Sociedad

CORONAVIRUS

Pandemia en Burgos: crónica de una crisis sanitaria anunciada

Los casos de contagio por Coronavirus en la provincia y otras contiguas como Soria no paran de crecer. Aunque está en marcha un plan de contingencia, se podría hacer mucho más de lo que se hace.

Irene Ruiz

Burgos

Miércoles 25 de marzo | 17:49

El plan de contingencia frente al coronavirus del Hospital Universitario de Burgos avanza para hacer frente al aumento en la incidencia de casos positivos que han ido ingresando en tanto en las unidades de hospitalización, como en las unidades de críticos. Aunque se ha empezado a mandar pacientes a Recoletas y el personal sanitario está poniendo su mejor compromiso, los casos de contagio por Coronavirus en la provincia y otras contiguas como Soria no paran de crecer.

Todos los ingresados tanto en la UCI como en Reanimación son positivos por coronavirus que se encuentran graves, y las URPAS (Unidades de recuperación post-anestésicas) se encuentran asumiendo nuevos casos, quedando solo 10 boxes para pacientes graves que no sean por COVID-19. A su vez se está habilitando el bloque quirúrgico C como unidad de críticos para recibir pacientes positivos. Respecto a la hospitalización ya se ha completado la fase de ocupación de todo el bloque H y desde el fin de semana se está hospitalizando en los sectores del bloque B. El complejo asistencial cuenta con 65 respiradores de los cuales están ocupados 45 y la realidad es que los nuevos 20 que la consejera de sanidad Verónica Casado dijo que venían en camino todavía no han llegado.

Pese a haber dado altas a todos los pacientes hospitalizados previamente por otras dolencias, que estaban mínimamente en condiciones de salir, el HUBU se está llenando de pacientes por positivo en COVID-19. Ahora mismo hay unos 150 ingresados en planta, 26 en la UCI, 8 en corta estancia y 22 en la URPA, y el hospital se prepara para abrir otra UCI en quirófanos. Además, se va a instalar una carpa en el exterior de urgencias para realizar una clasificación de pacientes previa al triaje hospitalario que ya estaba instalado, para diferenciar a pacientes con historia previa de afecciones respiratorias del resto antes de su acceso al hospital.

En el HUBU, el Rio Hortega en Valladolid y los complejos asistenciales de Burgos y León tienen ya más de un centenar de personas ingresadas.

Y la pandemia llegó a Burgos

Resulta preocupante que Burgos tenga el porcentaje de enfermos críticos más elevado de la región, ascendiendo a 45 el número de personas que necesitan cuidados intensivos. Desde medios como el Diario de Burgos esto se justifica porque “la pandemia llegó antes a Burgos”, aunque admiten que estamos en un momento de crecimiento de casos no exacerbado, pero si alto y que la situación va a peor.

Un dato importante para pensar en cómo se está gestionando la crisis en la salud de la población es que 20 de los 28 fallecidos en nuestra provincia desde el comienzo de la crisis sanitaria vivían en residencias de mayores públicas o privadas.

Además, hay 68 residentes que han dado positivo tras someterse a la prueba del COVID-19; y otras 338 personas de estos centros de la provincia se encuentran aislados o en observación porque presentan síntomas, porque ya estaban aislados previamente por sus patologías o porque han estado en contacto con casos confirmados, aunque no presenten síntomas.

Hay algo que todo el mundo en Burgos sabe y es que el HUBU ha sido desde su construcción un nicho de mercado para todo tipo de empresas privadas que se han lucrado haciendo negocio de la necesidad y de lo público.

El coronavirus ha llegado a Burgos en un momento en el que, como en el resto del estado los ataques a la sanidad pública han sido constantes. Tenemos múltiples ejemplos recientes en la ciudad como la protesta del personal y los vecinos del ambulatorio de Los Cubos en 2019, las protestas por el cierre de las urgencias de Gamonal y san Agustín, o la propuesta surrealista del gobierno autonómico de Cs y PP de cambiar profesionales por voluntarios en el ámbito rural, desmantelando la sanidad precisamente donde hay población más envejecida.

La gestión estatal también llega tarde

Por otra parte, la gestión gubernamental a nivel estatal también llega tarde. La aplicación de test masivos debería haberse aplicado desde el principio a toda la población, como se los hicieron a los políticos y miembros de la casa real, en vez de estar esperando resignado mientras cientos se contagiaban y morían.

La gestión del gobierno PSOE – Unidas Podemos se basa en declarar el estado de alarma y llenar las calles de policías y militares mientras permite a los grandes empresarios mantener abiertas sus fábricas, aunque no pertenezcan a sectores esenciales o no cumplan con la normativa de salud e higiene como ocurre en la Bridgestone en el Polígono Industrial de Pentasa, y con otras como Gamesa o Talgo en Miranda de Ebro, por citar solo algunos de los ejemplos.

Si estas mismas empresas estuvieran en manos de sus trabajadores podrían decidir cómo y para que trabajar, si rediseñar su producción al servicio de la emergencia social decidiendo democráticamente cuanto se trabaja y como o seguirse exponerse a riesgos para que el empresario siga haciendo dinero a costa de su salud. Empieza a haber ejemplos de iniciativa de la clase trabajadora como el caso de los trabajadores de Airbus España, en el que los trabajadores han levantado una huelga ante la negativa de la empresa de paralizar la producción, o el de Airbus Francia donde los trabajadores se han negado a volver a trabajar si no es para fabricar respiradores artificiales y poder contribuir a la crisis social y sanitaria con su trabajo.

Te puede interesar: Trabajadores de Airbus Francia: “Que la empresa done mascarillas para los sanitarios o no volvemos al trabajo”

Lo que está claro es que se podría hacer mucho más de lo que se hace. A nivel local, nos han llegado varias aportaciones al correo de Izquierda diario en Burgos [email protected], donde te animamos a mandar tus denuncias. Entre ellas había algunas de quienes pedían que se habilite el Hospital Divino Valles para atender casos de coronavirus menos graves dejando el HUBU para los más urgentes, otros se quejan de la militarización de las calles mientras surgen iniciativas como la red de solidaridad de Burgos y otras.

¿Qué opinas tú? No queremos que seas un espectador o espectadora pasiva en esta crisis y sus soluciones. Mándanos tus denuncias e impresiones y colabora en la difusión de las noticias.






Temas relacionados

Pandemia   /   Coronavirus   /   Burgos   /   Sanidad Pública   /   Sanidad   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO