Géneros y Sexualidades

NEUQUEN

¿Cómo viven las mujeres del hospital Castro Rendón la pandemia?

Las mujeres son mayoría en el sector salud y hoy están en la primera línea de la lucha contra COVID-19. Ellas realizan tres veces más trabajo de cuidado no remunerado que los hombres y la pandemia aumenta la carga. Trabajadoras del hospital cuentan cómo viven la crisis sanitaria.

Mercedes Carrizo

Trabajadora del Hospital Castro Rendón de Neuquén Agrupación Violeta Negra en ATE

Yanina Saldia

Integrante de la Agrupación Violeta Negra en ATE

Domingo 29 de marzo | 12:16

La Izquierda Diario entrevistó a trabajadoras de diferentes sectores del hospital Castro Rendón para conocer cómo viven como mujeres y como trabajadoras la crisis del sistema público de salud frente a la actual pandemia; cómo afecta su organización familiar y que le exigen al Gobierno ante esta situación.

Rosario, mucama de distintos sectores del hospital

“Opino a pesar de estar en un hospital de alta complejidad, al sistema lo veo precario ante esta situación. Por la escasez de recursos y de personal funciona por el compromiso de los trabajadores, pero también a costa de su agotamiento”.

Afirma que “es casi imposible mantener una estricta cuarentena ya que, al salir de casa a trabajar, alguien debe cuidar a mi pequeño en casa, y viene desde el exterior de mi hogar. Así que el contacto y riesgo existe aun extremando los cuidados”.

“Esta situación de pandemia afecta más a las mujeres que a los varones. Nuestros tiempos y pensamientos siguen dividiéndose en miles de tareas y cuidados.”

Rosario sostiene que “esta situación de pandemia afecta más a las mujeres que a los varones. Nuestros tiempos y pensamientos siguen dividiéndose en miles de tareas y cuidados. Aparte de trabajar, hacer compras, cocinar, entretener, limpiar, desinfectar, mantener el acondicionamiento de la casa. Nuestro organismo está en alerta continuo”.

Dice que “hay que exigirle al Gobierno compromiso, que se ponga la camiseta por el pueblo y provea mínimamente de los recursos necesarios para Neuquén. Y en el hospital que amplíe el presupuesto para personal e insumos, ya que es continuo el circular del personal hospitalario buscando medicación y material en otros sectores para poder abastecerse, para atender a la población. Hay escasez en todo, y los recursos se evaporan por más dispuesto que el personal este a mantener el hospital a flote”.

Marcela, preparadora de material en el sector de laboratorio

“Veo al sistema de salud con preocupación, no estamos preparados, para esta situación, no hay insumos, respiradores, etc. Este contexto me afecta personalmente, ya que, al trabajar en salud, nos expone más aún, y en mi casa se encuentra mi hija que es asmática y mi madre con 79 años, las cuales se encuentran en el grupo de riesgo”.

“Según lo que he leído, el virus afecta más a los hombres o personas mayores de 65 años, pero como muta constantemente creo que no distingue género, ni condición, ni edad”.

“Hay que exigirle al Gobierno, que quienes estamos en el sistema de salud tengamos los elementos de protección”

Afirma que “hay que exigirle al Gobierno, que quienes estamos en el sistema de salud tengamos los elementos de protección, y que se revea la situación personal de cada empleado, dependiendo de cada servicio, en mi caso mi tarea no requiere que tenga que estar todos los días”.

Romina, trabajadora terciarizada

Considera que el sistema tiene una “escasez terrible, no está preparado para una crisis como la que estamos viviendo, ni siquiera nos proveen elementos como para resguardarnos, si bien la información la tienen y la pasas. Creo que si esto sigue creciendo se va a desbordar totalmente”.

“Me afecta emocionalmente y con mucha preocupación. Tratando de tomar todas las medidas que están a mi alcance para no exponer a mis hijos"

Dice que este contexto “me afecta emocionalmente y con mucha preocupación. Tratando de tomar todas las medidas que están a mi alcance para no exponer a mis hijos a lo que debo hacer en mi trabajo”.

Romina expresa “pienso que nos toca más de cerca a las mujeres que a los varones, por una cuestión que somos el sostén fundamental para nuestros hijos y nos tomamos las cosas con más seriedad y miedo a la vez siempre pensando en nuestra familia”

Concluye su reflexión diciendo “en una provincia con tanta plata, es hora de que se invierta en salud”.

Te puede interesar: Trabajadores tercerizados del Hospital Provincial Neuquén sin medidas básicas de protección

Johana, enfermera en la Unidad de Terapia Intensiva de Adultos

“Veo al sistema de salud con escasos recursos de insumos, no cuenta para cubrir ni el 10 % de la población neuquina. No contamos con la seguridad correspondiente los trabajadores de salud para enfrentar esta pandemia”.

Sostiene que “lo que más me afecta en mi organización familiar, es tener que dejar mi casa, sinceramente si se activa Covid19 no regresaré a casa tengo mis padres que son grupos de riesgo, deberé buscar un lugar donde no exponga a mi familia”.

Opina “que esta situación afecta mucho más a las mujeres, más aún a las que son madres por el hecho de que sentimos que tenemos muchas más responsabilidades que el hombre en nuestros hogares”.

“Que el Gobierno valore nuestro sacrificio ante esta pandemia, que nos dé los recursos suficientes para poder enfrentarla”.

Y exige: “Que el Gobierno valore nuestro sacrificio ante esta pandemia, que nos dé los recursos suficientes para poder enfrentarla”.

El 70 % de trabajadoras y trabajadores de la Salud son mujeres

Desde la década del ‘90 a la actualidad se observa el mayor porcentaje histórico de participación de las mujeres en el mercado de trabajo. Esta incorporación masiva tiene un denominador común a nivel internacional: la mayor participación de mujeres se da en “nichos” de tareas de reproducción social asalariada: escuelas, hospitales, geriátricos, guarderías, limpieza, etc.

Además, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a nivel mundial, las mujeres realizan el 76,2% del total de horas de trabajo no remunerado de atención, más del triple que los hombres. En Asia y el Pacífico, esa cifra se eleva al 80%.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 70 % de trabajadoras y trabajadores de la Salud son mujeres.

Te puede interesar: Crisis sanitarias: más riesgos para las mujeres

Frente a esta situación, nunca antes vivida, entendemos que hay que tomar medidas excepcionales para poder hacerle frente. Dejar de lado el romanticismo de que las trabajadoras de salud somos heroínas.

Estamos al frente de esta pandemia, somos la primera línea que con nuestro trabajo y nuestra lucha en defensa de la salud pública.

Sostenemos la atención de la comunidad, pero tenemos que hacerlo con todas las medidas correspondientes para resguardar nuestra salud y la de las personas que tenemos a cargo, tanto en nuestro lugar de trabajo, como en nuestra familia.

Es importante reconocer la disposición y el aporte de las gestiones obreras en cuanto a la producción de insumos hospitalarios, pero también es imperante la exigencia al Gobierno de dicha provisión, ya que es éste es el responsable de garantizar el derecho a la salud de todos.

Te puede interesar: Las condiciones del sistema de salud neuquino para hacer frente al coronavirus






Temas relacionados

Pandemia   /   Coronavirus   /   Mujer trabajadora   /   Hospital Castro Rendón   /   Mujeres   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO