Política Estado Español

PRESUPUESTOS 2019

La inestabilidad del Gobierno de Sánchez llega a los Presupuestos

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del 2019 más en el aire que nunca. PP y Ciudadanos bloquean “el atajo” de Sánchez para suprimir el techo de gasto y muestran en el asunto más trascendental para la legislatura la debilidad del gobierno del PSOE.

Ivan Vela

Barcelona | @Ivan_Borvba

Lunes 24 de septiembre de 2018 | 16:03

Foto: EFE

Se acabó la cosmética y el discurso bienintencionado para el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Ha llegado la hora de discutir los PGE, la piedra angular de la futura legislatura o la piedra en el camino que haga finalizar antes de tiempo esta. Y por ahora la balanza empieza a decantarse por esta última opción.

PP y Ciudadanos han bloquearon la mañana del lunes el intento del PSOE de reformar la ley de estabilidad, la que marca el techo de gasto y jerarquiza en primer lugar el pago de la deuda. El atajo ha sido realizado a través de una enmienda a una norma de violencia de género realizada el pasado domingo.

Dicha enmienda era una reforma de la ley del Poder Judicial para mejorar la formación de los jueces en la lucha contra la violencia machista, lo que requería modificar la citada ley de estabilidad presupuestaria. De este modo el ejecutivo de Sánchez buscaba eliminar la capacidad de veto del Senado, esa reaccionaria cámara en manos del Partido Popular.

Pero tanto la formación Popular como Ciudadanos se han movido con rapidez y a través de la Mesa del Congreso, donde cuentan con mayoría frente al “bloque” PSOE – Podemos, han conseguido bloquear el paso al atajo socialista.

La Mesa del Congreso ha anulado una decisión anterior de la Mesa de la Comisión de Justicia (donde el PSOE y sus aliados cuentan con mayoría) que sí había aceptado el movimiento sorpresa de los socialistas.

Tras casi dos horas de reunión “larga e intensa”, como han señalado varios de sus componentes, la decisión de excluir esa enmienda presentada por el PSOE ha sido a posición mayoritaria por 5 votos (PP + Ciudadanos) a 4 (PSOE + Podemos).

Tanto la formación de Sánchez como la de Pablo Iglesias ya han anunciado que emprenderán recursos ante el Tribunal Constitucional con el único objetivo de encontrar la vía para saltarse el veto asegurado de un Senado en mano de los Populares.

La inestabilidad como bandera

El intento de hacer del ejecutivo de Sánchez una salida “progre” a la crisis del Régimen del 78 tenía desde el primer momento sus limitaciones objetivas. La más clara a simple vista, el complicado equilibrio aritmético en el hemiciclo con sus “aliados”.

Por supuesto sin olvidarse de Catalunya, los propios juicios del 1-Oct, la corrupción, la monarquía, la venta de armas, las deportaciones en caliente, los máster “de feria” y un largo etcétera que han conseguido capear con cierta solvencia en gran medida gracias a la inoperancia y al silencio cómplice de Podemos y de las burocracias sindicales.

Pero en el Congreso, el “nuevo” Partido Popular de Casado y Ciudadanos, en plena batalla por el electorado de derechas, no iban a tolerarle ni una al gobierno del PSOE, y así ha sido con su política principal, los PGE.

Desde un punto de vista cortoplacista las diferentes formaciones en pugna solo buscan su rédito electoral. El PSOE es conocedor de que su particular campaña electoral desde Moncloa le ha mejorado la popularidad.

Podemos solo busca una pequeña rama, la que sea, pero que dé algo de sombra. Pasó del “sorpasso”, a ofrecer ministros, a apoyar investiduras sin condiciones a, lo último, buscar pactos de gobierno con el PSOE. Como no frenen acabarán alquilando oficinas en la calle Ferraz.

Por su parte Partido Popular y Ciudadanos buscan cualquier método posible por sacar al PSOE de la Moncloa y batirse en una contienda electoral en igualdad de condiciones, es decir, sin uno de ellos haciendo campaña desde el Ejecutivo como sucede ahora.

Ahora bien, para el Régimen certificaría que la crisis de partidos y gobernabilidad, iniciada más agudamente en 2015, aún no se ha cerrado y una salida de consenso y estable, precisamente con cuestiones como Catalunya de fondo, es cada vez más complicada.

El Régimen se tambalea y las alternativas se agotan. Los próximos días darán titulares importantes. ¿Serán de elecciones anticipadas?






Temas relacionados

Presupuestos Generales   /   Unidos Podemos   /   Pedro Sánchez   /   Política Estado Español   /   Ciudadanos   /   Podemos   /   PSOE   /   Partido Popular (PP)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO