Mundo Obrero Chile

TRABAJADORAS CUESTIONAN MEDIDA

Reapertura de Sala cuna y jardines infantiles en plena pandemia para que mujeres "vuelvan a trabajar"

Se habla de la reapertura de los jardines infantiles, en vez de estar buscando soluciones verdaderas para la crisis sanitaria. El Gobierno busca ante el costo de la calidad de vida de las familias trabajadoras reponer una nueva normalidad sin haber planteado una estrategia seria para enfrentar la pandemia.

Viernes 9 de octubre

“Con sala cuna universal Chile avanza hacia una plena igualdad de oportunidades para mujeres y hombres”. Esta frase es parte de la iniciativa de la agenda mujer impulsada por el gobierno de Sebastián Piñera, un proyecto de ley que duerme en el Parlamento hace más de un año, y que al contrario de avanzar retrocede, y se le carga para variar el peso de la crianza a las mujeres trabajadoras.

Este proyecto de ley busca modificar el artículo 203 del Código del Trabajo, que obliga a las empresas con 20 o más trabajadoras a pagar salas cunas y reemplazarlo por un Fondo Solidario que subsidie el cuidado de los menores de dos años cuyos padres sean trabajadores, fondos que serían administrados por una empresa privada. Otra regalía que se le quiere dar a los empresarios.

En el caso de los hombres el beneficio solo se otorgará si tiene el cuidado personal de manera exclusiva, o si tiene una sentencia judicial, dejando como siempre la carga de la crianza de los hijos a la mujer. No es universal, ya que para acceder a este beneficio deben tener 6 cotizaciones en una AFP dejando afuera a las mujeres trabajadoras no renumeradas que trabajan en su casa, de manera informal, vendedoras ambulantes o de forma intermitente.

Con un proyecto de ley nefasto del cual ni siquiera se han preocupado para brindar mayor protección a las mujeres y hombres trabajadores en medio de la pandemia, asegurando, por ejemplo, sueldos de emergencia acordes a la canasta familiar de $500 mil, para proteger la salud y mantener con sustento a las personas; tienen el descaro de hablar de reabrir las salas cunas, con el discurso de apoyar a la mujer trabajadora cuando en verdad lo que se está buscando es exponer a las familias trabajadoras y sus hijos.

Es evidente que se necesita un cambio en las leyes que favorecen a los ricos y poderosos, pero un cambio real, sin letra chica como está acostumbrado a tratar este Gobierno machista que solo busca enriquecer a los suyos, privatizar la educación y explotar a la clase trabajadora. ¡Que la crisis la paguen los empresarios!






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Jardines públicos   /   Trabajadoras   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO