×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Argentina: la movilización impone la derogación de una ley a favor de la megaminería en Chubut

Durante seis días Chubut estuvo convulsionada por enormes movilizaciones y también hubo paros de sectores de enorme peso como los portuarios y los marítimos. La consigna de "Fuera Arcioni" fue creciendo y haciéndose escuchar en cada corte de ruta y marcha. Fue eso lo que hizo retroceder al gobernador que hace unos días había dicho que "no pensaba dar marcha atrás". Ahora anuncia la derogación y plantea el llamado a un plebiscito. No se puede confiar en él. Si la ley se deroga, no hay nada que plebiscitar. Hay que seguir movilizados y movilizadas hasta garantizar el triunfo completo.

Lunes 20 de diciembre de 2021
Facebook Twitter

Este lunes por la tarde la movilización popular tuvo un enorme triunfo: obligó al gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, a anunciar la derogación de la zonificación minera. Ocurrió luego de 6 días de masivas movilizaciones en esa provincia del sur argentino, cortes de ruta y paro de trabajadores de sectores estratégicos como marítimos y portuarios. Todo indica que la derogación se hará efectiva este martes, en una nueva sesión de la Legislatura provincial. Desde parte del activismo que se movilizó no confían en el gobernador y llaman a seguir organizados y en las calles hasta que esté garantizando el triunfo.

La zonificación minera fue votada el miércoles pasado en la Legislatura de la provincia. Con una maniobra, introduciendo el tema a último momento, el oficialismo impulsó la votación. La norma -que tenía masivo rechazo popular- logró ser aprobada gracias a dos votos que aportó la bancada del Frente de Todos y a uno aportado por Visión Peronista. Fue Carlos Eliceche -que ocupa precisamente esta banca- quien dijo que la ley tenía el apoyo del Gobierno nacional de Alberto Fernández.

El repudio rápidamente salió a las calles. Desde el primer día hubo movilizaciones masivas en las ciudades más importantes de la provincia. El reclamo contra la zonificación que habilitaba la megaminería se convirtió en una demanda popular masiva, apoyada por el grueso de la población. La bronca se hizo evidente en el ataque a símbolos del poder político, como ocurrió el jueves cuando fue incendiada la Casa de Gobierno, pero también hubo ataques contra la sede de otros poderes provinciales.

Sin embargo, lo más distintivo fue el enorme protagonismo de sectores de la clase trabajadora que, ya desde el viernes mismo, empezaron a pronunciarse y llamaron a movilizarse hasta que la ley fuera derogada. Allí tuvieron una importante participación trabajadores y trabajadoras portuarios y marítimos que, junto a garantizar paros por tiempo indeterminado, salieron a las rutas y fueron parte activa de los cortes. El corte sostenido sobre la Ruta 3 -protagonizada por los y las trabajadoras de la pesca en Puerto Madryn- es una muestra del enorme poder de fuego de fracciones de la clase obrera que controlan sectores estratégicos. Fueron, también, quienes paralizaron y paralizan los puertos de Madryn y Rawson.

Esta enorme resistencia obrera y popular fue la que le dobló el brazo al gobernador Arcioni, que hace pocos días había mostrado una prepotencia total afirmando que "jamás daba marcha atrás" cuando tomaba una decisión.

La movilización empezó a plantear una dinámica que podría haber llevado a la caída del gobernador. La consigna "fuera Arcioni" se empezó a escuchar cada vez más en cada corte o movilización. La fuerza de los paros y la masividad de las movilizaciones alentaban ese escenario. Muy probablemente esto es lo que explica que haya retrocedido. Este mismo lunes temprano se había hablado de "una suspensión de la ley" y el llamado a un plebiscito. Sin embargo, horas más tarde, desde su cuenta de Twitter, el gobernador anunció que iba a derogar la norma.

Sin embargo, en su mensaje habló también del llamado a un plebiscito. Pero, como dicen quienes aún están movilizados, "el plebiscito ya se hizo en las calles. Allí estuvo la demostración más palpable del rechazo al proyecto de zonificación minera.

La enorme fuerza desplegada en la movilización tiene que mantenerse y potenciarse. Hay que estar preparados y preparadas para enfrentar todas las trampas y las maniobras políticas que Arcioni o el resto de los partidos patronales quieran llevar adelante.

Demagogia opositora

La enorme bronca y movilización obligó a todos los partidos patronales a hacer un giro. El Frente de Todos -que dio dos votos para aprobar la zonificación minera- pasó a plantear un proyecto de derogación para debatir en la sesión de este martes. Lo mismo hizo la opositora UCR (Unión Cívica Radical).

Pero no se puede tener ninguna confianza en los partidos del régimen, que son cómplices del saqueo y el ajuste en función del pago de la deuda. La fuerza del pueblo trabajador está en las calles y este retroceso del Gobierno lo demuestra. Hay que redoblar la pelea por unir los reclamos de estatales, mapuches y ambientalistas para golpear al gobierno.

Un golpe la agenda extractivista que defienden todas las fuerzas patronales

Este triunfo popular es un golpe al esquema extractivista que comparten el gobernador de Chubut, el presidente Alberto Fernández, Cristina Kirchner y la oposición derechista. Allí no hay grieta. Todos y todas defienden un modelo que destruye el ambiente en la desesperada búsqueda de dólares para el pago de la deuda externa.

Frente a ellos, el Frente de Izquierda Unidad es la única alianza política nacional que ha venido acompañando esta pelea. Fueron los diputados y las diputadas de ese espacio, Nicolás Del Caño, Myriam Bregman y Alejandro Vilca, quienes denunciaron la represión que tenía lugar en la provincia del sur en la última sesión del Congreso Nacional, que tuvo lugar entre el jueves y el viernes pasado.

Esa solidaridad no es solo de palabra. Desde ese domingo a la tarde, el diputado jujeño Alejandro Vilca está en Chubut, acompañando cada movilización y cada corte de ruta. Ha sido parte de los miles y miles que este lunes obligaron al gobernador Arcioni a retroceder.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Ale Vilca (@ale.vilca)

El triunfo logrado por el pueblo de Chubut es un gran ejemplo de lucha para el conjunto de la población trabajadora, los sectores populares y para quienes lucha en todo el país contra la agenda extractivista y la destrucción del medio ambiente. El Gobierno nacional -con aval de la oposición patronal- se preparan para acordar con el FMI. Más temprano que tarde, ese acuerdo solo traerá mayores ataques sobre las mayorías populares. Lo logrado en Chubut con la lucha es una base para prepararse para los combates que vendrán.


Facebook Twitter
Las “democracias” imperialistas empujan al mundo a nuevas y peores guerras

Las “democracias” imperialistas empujan al mundo a nuevas y peores guerras

El presidente de Ecuador vuelve a decretar el estado de excepción

El presidente de Ecuador vuelve a decretar el estado de excepción

Sánchez aplaude que la OTAN defina la migración como una amenaza contra la que responder militarmente

Sánchez aplaude que la OTAN defina la migración como una amenaza contra la que responder militarmente

Sri Lanka paralizada, sin combustible y a punto de estallar

Sri Lanka paralizada, sin combustible y a punto de estallar

“Beneficiarse del sufrimiento”: el brutal informe sobre el crecimiento de la desigualdad

“Beneficiarse del sufrimiento”: el brutal informe sobre el crecimiento de la desigualdad

El Congreso argentino aprobó el acuerdo de sumisión con el FMI

El Congreso argentino aprobó el acuerdo de sumisión con el FMI

Argentina: la movilización impone la derogación de una ley a favor de la megaminería en Chubut

Argentina: la movilización impone la derogación de una ley a favor de la megaminería en Chubut

Argentina: una multitud llenó la Plaza de Mayo contra el FMI y el ajuste

Argentina: una multitud llenó la Plaza de Mayo contra el FMI y el ajuste