Internacional

FRANCIA

La justicia francesa archiva causa contra soldados abusadores de niños en la República Centroafricana

Se trata del caso de los militares franceses que abusaron sexualmente de niños y niñas durante “misiones de paz” aprobadas por la ONU entre 2013 y 2014. Un alevoso encubrimiento en pos de los “intereses franceses”.

Martes 16 de enero de 2018 | 12:32

La justicia francesa acaba de archivar el caso de los militares franceses que cometieron abusos sexuales sobre niños en República Centroafricana durante “misiones de paz” entre diciembre del 2013 y junio del 2014 en el campo de desplazados de M’Poko.

Si bien la decisión fue tomada la semana pasada, se conoció recién el lunes. Según los jueces, las “incoherencias materiales” y “la variación de los testimonios no permite establecer hechos sustanciados contra los militares. Sin embargo, tuvieron que admitir lo mismo que señaló la fiscalía de París: “No se puede afirmar, por la información recogida, que no se cometiera ningún abuso sexual”.

Las denuncias apuntan especialmente a soldados franceses integrantes de la “Operación Sangaris”, aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU. Pero a pesar de haber pruebas contundentes como el hallazgo de ocho vídeos pornográficos de carácter pedófilo en poder de uno de los soldados denunciados, no fueron tenidas en cuenta por la ¿justicia francesa?

Además, se cometieron irregularidades desde un inicio de la “investigación”. Las víctimas de abuso, niñas y niños de entre 9 y 13 años, fueron interrogados por militares y jueces sin asistencia de abogados ni psicólogos. Los interrogatorios, además, se realizaron en el 2015 y el 2016, cuando las denuncias realizadas en la ONU datan desde el 2014, evidenciando el encubrimiento por parte de la justicia.
Según se supo a través de los propios testimonios de las vìctimas, los militares obligaban a menores a practicar sexo oral, y otras vejaciones, a cambio de comida o dinero. Tropas de Burundi, República Democrática de Congo, Congo, Gabón, Marruecos y otros países de la misión paralela de la ONU, Minusca, hacían lo mismo.

Los relatos de los niños y las niñas abusadas son espeluznantes. El 26 de marzo de 2016, tres niñas entrevistadas por un funcionario de Derechos Humanos de la MINUSCA (Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana) relataron que en 2014 cuatro de ellas fueron desnudadas y atadas dentro de un campo militar comandado por los Sangaris de Francia. Los militares las obligaron a mantener relaciones sexuales con un perro, como “espectáculo” para todos los presentes. Al finalizar, les dieron 5000 francos centroafricanos a cada una (9 dólares). Las tres niñas entrevistadas buscaron tratamiento médico después de estos espeluznantes sucesos. La cuarta niña murió pocos meses después de una enfermedad desconocida. Estos abusos son especialmente traumáticos en sociedades que estigmatizan fuertemente a las niñas y mujeres que han sufrido violaciones y abusos.

Una de las niñas contó que en su comunidad fue insultada llamándola “el perro de los Sangaris”. Luego de estas declaraciones, la ONU se había visto obligada a emitir un comunicado prometiendo “investigar los hechos”.

Sin embargo, ya el 17 de diciembre de 2015 se había conocido las conclusiones de un panel independiente que había investigado las denuncias de abuso sexual de menores por parte de soldados franceses en la República Centroafricana, ocurridas en 2014. Según esta investigación, las Naciones Unidas no habían dado ninguna respuesta ante las denuncias de las víctimas de abusos, y permitieron que esos abusos continuaran.

El informe sostenía que los funcionarios de la ONU no prestaron atención a las denuncias de abuso sexual hacia los niños por una cuestión de “intereses políticos” del gobierno francés. Es decir, hubo un ocultamiento intencionado de esas denuncias. Y la (in)justicia francesa acaba de ratificar el encubrimiento a los soldados abusadores en sus “misiones de paz”.






Temas relacionados

Abusos sexuales   /   ONU   /   Justicia   /   Francia   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO