Política Estado Español

ERTE

Más ayudas para las empresas: el Gobierno amplia los ERTE hasta el 30 de junio

El Ministerio de Trabajo ha acordado con los representares de la patronal, Cepyme y CEOE, y con los sindicatos, UGT y CC OO, mantener los ERTE hasta el 30 de junio. Una medida más para ampliar el rescate a las empresas en medio de esta crisis.

Clara Mallo

Madrid | @ClaraMallo

Viernes 8 de mayo | 18:08

El acuerdo permite mantener los ERTE y buena parte de sus ventajas para las empresas el hasta el 30 de junio con algunos cambios. Aunque esta fecha es prorrogable, el texto del acuerdo deja claro que el Gobierno puede ampliar el plazo de aplicación de los ERTE más allá “en atención a las restricciones de la actividad vinculadas a razones sanitarias”.

El acuerdo permite mantener vigentes la mayoría de las ventajas para las empresas. Solo dos cambios respecto a la situación anterior: por un lado la reducción de las cuotas a la seguridad social de sus empleados. Hasta ahora las empresas de menos de 50 empleados tenían una reducción de cuotas del 100% y las de más de 50 empleados del 75% . Ahora esos umbrales de exención bajan al 60% en mayo y el 45% en junio para las sociedades más pequeñas y al 45% y el 30% para el resto.
Hasta ahora, el Estado ha dejado de percibir 2.200 millones de euros en reducciones de cuotas a la Seguridad Social de los empleadores para los trabajadores en ERTE.

Otra novedad es que el nuevo acuerdo permite que las empresas finalizar los ERTE de forma progresiva, es decir que reincorporen a los trabajadores según los vayan necesitando. Una barra libre para las patronales que pueden ir moldeando las plantillas a su antojo. Respecto a estas incorporaciones además, las empresas quedarán exoneradas de las cotizaciones a la seguridad social del 85% en mayo y el 70% en junio las empresas más pequeñas y el 60% y el 45%, el resto.

¿Ayuda para quién?

Tras las primeras semanas de crisis que trajeron 1 millón de despidos, el Gobierno de coalición dio rienda suelta a las empresas para que apliquen miles de ERTE y que sea el Estado, por un lado, y los trabajadores y las trabajadoras, por otro, quienes tengan que costear esta enorme crisis sanitaria, social y económica.

En lo que llevamos de año ya hay casi 4 millones de trabajadores en ERTE. A estos Expedientes se ha destinado la mayor de las partidas de gasto aprobadas para combatir la crisis sanitaria y económica. De los 30.000 millones den total, casi 18.000 han sido destinados a los ERTE según la estimación anterior al nuevo acuerdo que amplia el plazo de aplicación.

El Gobierno anunció la flexibilización de los ERTE como una medida de protección a los trabajadores, sin embargo los ERTE son abiertamente un rescate para las empresas. Los empresarios dejaran de pagar sueldos mientras los trabajadores se ven en situación de desempleo temporalmente cobrando una prestación por desempleo que supone una pérdida del 30% respecto a su salario.

Además a los 18.000 millones destinados a los ERTE que suponen una ayuda directa a las empresas, hay que sumar otros 2.200 millones de euros en reducciones de cuotas a la Seguridad Social de los empleadores para sus trabajadores incluidos en este tipo de expediente. Un chollo para las empresas a costa de vaciar las arcas públicas.

Un escenario complicado

Las previsiones del Gobierno y de los principales organismos económicos como el Banco de España o el FMI no son nada halagüeñas. Se estima que el PIB del Estado español va a caer un 8% en 2020, el peor dato desde la posguerra. En 2009, el año de mayor caída de la crisis de 2008, el PIB cayó un 3,7%, menos de la mitad de la previsión actual. Los datos del paro también son escalofriantes. La tasa de desempleo se estima que pueda situarse en un 21,7%. Algo que presenta un escenario nada esperanzador.

Tras dos meses de crisis el Gobierno ha dejado claro que todo sus esfuerzos están destinados a salvar a las empresas a costa de los trabajadores y la mayoría social. En este contexto, además, las burocracias de los grandes sindicatos negocian con el Gobierno las medidas para salvar a patronal y juegan un verdadero papel para la paz social.

Los trabajadores tienen la salida

Ante el escenario al que nos acercamos y la falta de alternativa miles de trabajadores han aceptado el ERTE como mal menor pero también ha comenzado a haber expresiones iniciales de reacción ante las distintas situaciones que genera esta crisis. Así vimos como en las primeras semanas de la crisis fábricas enteras paraban la producción ante la negativa de los trabajadores a trabajar sin medidas de protección. O huelgas como la de los trabajadores de Telepizza que pararon ante las amenazas de la patronal a aquellos que exigían trabajar con medidas de siguaridad.

La crisis inédita hacia la que vamos no puede caer una vez más sobre los trabajadores y sectores populares. Ante esta situación, debemos pelear por la prohibición de todos los despidos. Se debe exigir licencias con el pago del 100% del salario tomando como referencia la media cobrada en los meses anteriores para los contratos que incluyen horas complementarias como ocurre de manera generalizada en la hostelería. Y que la financiación de las medidas sociales sea sostenida con impuestos progresivos a las grandes fortunas y la banca.






Temas relacionados

Estado de Alarma   /   ERTEs   /   Gobierno de coalición PSOE-UP   /   Política Estado Español   /   Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO