Juventud

CONVERSACIONES ENTRE PRECARIOS

Sobrevivir con 300 euros al mes

Es 20 de julio. Es uno de tantos días que llevamos de intenso calor en la capital aragonesa. Las calles desiertas y el cielo completamente despejado. Conversamos con dos jóvenes trabajadores, Asier y Noelia, delegados de la CGT en Telepizza y 100 Montaditos, ambos también militantes de Clase contra Clase.

Carlos Muro

@muro_87

Viernes 24 de julio de 2015

Los compañeros/as de CGT Telepizza consiguieron hace cuatros años el derecho democrático a tener un comité de empresa y la readmisión de Asier -despedido por impulsar en Telepizza la huelga general del 29S de 2010-. Mediante una gran campaña se consiguió organizar a un sector de trabajadores con un programa contra la precariedad y por la vuelta al convenio de hostelería. Después de cuatro años, volvieron a sacar un extraordinario resultado siendo la segunda fuerza más votada en el comité de empresa.

Recientemente se constituyó la sección sindical de la CGT en la empresa 100 Montaditos a causa de la amenaza de cierre o traspaso y por el incumplimiento del convenio de hostelería. Se consiguió organizar a algunas trabajadoras y paralizar el cierre. Estas dos experiencias expresan que hay muchos jóvenes trabajadores precarios que están dispuestos a luchar.

El intenso calor nos obliga a que realicemos la entrevista en un bar de las Delicias, uno de los barrios obreros de Zaragoza más conocidos que se ha visto gravemente afectado por la crisis. El porcentaje de pobreza -sobretodo en los más jóvenes- se ha intensificado en estos últimos años.

“Muchos trabajadores tenemos que sobrevivir con 300 euros”

Tres cortados con hielo, una grabadora y ganas de charlar. Rápidamente Asier inicia la conversación con dos noticias que leyó en el periódico Heraldo de Aragón “¿Habéis visto los datos sobre pobreza en Aragón?” Noelia inmediatamente responde “sí, lo vi, es terrible”. Según el informe presentado por Comisiones Obreras “Pobreza y desigualdad salarial en Aragón”, unos 120.000 trabajadores perciben salarios por debajo del umbral de la pobreza. Los datos recogen un total de 425.800 asalariados de media anual en la Comunidad de Aragón. Conforme la división establecida entre los estratos más precarios se sitúan los que cobran unos 436 euros que representan a 50.900 trabajadores, 33.600 cobran unos 807 euros y 35.200 unos 1106 euros.

“¿Qué os hace pensar esto?” les pregunto. Asier, mientras termina de dar un sorbo a su cortado con hielo, responde “indudablemente la patronal quiere que paguemos una crisis que no hemos generado nosotros. Ha aumentado la precariedad y hay peores salarios en sectores como hostelería, comercio, hogar y servicios sociales. Muchos trabajadores tenemos que sobrevivir con 300 euros al mes y encima tenemos que oír en nuestros trabajos que hay que hacer un esfuerzo por el “bien común”, que en realidad es el bien para el bolsillo del jefe". Noelia agrega con indignación “y no hay que olvidarse de que hay el triple de mujeres que de hombres que están entre los sectores con peores sueldos. Las mujeres trabajadores tenemos mucho que reivindicar, el machismo y el acoso de la patronal que tenemos que aguantar en estos trabajos es pan de cada día”. Los datos muestran la desigualdad que existe entre hombres y mujeres incluso en el tipo de contrato; mientras el 32% de las mujeres aragonesas tienen contratos a tiempo parcial, solo el 9% de los hombres lo sufren.

“¿¡Y todo esto que estamos hablando que significa!?” -pregunta Noelia y sigue- “simple y llanamente precariedad laboral, situaciones personales dramáticas de miles de currantes. Somos miles los que no llegamos a finales de mes, ¡porque tenemos salarios de mierda! Algunos tienen hijos, familia que cuidar, problemas de desahucios porque no pueden pagar el alquiler o la hipoteca, o se tienen que pluriemplear y aun así no llegan a final de mes... ¡Es dramático!”

“Poner en pie un movimiento de trabajadores contra la precariedad laboral”

El termómetro de la calle marca 40º, el calor aprieta en la calle pero nosotros seguimos charlando con mucho interés. Noelia mira el reloj -18.30hs- y con un tono más calmado comenta que “no solo en Aragón sino que en todo el Estado hay miles de trabajadores que viven esta situación”. Asier, dando el último trago a su cortado con hielo, recalca que “es irónico que la burocracia de CCOO haga estos informes sobre pobreza, cuando son ellos los que pactan con la patronal y el gobierno para recortar plantillas y salarios. Pero ya sabemos que en el capitalismo, la patronal siempre va a querer tener mayores beneficios a costa nuestra, y para hacerlo necesita a la burocracia sindical. En nuestro caso fue así, la empresa nos sacó del convenio de hostelería que tenía mejores condiciones y se inventó el de pizzas mucho peor, y para hacerlo contó con la firma de UGT primero y CCOO después”.

Les pregunto “entonces ¿Cómo hacer frente a la explotación laboral de miles de trabajadores?” “En primer lugar -responde Asier- es necesario un programa independiente de la patronal, del gobierno de turno y de las castas sindicales que dé respuesta al conjunto de trabajadores pero también a los sectores más explotados e “invisibles” de la sociedad como los inmigrantes, las mujeres y la juventud. Para ello es necesario que sean miles los que se organicen en sus centros de trabajo. Para nosotros es clave organizar a todos los trabajadores precarios que sufren igual que nosotros y que no tienen medios para hacerlo o no saben cómo hacerlo.. Nosotros lo tuvimos que hacer solos, nadie de la burocracia sindical de CCOO o UGT vino ayudarnos. Nosotros queremos ayudar a todos esos trabajadores precarios y organizarnos en común. Ha habido grandes luchas que nos han dejado grandes lecciones, como la histórica lucha de Panrico con su lema “0 recortes de plantilla, 0 rebajas salariales”, la lucha espartana de los trabajadores de Cocacola o la “revolución de las escaleras” de los técnicos de las contratas de Movistar. Los precarios no podemos luchar solos, tenemos que unirnos con los trabajadores de contratas, subcontratas, de ETT o empresas en lucha…es necesario poner en pie un movimiento de trabajadores contra la precariedad laboral, ese es nuestro objetivo”.

“Es necesaria la más amplia movilización para exigir e imponer las principales reivindicaciones de los trabajadores”

Las tazas de café con hielo ya están vacías y el reloj marca las 19.00. En la tele está el canal de 24h de RTVE y una de las noticias es sobre Podemos y los nuevos gobiernos municipales. En las imágenes sale Pablo Iglesias, Carmena Manuela, Ada Colau y Pedro Santisteve. Aprovecho la conversación para preguntarles “¿Cómo ve la juventud estas nuevas formaciones? ¿Cómo lo veis vosotros?”

“Creo que con el 15M la juventud tuvo un punto de inflexión muy importante -comenta Noelia-, por primera vez se cuestionaban el bipartidismo político del PPSOE, y en general la “democracia” para ricos que tenemos. Con el tiempo fueron surgiendo nuevos proyectos con una estrategia para reformar el capitalismo, como Podemos o las candidaturas populares en Madrid, Barcelona o Zaragoza. En este contexto una parte importante de los jóvenes tienen ilusiones en que estos proyectos puedan mejorar sus condiciones de vida y cambiar este régimen. Entiendo que muchos jóvenes tengan ilusión, pero yo no tengo confianza en que a través de Podemos y las distintas estrategias para reformar o humanizar el capitalismo podamos hacer pagar la crisis a los capitalistas”. Asier asiente y añade “un ejemplo del fracaso de esta estrategia de reforma de las instituciones se ve en Grecia donde Tsipras ha acabado aceptando el plan de ajuste de la Troika, incluso Podemos lo respaldó. No es un buen precedente, porque muchos jóvenes trabajadores quieren que se eliminen las ETT, los contratos basura, eliminar las reformas laborales, una vivienda digna para todos, echar a los corruptos, no pago de la deuda...entre muchas cosas. Por eso es necesaria la más amplia movilización para exigir e imponer las principales reivindicaciones de los trabajadores”.

Noelia, haciendo un inciso, explica “por ejemplo, el ayuntamiento de Zaragoza en Común dice que está realizando una auditoria para evaluar las cuentas de las distintas contratas del ayuntamiento para ver si se municipalizan o no. Esta promesa ha despertado mucha expectación, como es normal, y ha sido una reivindicación histórica de los trabajadores de las contratas. Pero por eso mismo, es necesaria una amplia movilización para la inmediata municipalización sin indemnización de esas empresas”.

Asier añade “nosotros en Telepizza llevamos desde el año pasado luchando por mejores medidas de seguridad para los repartidores que se juegan la vida en las calles. El verano pasado hicimos nuestra primera huelga parcial porque un motero tuvo un grave accidente. Hasta la fecha ningún ayuntamiento en Zaragoza se ha planteado ninguna medida que nos proteja a los currantes que hacen reparto a domicilio, mientras que siempre se ha beneficiado a la patronal con miles de “regalitos”. El nuevo ayuntamiento de Zaragoza en Común tiene la capacidad legal de crear una ley de seguridad vial para proteger a los repartidores e imponer a las empresas la obligatoriedad de proporcionar mejores equipos de protección; equipos adecuados que protejan cabeza, espalda, rodillas, piernas...vamos al completo!”.

Noelia por su parte dice que “en Zaragoza, como en otras ciudades, el sector de la hostelería y del comercio agrupa a miles de trabajadores precarios. Los capitalistas de la hostelería y el comercio son uno de los grandes sectores de éste país, una patronal antisindical, corrupta y que incumplen cada día los convenios colectivos, como nos pasa en 100 Montaditos. Todos los ayuntamientos, como en Zaragoza, conceden licencias de apertura de locales donde se incluyen cláusulas sobre ruidos y medio ambiente. Pero no incluyen cláusulas para proteger a los currantes. Es decir no existen leyes contra la precariedad laboral y por el cumplimiento de los convenios como el de hostelería, contratando a más inspectores de trabajo que vigilen su cumplimiento. Nosotros como militantes de Clase contra Clase no tenemos ilusión en este ayuntamiento por el límite de su estrategia y su programa, aunque entendemos que el “fin del bipartidismo” en el consistorio con la subida del ZeC ha despertado ilusiones entre los trabajadores. Pero por esta misma razón, llamamos a los trabajadores a que luchemos juntos por estas medidas que está en manos del ayuntamiento resolverla, como estamos proponiéndonos hacer en la sección sindical”.

El tiempo ha pasado volando, casi hora y media de conversación que ha sintetizado grandes reflexiones sobre la precariedad laboral y la necesidad de un gran movimiento para combatirla. Para los que aspiramos a cambiar este mundo de forma revolucionaria estas reflexiones no caen en saco roto, puede ser una palanca para que más jóvenes trabajadores den un paso adelante y luchen por acabar con la explotación capitalista.






Temas relacionados

Zaragoza   /   Precariedad laboral   /   Juventud   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO