Política Estado Español

BARCELONA

Tercera noche de represión policial en el barrio de Gracia

Con la de hoy ya van tres jornadas seguidas de violencia policial en Barcelona. El barrio de Gracia sigue movilizado en defensa del “banco expropiado” y contra la brutalidad policial.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Miércoles 25 de mayo de 2016 | 21:00

A las nueve de la noche se convocaba una nueva manifestación en defensa del Banc Expropiat, el edificio desalojado el lunes pasado. Hora y media antes, diferentes columnas de manifestantes han salido de otros puntos de Barcelona para confluir en el barrio de Gràcia y emprender la marcha. Se calcula que, tras las dos noches pasadas de enfrentamientos entre Mossos d’Esquadra y manifestantes, la de hoy ha sido la manifestación más numerosa, con más de 2400 personas.

Antes del inicio de la manifestación, los Mossos d’Esquadra ya habían formado un enorme operativo con decenas de furgonas policiales y cortando las calles adyacentes al edificio desalojado.

Pasadas las diez de la noche y tras la militarización del barrio, los Mossos d’Esquadra han empezado con las contundentes cargas policiales, persiguiendo y golpeando de forma indiscriminada. Los manifestantes, por su parte, han montado nuevamente barricadas para defenderse y plantar cara a la violencia policial que se está extremando a cada noche.

Con los enfrentamientos de hoy ya son más de 30 los jóvenes heridos de diversa consideración y numerosos detenidos.

Sin embargo, a medida que pasan las noches, la violencia policial está generando un movimiento de apoyo entre los vecinos del barrio de Gràcia, organizando caceroladas desde los balcones o saliendo directamente a la calle en solidaridad con los manifestantes.

Por otra parte, empiezan a ser numerosas también las denuncias de los vecinos de Gràcia respecto a la posición pasiva que está manteniendo el Ayuntamiento de Barcelona en Comú. La alcaldesa, Ada Colau, manifestó tras la segunda noche de enfrentamientos que "los hechos de esta noche son rechazables. Rechazamos cualquier forma de violencia. Los vecinos de Gràcia no se merecen estos destrozos que no llevan a ninguna parte. Pero también cabe preguntarse qué hay detrás de esto", en clara referencia a los manifestantes. Sin embargo, desde el Ayuntamiento, en ningún momento se ha denunciado la contundencia policial de la policía autonómica catalana.

Las manifestaciones y los enfrentamientos con la policía están expresando algo que va más allá de la mera defensa del Banc Expropiat. La lucha del barrio de Gràcia se está convirtiendo en un auténtico polvorín que en cualquier momento puede estallar y la violencia policial puede ser el detonante para desencadenar toda la rabia e indignación y convertirse en una lucha por los derechos y las libertades.






Temas relacionados

Mossos d’Esquadra   /   Política Estado Español   /   Barcelona en Comú   /   Ada Colau   /   Barcelona   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO