Economía

Economía internacional

Crisis de abastecimiento en EE. UU. ¿Qué sucede con las cadenas de suministro globales?

El economista Esteban Mercatante explica las causas de los cuellos de botella en las cadenas de suministro de bienes en Estados Unidos. También destaca el problema de fondo vinculado a la irracionalidad capitalista de la operatoria mundial de las cadenas de valor. El posible impacto en Argentina.

Alerta Spoiler

Lun, mierc. y vie | 9 a 11 h

Jueves 21 de octubre | 20:26

🌏 CRISIS EN LA CADENA GLOBAL DE SUMINISTROS #AS | Entrevista a Esteban Mercatante, economista - YouTube

En Estados Unidos, decenas de barcos están atracados en los principales puertos de la costa oeste, Long Beach y Los Ángeles, a la espera de descargar. Representan el 40 % del tráfico de contenedores

Se generaron así continuas interrupciones de la cadena de suministro just in time [justo a tiempo] que están llevando a la escasez de productos y estantes vacíos en los supermercados.

En Alerta Spoiler conversamos de ello con Esteban Mercatante, economista, editor de La Izquierda Diario y la revista Ideas de Izquierda. Autor de los libros “La Economìa Argentina en su laberinto, lo que dejan 12 años de kirchnerismo”, “Salir del Fondo” y “El imperialismo en tiempos de desorden mundial”.

A continuación presentamos las principales definiciones de la entrevista:

Los problemas de suministro

  • La cara más visible de la crisis en las cadenas de suministro es la imagen de los puertos abarrotados en Estados Unidos. Hay una largas colas de barcos en espera para descargar contenedores, hay contenedores acumulados en los puertos que llevan muchas horas de abrirlos y hacer la distribución, y hay todo un estrés una fuerte tensión y agotamiento en lo que es la cadena de logística, que va de los puertos a los lugares de destino de los productos.
  • Eso ha llevado a que se vean en varios lugares de Estados Unidos y también de otros países ricos, que son grandes consumidores de productos que vienen del exterior como resultado de estas cadenas de suministro, sus góndolas vacías y se encarecen los productos porque se encarece llevarlos a destino porque hay faltante de oferta en relación con la demanda.
  • Los productos que solían llegar en los días tres días, o incluso menos, ahora tardan dos semanas y algunos no se sabe si van a poder llegar justamente antes de las fiestas. Han llegado a ver postales insólitas, como la cadena Burger King decía "no podemos entregar nuestros nuestros menús de Whopper porque no tenemos papas fritas", hasta cuestiones básicas como la papa este no nos llegan. Hay faltantes y hay otros mucho más graves, como la falta de insumos médicos o material para la medicina.

Causas del problema de abastecimiento

  • Lo que se ve con esto de los puertos es el final de la cadena, pero tenemos problemas en toda la cadena que va desde las fábricas donde se produce que están en China, en Vietnam, en países por el estilo, muchos de los cuales todavía siguen en algunos casos con algunas medidas restrictivas por el covid, con gente que no está yendo a trabajar, y en otros casos como el de China se entremezclan con otras cuestiones como una crisis energética muy fuerte, llegando a paralizar las fábricas.
  • Entonces lo que vemos con los puertos es el final pero en toda la cadena estamos teniendo muchos problemas y las raíces ahí es, justamente, como son una variedad de problemas, son variadas.
  • Una de ellas es la falta de inversión en los puertos. Por ejemplo Estados Unidos está teniendo en este momento una gran demanda que es muy alta porque mucha gente por las restricciones sanitarias desde el año pasado y todavía este año reemplazó consumo de servicios por compra de bienes, y la compra de bienes está mucho más alta que en la pandemia, y los puertos no están preparados para semejante demanda entonces se arman estos cuellos de botella.
  • Justamente como las cadenas funcionan justo a tiempo está todo preparado para andar bien cuando las cosas van normalmente, y cuando las cosas se complican se empieza a cargar de tensión, se arman estos cuellos de botella.
  • Hay una efectivamente una demanda que es muy alta que no sólo tiene que ver con el después incluso durante la pandemia se reemplazó consumo y quienes no podían salir de casa a un restaurant o ir al teatro y al cine, durante la pandemia se compraron más bienes ahora muchos no lo hicieron porque tenía una gran incertidumbre laboral perdieron el trabajo, y además ahora con la recuperación de los empleos y la recuperación de la actividad económica sumada a que todavía sigue habiendo una esa tendencia al reemplazo de consumo de servicios por consumo de bienes genera una demanda que es efectivamente altísima.
  • Ahora eso es una pata de la cuestión. La otra pata es que hay déficit de producción todo a lo largo de la cadena, porque sigue habiendo fábricas que funcionan que todavía están recuperando el ritmo y que durante el año pasado agotaron los stocks.
  • Los cuellos de botella tienen que ver con la falta de inversión. Los puertos en EE. UU. tenían una tolerancia para una suba de la demanda del 5%, bueno la semana subió el 20% entonces los puertos se recargan.
  • A eso se suma el gran rechazo a las condiciones laborales que ofrecen, por ejemplo, los camiones, que es la base de la logística en EE. UU.. Es uno de los trabajos que hace algunas décadas era un buen trabajo, bastante bien considerado, y hoy es visto como un trabajo terrible porque, entre otras, cosas empresas como Amazon con sus con sus flotillas contribuyeron a degradar las condiciones.
  • Estamos hablando de un problema que se va hacia el futuro. Las fábricas donde se producen los insumos y están teniendo dificultades, entonces esto va a seguir así durante varios meses, y no tiene que ver sólo con la demanda sino que tiene que ver con el hecho de que estas cadenas de valor van muy bien cuando cuando todo sale bien y se ajusta a la perfección y cuanto más o menos es previsible, pero cuando hay una serie de hechos como estos y cuando empiezan estos cuellos de botellas se generan efectos acumulativos.
  • Esto tiene que ver con una cuestión de fondo que es que estas cadenas de valor fueron muy buenas para los capitalistas para bajar costos para relocalizar producción, que estaban en los países ricos, imperialistas, se realiza en el sudeste asiático o en México o en lugares fuera de los países ricos, y que en muchos casos se extienden las cadenas de producción en decenas de miles de kilómetros.
  • A esto se suman a los costos, porque otro problema que están teniendo las empresas es que los costos de la logística, de poner un container en destino se multiplicaron por ocho en los últimos dos años, es decir un aumento formidable desde 2019 a esta parte.
  • Muchas veces la muchas de las industrias que se fueron de EE. UU. o Europa se fueron porque esos países no quieren tener una contaminación de la industria en su territorio, entonces esas mismas empresas de esos mismos países van a otros países que no tienen esas exigencias para hacer los mismos procesos industriales. Se le suele llamar dumpinig ambiental .
  • Ese dumping ambiental junto con los salarios bajos han sido uno de los grandes motivos de la formación de estas cadenas de valor, que exigen que los productos viajen decenas de miles de kilómetros no sólo el producto final sino para armar el producto.
  • Todo eso es, no sólo un costo aberrante e irracional del capitalismo, sino que se generan crisis como la de la cadena de suministro ahora estamos viviendo. Hay un faltante enorme que va a seguir paralizando a muchas industrias.

Perspectivas de la crisis de suministro

  • Lo que estamos viendo ahora es el último capítulo de la de la destrucción de estas cadenas de suministros, pero ya al principio de la pandemia se cerró todo y empezó a ver faltantes vinculados justamente a esta enorme dependencia de productos que vienen del exterior.
  • Las grandes empresas multinacionales de EE. UU. relocalizaron en otros países gran parte de su producción industrial, se quedan con los eslabones de diseño de los productos pero lo que es la industria la trasladaron casi toda a otros países. En la pandemia se vio que eso era potencialmente inviable y empezó a hablarse mucho de "resiliencia de las cadenas de valor". Eso tiene que ver con "cómo hacemos que estas cadenas puedan tolerar una crisis de este tipo".
  • Hay una tensión enorme entre entre la rentabilidad de las empresas, que quieren poner el producto en el mercado al precio más barato para desplazar a sus competidores, y entonces para eso hacen lo que te decía de ir a buscar los salarios bajos, hacer dumping ambiental, ir a los países que le ofrecen rebajas impositivas, y evitarse estos problemas.
  • Se habla de resiliencia hoy que está la crisis, se habla de esas soluciones a largo plazo, pero la lógica de lo de los empresarios y la lógica misma con la cual los funcionarios estatales se acomodan es que cuando pase la crisis para volver a hacer el ’business as usual’, el negocio como siempre y que será la rentabilidad lo que mande.
  • Si estos pasa de página van a seguir haciendo estas mismas cadenas con estos mismos costos ambientales que tienen, con estos mismos potenciales riesgos logísticos, y usando esta internacionalización de la producción en contra de la clase trabajadora, eso veo difícil que cambie lo inmediato.
  • Lo que estamos viendo es un problema que va a durar varios meses, o hasta un año, según dicen varios, y que va a generar trastornos, no sólo en el abastecimiento de productos, sino en un fenómeno que es muy nuevo que es el problema de la inflación.

Posible impacto en la Argentina

  • En Argentina parte de estos problemas pueden agravar la inflación mundial y eso te hace generar mayores dificultades en la política del país. Sabemos que más inflación significa más tasa de interés y eso en un país que está negociando con el FMI que está con problemas faltante de dólares puede agravar las dificultades en esos terrenos.
  • La situación al borde del abismo, con un Gobierno que está haciendo el ajuste y que le faltan dólares y que está buscando la manera de taponar la salida de esos dólares y tratando de llegar a un acuerdo con el FMI, todo eso se puede hacer más complicado, y puede también tener algún beneficio indirecto si estos problemas de la inflación y los problemas asociados a eso hacen subir los precios de los granos y otros productos que el país exporta.
  • El problema es si va a poder participar de esa exportación, por concretar las operaciones. El país no cuenta con logística. Si los buques y los containers están abarrotados de otras mercancías puede ser que el país quede último en la fila de todo eso y no pueda concretar todas sus operaciones de comercio.
  • Esas pueden ser algunas de las mayores consecuencias: inflación importada, los cambios en la política monetaria en los EE. UU., y el problema de los de los faltantes de dólares, que es un problema estructural y que en estos momentos de que empieza a haber crisis en la economía real se traslada rápidamente a la incertidumbre.
  • La situación precaria en la que está, en la que ve falsamente que la única salida para el país es un acuerdo con el FMI, que sabemos que nos va a hundir más todavía. Todo eso se puede complicar todavía más y si no hay salidas alternativas que no van a venir de este Gobierno sino que sólo pueden venir de la clase trabajadora y un programa para que la crisis la paguen los empresarios, todo puede hacerse mucho más complicado en un escenario de tormenta perfecta como lo que estamos presenciando.

Te puede interesar: La crisis de la cadena de suministro global tiene que ver con el capitalismo, no con Covid






Temas relacionados

Cadena de suministro   /   Globalización   /   Escasez   /   Alimentos   /   Imperialismo   /   Crisis    /   Comercio exterior   /   Estados Unidos   /   Economía Internacional   /   Internacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO