Mundo Obrero

COMUNICADO CONTRA LA REPRESIÓN

¡Una juventud antiracista, en solidaridad con los manteros y la clase trabajadora inmigrante!

En la ciudad de Barcelona, desde que Barcelona en Comú llego al Ayuntamiento, la represión y criminalización de los “manteros“ no solo ha continuado, sino que también ha ido en aumento, dando varias vueltas de tuerca a las políticas del anterior alcalde convergente Trias.

No Passaran

Barcelona

Martes 2 de agosto de 2016 | 18:15

La posición de criminalización, persecución y represión que ha mantenido desde sus inicios el gobierno de Ada Colau frente los manteros, es paradigmática y una muestra evidente de la enorme distancia que existe entre los discursos y los hechos de esta nueva izquierda que se reclama "del bien común".

En mayo, tras las persistentes persecuciones, agresiones y palizas, Side Moctar se convirtió en el primer preso social de este "Gobierno del cambio". Se trata de un joven cuyo único "delito" fue ser inmigrante, dedicarse al top manta y defenderse de la violencia de la Guardia Urbana. Simultáneamente a su detención, tenía lugar el desalojo del "Banc Expropiat" en Gracia, lugar emblemático para la izquierda y la juventud del barrio. Mientras tanto, la alcaldesa Ada Colau y otros concejales de Barcelona en Comú, pronto cerraban filas en defensa de los cuerpos represivos de la policía, criminalizando a los jóvenes manifestantes, como ha hecho cada vez que han ocurrido agresiones hacia el Sindicato Popular de Manteros.

De hecho, ha día de hoy, ya son cuatro los manteros que han entrado en prisión, acusados de pertenencia a banda criminal, mientras uno de ellos sigue internado en un CIE esperando su deportación a Senegal. Sin duda, este último operativo policial llevado a cabo por los Mossos de Esquadra, que mediante un montaje policial realizado con la complicidad judicial, política y mediática que ya conocemos en la “Ciutat Morta“, ha encontrado su mejor aval en la campaña represiva policial que se viene llevando a cabo desde hace más de un año. Todo esto no hace más que volcar los prejuicios racistas hacia este colectivo, acusándolos de pertecer a un entramado mafioso, cuando realmente se trata de trabajadores inmigrantes, uno de los sectores más precarios de la sociedad, que encuentran en la venta ambulante la única forma de ganarse la vida.

Todo esto ha ocurrido al mismo tiempo que la alcaldesa y el resto de su gobierno salía en los medios hablando de la "ciudad refugio". Un doble discurso que pone en evidencia su verdadero rostro: el de la defensa de los intereses capitalistas por encima de las necesidades de la población inmigrante, la juventud y el conjunto de la clase trabajadora. Detrás del desalojo y la dura represión durante las movilizaciones por el "Banc Expropiat", estaban los intereses de Bravo Solano y su empresa dedicada a la especulación urbanística Antartic Vintage SL; mientras que detrás del acoso y la represión contra los manteros están los intereses del lobby turístico y comercial de la ciudad.

Pero mientras los medios y el gobierno de la ciudad alimentan su campaña criminalizadora y envían a la policía a reprimirnos, la solidaridad empieza a emerger en las calles. Cada día se hace más urgente que la juventud, junto a todas las organizaciones de izquierda, rompan el silencio para enfrentar el racismo institucional que con métodos cada vez más violentos ataca a la población inmigrante y extiende con más dureza la represión hacia los jóvenes. Tan solo con la movilización en las calles y peleando en común por los derechos de la juventud y población inmigrante y refugiada será posible enfrentar todos estos ataques que reflejan la cara más continuista de la "nueva política".

¡Liberación inmediata de los manteros en prisión o internados en los CIEs!

¡Basta de represión a la clase trabajadora inmigrante y la juventud!






Temas relacionados

Barcelona en Comú   /   Manteros   /   Barcelona   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO