Política Estado Español

CATALUNYA JUVENTUD

¿Quién es la nueva Consellera d’Ensenyament?

Mano derecha de la saliente Irene Rigau, co-responsable de los peores recortes contra la educación pública de su predecesora y cuenta en su haber con “méritos propios” como los recortes de las beca comedor o la propuesta de una tasa de 3 euros para los niños que llevaran el “tupper” al colegio.

Marc Ferrer

Barcelona

Viernes 15 de enero de 2016

Foto: EFE

Meritxell Ruiz será la nueva Consellera d’Ensenyament, a propuesta de CDC. Hasta ahora era la Directora de Atención a la Familia y Comunidad Educativa, organismo dependiente del Departamento que encabezaba su madrina, Irene Rigau, la reina de los recortes educativos.

Ruiz fue diputada del Parlamento entre el 2006 y el 2010 por Unió Democràtica. Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y anteriormente ejerció como asesora de los servicios financieros de La Caixa. Un perfil muy alejado de la enseñanza, a no ser que se considere a ésta como un negocio tal y como ha hecho CiU históricamente. En la última legislatura pasó a ser la número dos de Riagu. Su mano derecha en la ardua tarea de dejarnos un inmenso legado de recortes en el sector educativo desde el 2010. Rigau, y su delfina Ruiz, podemos decir que se han llevado la medalla del campeonato de recortes en el Estado español.

En 2010, según datos de los Presupuestos de la Generalitat, se destinaron un total de 5.317 millones de euros a educación. Cuatro años más tarde, en 2014, la partida fue de 4.157 millones, es decir casi 1.200 millones menos. Esto se ha traducido en el cierre de algunos centros educativos, aulas, medidas de refuerzo (como el profesorado de apoyo o vetlladores)... y una política que ha ampliado los conciertos económicos con escuelas religiosas, incluyendo aquellas que segregan por sexos.

También durante este tiempo se impusieron tasas de matriculación en la FP, a la par que se disparaban las universitarias, mientras el programa de becas y ayudas al estudio sufrió un tijeretazo brutal. La Generalitat destinaba cerca de 55 millones en 2010 frente a los 13 actuales. Un recorte que se aplica tanto a las becas para educación no universitaria como de las beca universitarias, y que es una de las causas -junto con el “tasazo”- de que haya 37.000 estudiantes universitarios expulsados de las aulas.

Otro sector golpeado por Rigau y Ruiz ha sido el profesorado que ha visto cómo se han recortado sus sueldos (con una pérdida de poder adquisitivo del 8,5% de media), se ha aumentado su jornada laboral, se ha recortado la plantilla, aumentado los ratios y eliminado recursos de refuerzo necesarios para poder realizar su trabajo en condiciones dignas. Muchos interinos, sustitutos y profesores de apoyo han sido despedidos o en el mejor caso precarizados.

Ante estos recortes muchas familias -las que han podido- se han visto obligadas a desembolsar dinero de su propio bolsillo. Los padres de los alumnos catalanes, el año pasado, destinaron una media de 505 euros por niño a gastos escolares. Una cantidad que supone un 19,1% más que en 2007.

Pero sería injusto tratar a Meritxell Ruiz como una mera número dos en esta carrera de recortes. Ella también tiene méritos propios en su labor al frente de la Dirección de Atención a la Familia y Comunidad Educativa. Una de sus famosas propuestas fue pretender cobrar 3 euros a los niños que lleven el “tupper” al comedor del colegio y ha sido la responsable de los recortes de las becas comedor que han denunciado este curso Consejos Comarcales como el del Baix Llobregat, el del Gironès, el del Barcelonès y el del Vallès Occidental.

Según estos mismos organismos públicos las partidas de este curso eran entre un 32% y un 48% inferiores a las del año pasado. Todo esto en un momento en el que en Catalunya diversas ONGs cifran en 50.000 los niños que sufren privaciones alimentarias. De los 250.000 menores en situación de riesgo de pobreza y sólo 63.659 tienen ayudas de comedor escolar.

Otra medida responsabilidad directa de Ruiz, y que muestra cual será la sensibilidad “social” de la nueva Consellera, fueron los recortes en la convocatoria de la subvenciones para entidades sin ánimo de lucro basadas en el voluntariado, muchas de las cuales han visto incrementada su actividad brutalmente para atender los graves problemas sociales generados por la crisis y las políticas de ajuste.

Estos son algunos de los principales puntos del currículo de la nueva Consellera. Una defensora y aplicadora de las políticas de ataque directo a la educación pública y las ayudas sociales, como vía para hacer pagar la crisis a quienes menos tienen. Está claro que Meritxell Ruiz seguirá la estela de recortes de Irene Rigau para esta nueva legislatura. El movimiento estudiantil y la comunidad educativa deberemos pues prepararnos para hacerle frente.






Temas relacionados

Junts pel Sí   /   Política Estado Español   /   Estudiantes   /   Movimiento estudiantil   /   Catalunya   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO