CONFINAMIENTO DE CLASE

El Madrid obrero y popular sale nuevamente a la calle contra la segregación y la militarización

Este jueves 24 nuevamente los barrios y zonas confinadas selectivamente por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, con el apoyo del Gobierno nacional, salen a la calle para exigir inversión en sanidad, educación y prevención. Las convocatorias rechazan los confinamientos selectivos y a la política de privatización recortes, estigmatización y exclusión.

Jueves 24 de septiembre | 13:54

Las concentraciones, que tendrán lugar frente a Centros de Salud y Hospitales en una veintena de barrios y pueblos, también piden más rastreadores (porque de nada sirven los PCR si no hay seguimiento médico), el refuerzo de las plantillas en Atención Primaria y un plan de inversiones por la dignidad del sur para paliar la brecha social.

Alcorcón, Aluche, Arganzuela, Barajas, Distrito Salamanca, Doña Carlota, Fuenlabrada, Getafe, Humanes, Latina, Lavapiés, Leganés, Numancia, Puerta del Ángel, Tetuán, Vallecas, Vicálvaro y Villaverde son los barrios obreros y populares que saldrán a la calle, algunos de los cuales no están bajo las restricciones impuestas por el Gobierno, pero impulsan concentraciones en solidaridad como también sucedió el domingo pasado.

Las convocatorias han insistido en que las personas que participen acudan con mascarilla y que se guarden las distancias de seguridad.

Cargas policiales en Vallecas

La concentración en Vallecas se trasladó hacia la Asamblea de Madrid. Allí, cuando comenzaba a desconcentrarse, la Policía Nacional comenzó a cargar contras las vecinas y vecinos que participaron de la concentración en defensa de la sanidad pública.

Se desconoce si ha habido detenidos, pero al menos una joven ha resultado herida por las cargas policiales, según informa una usuaria en Twitter.

Militarización, segregación y precariedad, la receta de Ayuso

Desde este lunes, los 37 barrios y zonas populares a los que Ayuso ha impuesto un verdadero confinamiento de clase, sufrirán además desde este lunes el despliegue de militares, guardias civiles y policías nacionales que el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos ha concedido a la Comunidad a pedido de su presidenta “para llevar a cabo tareas de inspección para el cumplimiento efectivo de las cuarentenas y la sanción de incumplimientos”.

Te puede interesar: Sánchez e Iglesias sustentan con militares y policía el “confinamiento de clase” de Ayuso

Al mismo tiempo, Ayuso quiere solicitar una reforma exprés de la normativa vigente para “incorporar de forma inmediata a los 300 médicos extracomunitarios que estuvieron trabajando durante la primera oleada en Madrid, y que ahora, como consecuencia de las restricciones estatales vigentes, no podemos contratar”.

Es decir, segregación, militarización, represión policial y precariedad laboral con la contratación exprés y por tres meses (tal y como ya lo realizan otras CCAA) de sanitarios extracomunitarios. Esa es la respuesta del PP, con el aval del PSOE y Unidas Podemos, ante la catástrofe sanitaria que hay en Madrid.

Hay que imponer una huelga general y un programa de emergencia

Frente a esta crisis y ante las medidas clasista y racistas de Ayuso avaladas por Moncloa, es imprescindible un plan de emergencia a la altura de la situación. Un plan de que refuerce la sanidad pública, que prohíba los desahucios, que fortalezca el transporte público bajo control de los trabajadores, que garantice la seguridad en las aulas con más docentes, más espacios o garantice una renta de emergencia a todos aquellos que se queden sin ingresos o los veas reducidos drásticamente y un impuesto progresivo a las grandes fortunas, entre otros.

Te puede interesar: Madrid: contra el “confinamiento de clase”, asambleas para imponer una Huelga General y un Programa de Emergencia

Un plan que sea discutido en las asambleas de barrio, de las fábricas y de los centros de estudio, que impongan a las burocracias sindicales de CCOO y UGT (que mientras denuncian las medidas de Ayuso aplauden al Gobierno de Sánchez e Iglesias que es quién garantiza la represión) una gran huelga general en Madrid.

No solo para echar atrás los planes clasistas y racistas de Ayuso sino también para discutir e implementar las medidas de emergencia y luchar por una salida a esta crisis en favor de la clase trabajadora.

Te puede interesar: Con una Huelga General los “guetos” de Ayuso no durarían ni un telediario






Temas relacionados

Confinamiento de clase   /   Isabel Díaz Ayuso    /   Comunidad de Madrid   /   Madrid

Comentarios

DEJAR COMENTARIO