Sociedad

COMUNIDAD DE MADRID

Ayuso privatiza a dedo la vacunación del Covid-19: pagara más de 800 mil euros a la Cruz Roja

La Comunidad de Madrid concede un contrato de seis meses a Cruz Roja por 804.098 euros para que dé un servicio de apoyo a la vacunación del Covid-19. La entidad privada aportará doce equipos formados por enfermeras preparadas para el suministro de vacunas. Estas habían sido contratadas con anterioridad al anuncio de Ayuso.

Roberto Bordón

@RobertoBordon13

Martes 5 de enero | 13:57

No se trata de una sorpresa ya que Enrique Ruiz Escudero, Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ya había abierto la puerta a la privatización del servicio en una entrevista donde afirmaba que en una situación de pandemia había que usar tanto recursos públicos como privados para vacunar a la población.

Oficialmente el gobierno autonómico ha adjudicado un contrato por valor de 804.098 euros a Cruz Roja para que ofrezca un servicio de apoyo a la vacunación. El contrato concedido a dedo por el gobierno de Ayuso, que ha argumentado que la selección de una única entidad privada responde a criterios técnicos, parece más turbio cuando dicha entidad ya buscaba contratar enfermeras una semana antes de concederse el contrato. Si bien el documento de adjudicación fue ratificado el 29 de diciembre por la Consejería de Sanidad, Cruz Roja ya había colgado el anuncio de oferta de empleo el 18 de diciembre, es decir 11 días antes de que se les diese la adjudicación.

En concreto, se destinarán cada mes 90.000 euros al pago de costes de personal, 2.746 en uniformes, 16.094 en material sanitario, 7.200 en alquiler de vehículos y 2.800 en limpieza de automóviles. Las vacunas, jeringuillas y agujas necesarias para el servicio serán facilitadas por la Consejería de Sanidad. Con esto el gobierno de Ayuso afirma que Madrid dispondrá del mayor dispositivo sanitario posible a pesar de sus pobres datos de vacunación (6%) frente a otras Comunidades como Asturias donde ya se han dado todas las dosis, por ejemplo.

Haciendo negocio en mitad de la pandemia

Como era de esperar la noticia ha provocado las críticas de las trabajadoras de la Sanidad Pública y de los movimientos sociales, ya que mientras se sigue sin dar más recursos a la Atención Primaria y se realizan operaciones absurdas como el Hospital Isabel Zendal, que ha sido otro pelotazo típico del modelo de negocio de la derecha madrileña, el gobierno de Ayuso tiene tiempo de favorecer a la sanidad privada y otorgarle recursos a fin de seguir transfiriendo capital a manos privadas.

Es de recordar que se han producido ya distintas movilizaciones de los sanitarios denunciando esta situación y que en general denuncian sus pésimas condiciones laborales en todo el Estado.

Pero esta no sería la primera privatización de la campaña de vacunación por parte del gobierno de Ayuso, puesto que anteriormente ya habían privatizado la logística de dicha campaña. El gobierno de la Comunidad de Madrid, al mismo tiempo que ofrecía el recién construido hospital Isabel Zendal como centro de distribución de las vacunas al Gobierno central, dejaba este servicio en manos de la empresa Logista Pharma para el caso madrileño. La empresa se embolsará 156.204,47 euros por un contrato de 4 meses de almacenamiento y distribución de las vacunas del Covid-19 destinadas a la población madrileña.

Nuevamente el gobierno de Ayuso sirve para exponer las más descaradas lógicas del sistema capitalista, donde la única máxima es seguir produciendo para el capital y donde tanto nuestras vidas como la vacuna son mercancía en manos de la minoría que coloca el beneficio y la defensa de la propiedad privada como lo más sagrado en sus altares.

Pero no debe confundirse la problemática. El gobierno del PP puede ser la expresión más obscena, pero no significa que el resto de las opciones que siguen defendiendo los marcos del sistema capitalista nos ofrezcan mejores perspectivas de futuro. Lo que diferencia al Gobierno del PSOE y Unidas Podemos es que a fin de cuentas hacen lo mismo, pero con discurso “progresista”.

Si se quiere sobrevivir a un futuro de emergencias sanitarias, ecológicas, sociales y económicas que parece abrirse en esta primera mitad del siglo XXI, es más necesario que nunca articular una alternativa política de clase que se proponga superar este sistema decadente.






Temas relacionados

Vacunas contra la Covid-19   /   Vacuna   /   Isabel Díaz Ayuso    /   Sanidad privada   /   Comunidad de Madrid   /   Sanidad Pública   /   Trabajadores sanidad   /   Sanidad   /   Madrid   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO