Internacional

Imperialismo

Biden continúa bombardeando Afganistán a pesar de la retirada de tropas

Biden en sus discursos públicos habla como si estuviera poniendo fin a la guerra en Afganistán, pero los ataques aéreos continúan. Los trabajadores estadounidenses deben denunciar esta y todas las futuras campañas de bombardeos imperialistas.

Martes 10 de agosto | 12:38

Joe Biden está intentando pintarse a sí mismo como el presidente que está poniendo fin a la guerra en Afganistán, la guerra más larga en la historia de Estados Unidos. Si bien su administración puede estar retirando tropas, el imperialismo estadounidense todavía tiene presencia en el país. El 7 de agosto, Biden lanzó una campaña de bombardeos en Afganistán, un acto de violencia que probablemente continuará después de una retirada total de las tropas norteamericanas.

Este bombardeo es una respuesta a los acontecimientos en curso en Afganistán. Los talibanes lanzaron una campaña ofensiva en mayo y han estado reclamando más territorio en todo Afganistán a medida que Estados Unidos retira sus tropas. El 6 de agosto, los talibanes obtuvieron una gran victoria al tomar el control de Zaranj, una ciudad en el suroeste de Afganistán y la primera capital provincial que capturaron. Este avance impulsó la campaña aérea estadounidense al día siguiente, que bombardeó objetivos cerca de las principales ciudades, incluidas Kandahar, Herat y Lashkar Gah.

Hay una discusión entre la izquierda internacionalista, particularmente entre aquellos radicados en el corazón del imperio, sobre la mejor manera de mostrar solidaridad con las clases trabajadoras y oprimidas de Afganistán. Si bien los talibanes representan una amenaza genuina para la clase trabajadora de Afganistán, particularmente las mujeres, la devastación del país y el ascenso de los talibanes es un resultado directo del imperialismo estadounidense.

El legado de la guerra de Estados Unidos ha sido el de armar y entrenar a grupos violentos, gastar miles de millones de dólares destinados a "construir una nación democrática", que en cambio financió la corrupción y mataron a miles de civiles con ataques aéreos. Y estos son solo los aspectos mejor documentados de la participación de Estados Unidos.

Los antiimperialistas de Estados Unidos deben denunciar esta reciente y todas las campañas de bombardeo futuras. Los ataques aéreos son un acto de guerra particularmente brutal en lo que respecta al número de civiles muertos. Un estudio de 2020 realizado por el Proyecto Costs of War de la Universidad de Brown encontró que “De 2017 a 2019, las muertes de civiles debido a los ataques aéreos de Estados Unidos y las fuerzas aliadas en Afganistán aumentaron drásticamente. En 2019, los ataques aéreos mataron a 700 civiles, más civiles que en cualquier otro año desde el comienzo de la guerra en 2001 y 2002 ”.

El imperialismo estadounidense en Afganistán y en otros lugares no terminará a menos que la clase trabajadora y las comunidades oprimidas en los Estados Unidos lo asuman como una lucha importante. Debemos emprender esta lucha especialmente por el papel del imperialismo estadounidense en la devastación del mundo, así como por el poder que tenemos para resistir al imperialismo desde adentro.

También es importante recordar que nuestras luchas están conectadas con las víctimas del imperialismo en el exterior. Pagamos por los aviones y bombas que Biden usa para atacar Afganistán mientras simultáneamente nos dicen que no hay suficiente dinero para atención médica, vivienda, educación u otros recursos críticos. Este bombardeo tuvo lugar mientras los incendios forestales se desataban en California debido a la crisis climática, una amenaza existencial alimentada por el Pentágono.

Un enfoque integral de la solidaridad con los trabajadores de Afganistán está fuera del alcance de este artículo, sin embargo, en el corazón del imperio, podemos comenzar a mostrar solidaridad exigiendo el fin de los ataques aéreos estadounidenses en Afganistán y en todas partes.

Este artículo fue publicado en Left Voice y refleja los debates hacia el interior de Estados Unidos contra las intervenciones imperialistas de ese país y las consecuencias en corto y largo plazo.

Traducción: Salvador Soler.






Temas relacionados

Asia   /   Joe Biden   /   Afganistán   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO