MADRID ABUSO POLICIAL

Un guardia civil a un activista antitaurino: “Te voy a reventar la cabeza, hijo de puta”

Un activista antitaurino era golpeado y amenazado por un guardia civil este lunes en la plaza de toros de Valdemorillo (Madrid). El agredido registró las imágenes en su cámara de vídeo.

Arsen Sabaté

Barcelona | @ArsenSabate

Martes 7 de febrero de 2017 | 14:44

Óscar del Castillo, un activista antitaurino, fue retenido, golpeado y amenazado este lunes por parte de agentes de la Guardia Civil.

Según informa eldiario.es, los hechos ocurrían instantes después que Del Castillo, integrante de la organización antitaurina Gladiadores por la Paz, saltara al ruedo de la plaza de toros de Valdemorillo en Madrid para protestar contra el maltrato animal. Una reconocida novillada con picadores que tradicionalmente da el pistoletazo de salida a la temporada taurina.

Momentos después el joven activista es retenido y sacado del coso taurino por diferentes miembros de la Guardia Civil hasta los rediles. Allí, un grupo de “siete miembros de la Guardia Civil y cuatro de la Policía Local”, según narra el propio Del Castillo a eldiario.es, comienza a interrogarlo.

En el vídeo que se muestra a continuación se percibe como Óscar del Castillo es insultado y golpeado en numerosas ocasiones por un agente de la Guardia Civil, tal y como lo denuncia en el momento el propio agredido. Las imágenes publicadas por eldiario.es fueron grabadas por la cámara que llevaba el mismo Del Castillo para registrar la protesta antitaurina.

Aunque en las imágenes aparezca sobreimpreso el año 2007, la grabación es del pasado lunes 6 de febrero, debido a que la cámara del propio activista no estaba configurada con la fecha exacta.

Como se puede comprobar, aparte de ser golpeado en reiteradas ocasiones, Del Castillo recibe un trato totalmente denigrante por parte del agente. "Te voy a pegar todo lo que me salga de los cojones, hijo de puta, me cago en tus muertos, te voy a reventar, vas a rezar, hijo de puta, te reviento" o “A mí me la pela tu puta hija. Que me digas cuanta gente hay”, son algunas de las amenazas e insultos que se escuchan de forma clara en relación a que el activista delate a los posibles compañeros que pudieran estar entre las gradas de la plaza.

Del Castillo presentó ayer un parte médico en que se da constancia de las lesiones faciales sufridas. Y en declaraciones a eldiario.es señalaba que “a pesar de mi actitud pacífica, he recibido por parte de un guardia civil numerosos golpes en la cara para que les dijera dónde estaba el resto de los activistas. Me ha estado agrediendo ante las miradas pasivas de sus compañeros. Me he sentido desprotegido, humillado, vejado, y lo que más me ha dolido es que llamase ‘puta’ a mi hija de 9 años. Y todo esto por pedir que no se maltrate a un animal inocente por diversión".

La situación sufrida por parte de Óscar del Castillo es una muestra más del abuso de autoridad policial que se viene ejerciendo. Casos como el de Juan Andres Benitez, fallecido tras una paliza de los Mossos d’Esquadra, dan fe de ello.

El Régimen actual es culpable de acciones represivas como estas. Un Régimen heredero del franquismo que ha dado manga ancha a la continuidad e impunidad de todo el aparato represivo de la dictadura. Como todo estado burgués, el Estado español se sirve siempre en primera instancia de las fuerzas represivas ante las demandas de libertades democráticas más esenciales como es el derecho a manifestarse.






Temas relacionados

Guardia Civil   /   Maltrato animal   /   Madrid   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO