×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

8M: ¡Feministas antiimperialistas contra la guerra!

¡Fuera las tropas rusas de ucrania! ¡abajo la OTAN! ¡No al rearme imperialista! ¡Contra la extrema derecha y su LGTBfobia! ¡Contra la violencia machista! Por un feminismo anticapitalista y de clase.

Pan y Rosas Estado español

Martes 8 de marzo
Facebook Twitter

Este 8M marcharemos mientras resuenan las bombas de la guerra de Ucrania. La reaccionaria invasión rusa ya ha provocado casi un millón y medio de personas refugiadas en menos de 10 días, heridos y muertos. Mientras tanto, los Estados imperialistas aprovechan esto para incrementar de forma monstruosa su rearme militar, preparando nuevas intervenciones imperialistas que solo traerán más padecimientos a las mujeres, la clase trabajadora y los pueblos oprimidos del mundo entero. Por eso este año marchamos con el lema: feminismo antiimperialista contra la guerra.

El Gobierno de Putin está llevando adelante una guerra reaccionaria contra el pueblo ucraniano, mientras reprime brutalmente las protestas en Rusia contra la guerra y ya hay más de 10.000 detenidas. Su gobierno tiene profundas relaciones con la extrema derecha mundial y es conocido por sus políticas misóginas y contra el colectivo LGTBI. La invasión de Putin merece todo el repudio de las mujeres del mundo entero este 8M:

¡No a la guerra! ¡Fuera las tropas rusas de Ucrania! ¡Todo el apoyo a las mujeres y jóvenes que en Rusia se manifiestan contra la guerra y contra su propio gobierno!

Desde Pan y Rosas condenamos el ataque de Putin a Ucrania cuyas terribles consecuencias ya vemos, pero al mismo tiempo denunciamos la política imperialista de la UE y la OTAN que envían armas y están aplicando sanciones que solo pagará con más sufrimientos el pueblo ruso. Denunciamos también el rearme de los ejércitos imperialistas. Solo la lucha común de los pueblos contra la guerra, para terminar con la invasión rusa y exigiendo el derecho de autodeterminación de todos los pueblos, incluidos los del este de Ucrania, puede garantizar una salida progresiva a este conflicto.

En el caso del gobierno “progresista” español, ha mostrado estos días su verdadera cara: un gobierno imperialista y guerrerista. Como otros de la UE utilizan la excusa de “ayudar al pueblo ucraniano”, ¡pero sabemos que es mentira! Nunca les ha importado lo más mínimo los pueblos que padecen ocupaciones terribles, como en Palestina. Ni piensan romper relaciones con sus aliados de las reaccionarias dictaduras árabes, por más que estas masacren a pueblos enteros como en Yemen. Solo utilizan la reaccionaria invasión rusa y la indignación que genera para sus propios intereses imperiales. Además, la OTAN ya viene financiando y armando desde hace años a Zelenski y los grupos de ultra derecha que son parte de su gobierno.

Desde Pan y Rosas llamamos a enfrentar las políticas de la extrema derecha, pero también denunciamos ese “feminismo imperial” de ministras como Yolanda Díaz que ha salido a apoyar de forma incondicional el envío de armas a Ucrania. Ya también decimos claramente que no son ninguna alternativa las ministras de Podemos, que con la boca chica dicen “no a la guerra” mientras reafirman “todo su apoyo” al gobierno de Sánchez que encabeza la ofensiva guerrerista de la OTAN. ¡Basta de hipocresías!

Nosotras somos feministas anticapitalistas y proponemos recuperar la tradición de las mujeres internacionalistas y antiimperialistas como Rosa Luxemburgo y Clara Zetkin que se opusieron a la barbarie de la guerra imperialista de 1914.

Contra la extrema derecha. El feminismo ministerial no es alternativa

Este 8M también nos manifestamos contra la extrema derecha reaccionaria. La que saluda hipócritamente la llegada de refugiadas ucranianas, pero pide mano dura contra las migrantes que vienen desde otros países pobres o en guerra. Frente a esas posiciones reaccionarias, el “feminismo” de los ministerios tampoco no es ninguna alternativa. Es este gobierno quien mantiene intacta la Ley de extranjería y los CIES, y quien reprime a los jóvenes en Ceuta y Melilla.

En estas manifestaciones estaremos como siempre junto a las mujeres trabajadoras, las trabajadoras esenciales durante estos dos años de pandemia, que fueron dejadas atrás nuevamente por las políticas del gobierno y sus “pactos sociales” con la CEOE. Las trabajadoras del SAD, las trabajadoras del hogar, las que hacen huelgas contra la brecha salarial, las Kellys. Por eso denunciaremos que la reforma laboral de Yolanda Díaz dejó intactas las principales medidas de las reformas laborales del PP y el PSOE, a pedido de las grandes empresas.

¡Abajo las reformas laborales que precarizan a las mujeres! ¡Basta de externalizaciones! ¡A igual trabajo, igual salario! ¡Abajo la ley de extranjería! ¡Regularización ya de todas las migrantes!

Este 8M salimos también contra las violencias machistas de todo tipo, seguimos exigiendo:

¡Formación de comisiones de mujeres autoorganizadas y protocolos contra la violencia machista en universidades y lugares de trabajo! ¡Aumento del presupuesto para prevención, educación y sanidad y más casas de acogidas para que aquellas mujeres en situación de violencia tengan medios para independizarse!

Salimos a decir ¡Ni una menos! y a denunciar a esta justicia patriarcal que culpabiliza a las mujeres y persigue activistas y raperos mientras protege a los agresores y a los poderosos.

Pan y Rosas es una organización internacional de mujeres en varios países de Europa, Estados Unidos y América Latina. Seamos miles este 8M para luchar por un feminismo anticapitalista y antiimperialista. Te invitamos a sumarte con nosotras: ¡escríbenos para sumarte a Pan y Rosas!


Facebook Twitter
Cerveza: historia, prejuicios y mujeres

Cerveza: historia, prejuicios y mujeres

Derecha religiosa realiza “terapias de conversión” en Costa Rica

Derecha religiosa realiza “terapias de conversión” en Costa Rica

[Dossier] Debates sobre feminismo y marxismo

[Dossier] Debates sobre feminismo y marxismo

Se aprueba el matrimonio igualitario en Cuba, pero ¿qué más sucede con el Código de Familia?

Se aprueba el matrimonio igualitario en Cuba, pero ¿qué más sucede con el Código de Familia?

"Luchamos por un feminismo de clase, anticapitalista y antiimperialista"

"Luchamos por un feminismo de clase, anticapitalista y antiimperialista"

Cuando el trabajo doméstico dejó de ser invisible

Cuando el trabajo doméstico dejó de ser invisible

Un libro de Françoise Vergès contra el callejón sin salida del feminismo carcelario

Un libro de Françoise Vergès contra el callejón sin salida del feminismo carcelario

Feminismos, crímenes y castigos

Feminismos, crímenes y castigos