloguero Martín Lugones, sobre los peligros que entrañan para las clases subalternas el espíritu de unidad nacional detrás del Estado que se está extendiendo en estos días de crisis socio-sanitaria.

Domingo 22 de marzo | 07:09

La crisis sanitaria desatada por la pandemia del coronavirus que azota hoy al mundo y puntualmente a España con mas de 20.000 mil contagios y un centenar de muertes a puesto en vilo a la coalición de gobierno encabezada por el PSOE. Hace unos días se aprobó un paquete de medidas económicas para enfrentar la actual crisis sanitaria y de fondo la situación no menos crítica relacionada con la economía del país. No pienso detenerme en las medidas sanitarias y económicas de arto conocimiento informado por mas de miles medios de comunicación sino mas bien en los enunciados gubernamentales que apuntalan los conceptos de unidad nacional y bien común sobre la base del trabajo miles de obreros que se dejan la piel en sus puestos de trabajo incrementando las ganancias de un puñado de empresas hoy beneficiadas por la pandemia.

La intencionalidad de la coalición de gobierno utilizando el concepto de “unidad” contra la pandemia es ubicar a la ciudadanía en general en perseguir el interés del bien común que en este caso es la eliminación del virus. En líneas generales los enunciados del gobierno apuntalan esta idea de unidad contra la adversidad desatada por la pandemia, pero de fondo busca mantener el statu quo con el fin de evitar posibles desbordes sociales consecuencia de la grave crisis en la que se encontraba el sistema de salud incrementada exponencialmente por la pandemia o la extrema precariedad laboral en la cual se encontraban miles de trabajadores que ven llegar el aviso de despido y que sin más remedio, aquellos que pueden y no trabajaban en condición irregular, buscan de manera desesperada percibir el “beneficio” del paro. Los contratos temporales o contratos basura, las agencias de trabajo, el trabajo irregular, la precariedad sanitaria son decisiones políticas que se tomaron en contra del pueblo pobre y trabajador con el fin de incrementar las ganancias capitalistas y sobre esto no se llamó a la unidad.

Pero en estos momentos de emergencia es en donde afloran las contradicciones mas intrínsecas del propio sistema capitalista y es por eso más urgente para el gobierno y a la clase dominante en general utilizar mecanismos ideológicos para mantener el orden en una situación de crisis generalizada. Desde este punto de vista el llamado a la unidad es una farsa gubernamental que no apunta a enfrentar la epidemia sino mas bien a mantener la situación controlada de cualquier posible desborde social. Se va a ser lo que se pueda con lo que se tiene para apalear la crisis sanitaria, pero ténganse en cuenta que el esfuerzo lo van a seguir poniendo miles y miles de obreros de la sanidad que día a día se exponen al posible contagio.

La crisis sanitaria no es producto de la pandemia sino mas bien de años y años de desfinanciamiento que la han mantenido al limite del colapso. Las consecuencias de esta pandemia aun son inciertas, pero esta mas que claro que la lucha teórica sin cuartel contra todo tipo de andamiaje ideológico que busque mantener este sistema social en vigor es una tarea imprescindible para todos aquellos que entendemos que el capitalismo no va mas.

Poder leer entre líneas es importante para desenmascaras las construcciones ideológicas a fin de que nos permitan poder construir una sociedad sin explotadores ni explotados. Espero que sirva como disparador para repensar la realidad social y transformarla.

Publicado originalmente en martinlugones.wixsite.com






Temas relacionados

Coronavirus   /   Libertades Democráticas   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO