×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

Cádiz: CGT se opone al preacuerdo y denuncia que se firme a espaldas de los trabajadores

La central anarcosindicalista considera que lo firmado “está muy por debajo del IPC actual” y se ha firmado “en el más absoluto de los secretos”. Llaman a que las plantillas rechacen el preacuerdo y a mantener la huelga.

IzquierdaDiario.es

Jueves 25 de noviembre de 2021
Facebook Twitter

La Federación de Sindicatos del Metal de la CGT (FESIM-CGT) ha emitido un comunicado en el que rechaza el preacuerdo firmado entre los representantes de CCOO (Confederación sindical de comisiones obreras) y UGT y la patronal del metal en la noche del miércoles, después de 9 días de huelga. Consideran que “con este acuerdo es la clase trabajadora la que sale perdiendo nuevamente, ya que se va a ver afectado su poder adquisitivo durante los próximos años, siendo precisamente esta una de las demandas que han movilizado a los trabajadores en la última semana de protestas”.

El texto incluye una subida salarial del 2% anual, muy por detrás de un IPC que de prevé cierre 2021 cerca del 6%. Las clausulas de revisión de la pérdida de poder adquisitivo se quedarían en cubrir un 80% de la merma y se aplicarían en 2024. Una subida que para la CGT “está muy por debajo del IPC actual y muy alejada todavía de las pretensiones iniciales” y que constituye “una agresión a las trabajadoras y los trabajadores eventuales, que son quienes más sufren las consecuencias de la inestabilidad laboral en este sector”.

Denuncian también que el preacuerdo haya sido negociado y firmado “en el más absoluto de los secretos” y que “mediante esta acción, a espaldas de los trabajadores, se pretende desconvocar la huelga indefinida”. En este sentido desde el sindicato apuestan por “mantener la huelga los días 25 y 26 de noviembre, puesto que es muchísimo lo que está en juego en estos momentos en Cádiz”.

En el mismo comunicado resaltan que esta “lucha ejemplar” ha sido “apoyada y respaldada por toda la clase trabajadora en el Estado español como se ha podido comprobar con la gran cantidad de muestras solidarias desde todos los sectores”, y señalan que “no puede ni debe tener un final en el que sus protagonistas –quienes más han arriesgado durante días de dura represión policial- salgan perdiendo con un acuerdo alcanzado con quienes ya tienen bastante experiencia traicionando a la clase obrera”.

La CGT hace un llamamiento a las plantillas del sector “para que rechacen este preacuerdo vergonzoso y sigan movilizándose de la misma manera que lo estaban haciendo hasta ahora”.

La política de las direcciones de CCOO y UGT ha sido conscientemente contraria durante toda la huelga a que se desarrollaran asambleas, se eligieran delegados de los huelguistas o se establecieran coordinadoras democráticas de las diferentes empresas y polígonos. El preacuerdo ha sido sometido solamente a la votación de asambleas de delegados.

La autoorganización era una amenaza a la política de negociación a las espaldas de los huelguistas con las que acostumbran a operar. Sin embargo, las fuerzas de la izquierda sindical que han participado activamente de la huelga, como la misma CGT, tampoco han hecho de esta cuestión una pelea clave.

El rechazo al preacuerdo de la CGT, que también se expresaba en corrillos y conversaciones esta mañana en muchos portones de las fábricas, no ha tenido por tanto un cauce por el que expresarse y poder dar una respuesta organizada a un texto firmado a espaldas de los trabajadores y que los manda a trabajar con gran parte de sus demandas sin alcanzar.

Salvando las distancias, esta política recuerda a muchas de las huelgas de los últimos años de la dictadura y primeros de la Transición, y cuyas lecciones la izquierda sindical debería tomar en cuenta e incorporar en su práctica cotidiana. Conflictos muy duros y combativos, en los que era capital imponer comisiones de representantes, coordinadoras y otros organismos de democracia directa con base en las asambleas de trabajadores, para evitar que el vertical primero, o las direcciones del PCE más tarde, condujeran las negociaciones y llevaran los conflictos a acuerdos de vergüenza o la derrota.

Te puede interesar: Cinco medidas para que triunfe la huelga del metal de Cádiz


Facebook Twitter
El FBI allanó la residencia de Trump en Florida

El FBI allanó la residencia de Trump en Florida

Un año de Gobierno de Pedro Castillo en Perú: giro a derecha y desilusión

Un año de Gobierno de Pedro Castillo en Perú: giro a derecha y desilusión

Se inicia la mayor huelga de la historia de Ryanair con la patronal y el Gobierno enfrente

Se inicia la mayor huelga de la historia de Ryanair con la patronal y el Gobierno enfrente

Estallan protestas en Bangladesh tras aumento del 52% en los precios del combustible

Estallan protestas en Bangladesh tras aumento del 52% en los precios del combustible

Represión en Tubacex: la fiscalía pide más de 4 años de prisión para tres trabajadores

Represión en Tubacex: la fiscalía pide más de 4 años de prisión para tres trabajadores

Gopuff en lucha: “Nos tomaban como números y en menos de 24h hemos asustado a toda una multinacional"

Gopuff en lucha: “Nos tomaban como números y en menos de 24h hemos asustado a toda una multinacional"

Sin subidas a la altura de la inflación, CGT no firma el convenio de FCC Limpieza

Sin subidas a la altura de la inflación, CGT no firma el convenio de FCC Limpieza

Ante una inflación que se come los sueldos, continúan los paros en el bus urbano de Zaragoza

Ante una inflación que se come los sueldos, continúan los paros en el bus urbano de Zaragoza