Mundo Obrero Estado Español

ARAGÓN

Atasco crónico de las listas de espera de la sanidad pública

Las listas de espera de la sanidad pública aragonesa se encuentran actualmente en una situación de bloqueo, 2.878 pacientes llevan más seis meses esperando para operarse de diferentes patologías.

Sara Povo

Zaragoza | @sarapovo

Jueves 19 de mayo de 2016

Mientras los medios de comunicación y el Gobierno de Aragón intentan vendernos un descenso ridículo de estas vergonzosas cifras. Mienten e intentan maquillar la realidad, pero lo cierto es que las cifras hablan por sí solas.

En primer lugar si comparamos esta cifra con la de agosto del 2015, es sensiblemente superior a la de hace un año, ya que la lista era de 2.714 personas. Ésta fue en aumento y llegó en enero a la escandalosa cifra de 3.809 pacientes esperando a ser operados. Si comparamos estas tres cifras el resultado de las tres es el mismo, miles de aragoneses con diferentes patologías tienen que esperar más de seis largos meses hasta conseguir llegar a la mesa de quirófano.

La realidad, por mucho que los titulares de los grandes medios de comunicación nos anuncien una bajada de estas vergonzosas cifras, es que hay un atasco crónico de las mismas. Este es un claro reflejo de los estragos que provocan los recortes llevados adelante por los diferentes gobiernos de turno en nuestra sanidad desde hace años.

Pero no sólo hay que esperar para operarse, también los días se pasan con lentitud para pacientes que tienen que visitar las consultas de diferentes especialidades. Los servicios que se “llevan la palma” son los de traumatología, que superan los 72 días de espera y oftalmología, la cual tiene una media de más de tres meses. Estos retrasos suponen un enorme sufrimiento para quienes deben esperar mientras se encuentran enfermos.

Ningún gobierno ni el del PP antes ni el del PSOE ahora van a poner solución a esta mal generado por sus políticas de recortes.

Uno de los factores fundamentales para entender esta situación es la falta de medios para realizar las pruebas diagnósticas, según fuentes de sanidad son “fruto del cuello de botella” por la falta de medios, refiriéndose a las ecografías y a los tacs necesarios para diagnosticar y llevar adelante las diferentes intervenciones. Según las cifras del departamento de sanidad hay 9.754 pacientes que esperan más de un mes para hacerse una ecografía. Ese “cuello de botella” al que se refiere el departamento de sanidad del PSOE como algo abstracto o ajeno a sus responsabilidades, es fruto de sus políticas de recortes y la falta de inversión en la sanidad.

La marea blanca viene denunciando esta situación y en una nota de prensa apuntan a que hay: “un claro enquistamiento de las demoras de atención en distintas especialidades” y añaden que “la adquisición de nuevas unidades de diagnóstico por resonancia magnética es imprescindible para aligerar estas listas de espera estructurales”

La situación que se da en Aragón no es diferente del resto del estado. El deterioro de la sanidad pública es cada vez más grave debido a los recortes y a la aplicación de las políticas dictaminadas por la Troika y llevadas adelante por los gobiernos de turno, independientemente de su color. Es necesario pararles lo pies. Para ello la movilización de los trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública en unidad con los usuarios y otros sectores en lucha es nuestra mejor arma. Solo así comenzaremos a dar pasos firmes en garantizar una sanidad pública, gratuita, de calidad y universal.






Temas relacionados

Mundo Obrero Estado Español   /   Aragon   /   Sanidad Pública   /   Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO