Política Estado Español

ANDALUCÍA

El PP cierra la puerta a listas conjuntas con Ciudadanos: guerra en el bloque de derecha ante posibles adelantos electorales

En el marco de posibles elecciones anticipadas en Andalucía, se dan diversos debates entre bloques políticos. El último es el intento de Ciudadanos de presentar listas conjuntas con el PP en los próximos comicios, una opción que Casado ha rechazado.

Roberto Bordón

@RobertoBordon13

Miércoles 8 de diciembre de 2021 | 08:19

No habrá listas conjuntas entre el Partido Popular y Ciudadanos, de forma contundente los de Casado han cerrado dicha posibilidad esta semana, un debate que se había abierto ante un posible adelanto electoral en Andalucía y por la buena sinergia que había en el gobierno andaluz (PP+Cs).

La dirección del Partido Popular daría por muerto electoralmente a la formación de Arrimadas y por tanto, no vería interés en integrarles en listas conjuntas como ya hicieron en el pasado ciclo electoral en Euskadi, por ejemplo.

A Ciudadanos la noticia le ha sentado como un jarro de agua fría, días después de que Inés Arrimadas lanzase la opción en un acto en Andalucía, uno de los pocos lugares donde su partido conserva relevancia política y donde trata de concentrar sus fuerzas para sobrevivir en el medio plazo.

Una oferta que se presentaba como una opción para reeditar el actual gobierno de la Junta de Andalucía y que, si bien a lo largo de la legislatura ha sido el punto fuerte de su formación, la alianza PP-Cs ha sufrido graves problemas recientemente.

Aunque los distintos dirigentes de Ciudadanos han tratado de reivindicar su papel como partido bisagra en los escenarios electorales, es una realidad que la formación ha sufrido un enorme desgaste.

Tras la fallida moción de censura en Murcia y el adelanto electoral en Madrid, donde Ayuso arrastró todo el voto hacia el PP, los populares asumen que son capaces de replicar el fenómeno en el resto de los lugares y pueden terminar por enterrar al partido de Arrimadas. Un ejercicio que no es meramente electoral, ya que el PP lleva meses sangrando a Ciudadanos a base de fichar cuadros de la formación y atraer a su base militante, destruyendo su estructura.

El PP andaluz por su parte, de forma pública habla de su capacidad de poder gobernar la región sin apoyos de nadie, queriendo evitar la previsible necesidad de tener que gobernar con Vox como ha hecho Isabel Díaz Ayuso en Madrid recientemente con los Presupuestos. Frente a la estrategia ayusista, Juanma Moreno, presidente del PP andaluz, había ensayado hasta los últimos escándalos generados por Juan Marín, líder de Ciudadanos en Andalucía, una estrategia para acercar al PSOE-A a la posibilidad de votar los Presupuestos para no depender de los votos de Vox.

Aunque dicha estrategia ha quedado dinamitada, no lo ha sido su discurso en apariencia más “moderado” con el que Moreno confía tanto en arrasar a Ciudadanos como en seguir ganándoles votos a un PSOE-A que tras 40 años de políticas de derechas perdió el poder en Andalucía a manos del bloque de derechas.

Andalucía, que ya fue escenario de la entrada fuerte a las instituciones de Vox, puede ser en un futuro próximo, el primer experimento de un cogobierno PP-Vox que de pistas de cómo va a ser la relación entre ambas formaciones en el medio plazo.






Temas relacionados

Política Estado Español   /   Ciudadanos   /   Andalucía   /   Partido Popular (PP)

Comentarios

DEJAR COMENTARIO