Política Estado Español

PERSECUCIÓN “MANTEROS”

Nueva jornada de lucha por la libertad de los “manteros” detenidos

Nueva manifestación por la libertad inmediata de los “manteros” detenidos y contra la campaña persecutoria que viene sufriendo este colectivo desde hace más de un año.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Jueves 11 de agosto de 2016 | 16:41

FOTO: ID

El Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes ha celebrado este jueves una nueva jornada de lucha por el fin de la campaña represiva que vienen sufriendo desde hace más de un año por parte del Ayuntamiento de Barcelona en Comú y la Guàrdia Urbana. Además de exigir la libertad inmediata de los manteros presos en la actualidad.

Por otra parte, el colectivo de manteros ha denunciado también el montaje policial que se está llevando a cabo contra Lamine Sarr, portavoz del Sindicato Popular, y otros seis compañeros. Cuatro de ellos en libertad provisional desde el martes pasado, entre ellos Lamine. Todos ellos, acusados de pertenencia a banda criminal.

La jornada empezaba a las doce de la mañana con una concentración frente al consulado de Senegal en Barcelona. Allí, el colectivo de vendedores ambulantes, a través de un comunicado, ha denunciado su actual situación, en la que como dicen “muchos de los miembros de la comunidad senegalesa se ven obligados a ejercer la venta ambulante en el espacio público debido a la situación económica e ilegal que sufren”. Y han querido también manifestar la defensa de su actividad como única solución que les queda para sobrevivir.

Sin embargo, en los últimos meses, “la persecución policial a la que estamos sometidos los “manteros” se ha incrementado. Teniendo como consecuencia las detenciones de cinco miembros de nuestro colectivo. Además de otro compañero internado en el CIE”, han seguido denunciando con el comunicado. Exigiendo, por último, la libertad inmediata de los dos vendedores ambulantes que siguen presos.

No obstante, justo después de la lectura del comunicado, un portavoz del Sindicato Popular ha informado que el cónsul de Senegal en Barcelona no ha querido recibirlos y han denunciado que “nosotros nos sentimos olvidados. Hemos venido hasta aquí y el cónsul no está. Lucharemos para cambiar esta situación”.

Antes de empezar la marcha hasta la Plaza Sant Jaume, donde se encuentra el Ayuntamiento y el Palau de la Generalitat de Catalunya, y donde debía acabar la jornada de lucha, Aziz Faye ha atendido a los periodistas presentes para denunciar las múltiples provocaciones que vienen sufriendo por parte de la Guàrdia Urbana de Ada Colau como parte de la campaña criminalizadora hacia su propio colectivo. Faye ha manifestado que “para solucionar el problema de la venta ambulante no hace falta que nos manden a la Guàrdia Urbana. Pedimos que los puestos de trabajo que propone el Ayuntamiento de Barcelona en Comú se lleven adelante. Lo que no vamos a permitir es que nos sigan rompiendo las piernas y nos sigan haciendo daño en la calle”.

Seguidamente, la manifestación ha cruzado varias de las principales arterias de la ciudad, llegando a cortar varios tramos de la Avenida Diagonal al grito de “Ninguna persona es ilegal”, o “Sobrevivir no es delito”.

Durante la marcha, también se han visto pancartas portadas por los propios “manteros” en las que denunciaban la hipocresía del Ayuntamiento de Barcelona en Comú. El Gobierno “del cambio” homenajea a los refugiados que mueren intentando cruzar el Estrecho y hace bandera de ser una ciudad refugio para miles. Mientras, por otra parte, persigue a los inmigrantes que consiguen llegar, como vienen denunciando desde el Sindicato Popular.

Y es que desde que BeC llegó al Ayuntamiento, el aumento de los dispositivos policiales, las reiteradas agresiones, las incautaciones y los registros en domicilios no han parado de profundizarse. Además, por supuesto, de las detenciones de los primeros presos sociales del Gobierno del “sentido común” de BeC. Y es que como decía Aziz Faye en una entrevista “yo diría que no hay diferencia entre la represión que sufriamos con el anterior alcalde y la actual situación con Barcelona en Comú”.

Al pasar por la sede de la UE en Barcelona, el portavoz del Sindicato Popular Lamine Sarr ha leído un emotivo poema escrito por él mismo, titulado “Sueños rotos”, en que explica las dificultades de la mayoría de los inmigrantes y refugiados en sus países de origen y las consecuencias de las políticas migratorias reaccionarias de la UE al llegar aquí. Por todo ello, concluía Lamine, “decidimos organizar el Sindicato Popular para dar voz a los sin voz y luchar contra el racismo y la persecución”.

Tras pasar por La Rambla se han empezado a escuchar gritos contra la Guàrdia Urbana, ya que este es uno de los puntos calientes donde la policía de Barcelona actúa con mayor violencia e impunidad hacia los vendedores ambulantes.

Justo después se ha llegado a Plaza Sant Jaume, donde para finalizar esta jornada de lucha, Aziz Faye ha manifestado que “desde el Sindicato Popular salimos a la calle con más fuerza para luchar por la libertad de todos nuestros compañeros y denunciar la injusticia de un sistema que nos criminaliza y al miedo que nos quieren imponer. Queremos denunciar también el montaje policial que sufren parte de los vendedores ambulantes, como Lamine y los tres compañeros. Queremos acabar con la criminalización, la persecución de los pobres e inmigrantes”.

También han tenido palabras de homenaje con el compañero Mor Silla, muerto hace un año tras una persecución policial en su propio domicilio de Salou (Tarragona).

Y por último, Faye ha vuelto a denunciar el cinismo de Barcelona en Comú, manifestando que “no se puede estar a favor de los refugiados y estar en contra de los manteros. No se puede pedir que se cierren los CIE’s y al mismo tiempo se encierran inmigrantes dentro. Seguiremos resistiendo, seguiremos denunciando y seguiremos luchando. Porque sobrevivir no es delito”.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Barcelona en Comú   /   Manteros   /   Persecución policial   /   Persecución   /   Detenidos   /   Represión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO