Internacional

CORONAVIRUS

El Reino Unido registra el número más alto de muertes por covid-19 en un día: ¿cómo llegamos a esto?

El número diario de muertes por coronavirus ha llegado a 1.820, el más alto desde que comenzó la pandemia. Por segundo día consecutivo, el país registró el mayor aumento de muertes de Covid-19 en los 28 días siguientes a un resultado positivo, superando así el previo record de 1610 fallecimientos del día anterior (martes).

Alejandra Ríos

Londres | @ally_jericho

Jueves 21 de enero | 07:57

La cantidad de nuevos casos aumentó bruscamente a 38.905, después de haber disminuido inicialmente a principios de la semana, abrigando cierta esperanza de que las restricciones de confinamiento estaban funcionando al reducir las oportunidades de infección.

El primer ministro Boris John dijo: "Estas cifras son espantosas, y por supuesto pensamos en el sufrimiento que cada una de esas muertes representa para sus familias y amigos. Tengo que decirles... que habrá más por venir". Agregó que la nueva variante estaba ahora en todas las partes del Reino Unido. "Es cierto que parece que las tasas de infección en el país en general pueden estar ahora alcanzando su punto máximo o aplanándose, pero no se están aplanando muy rápido y está claro que debemos mantener un control sobre esto. Debemos mantener la disciplina, la formación, seguir observando el confinamiento".

A pesar de toda la retórica nacionalista post-brexit de Johnson, que no se ha cansado de decir que el Reino Unido ha vacunado a más personas que cualquier otro país de la Unión Europea, tan solo el 20% del personal de algunos hogares de ancianos ha recibido la vacuna contra el coronavirus. Mientras que algunas casas de cuidado han visto vacunar al 70-80% de su personal, otras tienen tasas tan bajas como el 20%.

Es innegable que una serie de fracasos del gobierno británico ayudó al Covid-19 a mutar y, a pesar de las advertencias de equipos científicos de distintos organismos, la estrategia del gobierno a lo largo de la pandemia ha sido frena la propagación del virus y reducir la presión sobre el sistema nacional de salud (NHS), en lugar de eliminar la enfermedad de Covid por completo.

La mutación del virus era esperable y esta no puede ser la única razón de la reciente oleada. De hecho, la mala gestión de la pandemia por parte del gobierno hizo que muchas más personas se infectaran, creando las condiciones para que se produjeran las mutaciones.

Los fracasos de la respuesta del gobierno ante la pandemia son muchas: por ejemplo, según Nick Davies, un asesor de SAGE (Scientific Advisory Group for Emergencies, Grupo Asesor Científico para Emergencias) “un cierre anticipado de solo una semana en primavera podría haber reducido a la mitad la tasa de mortalidad”. Varios ministros desperdiciaron miles de millones de libras en la subcontratación de un sistema de pruebas y rastreo supuestamente “ganador del mundo” a empresas privadas. El escaso apoyo financiero proporcionado a las personas a las que se les pide que se pongan en cuarentena en sus casas, esperando que quienes trabajan en la gig economy (economía colaborativa) con trabajos precarios se aíslen mientras pierden sus salarios, conduce a situaciones de contagio. Esta seguidilla de errores y el pobre control del gobierno sobre el Covid-19 ha incrementado la fuerza de la infección y ha permitido que se produzcan más mutaciones lo que ha hecho que Gran Bretaña tenga una de las peores tasas de mortalidad del mundo.

A raíz del incremento de contagios por la nueva cepa del coronavirus, el país ha entrado en el tercer confinamiento nacional el 4 de enero de 2021. Las medidas para prevenir la propagación de Covid son muy similares a las anteriores: restricción de la mezcla de hogares, distanciamiento social, prohibición de viajes, pruebas rápidas, localización de contactos y aislamiento, máscaras faciales, higiene de las manos y trabajo desde el hogar. Las escuelas permanecen abiertas para hijxs del personal trabajador sanitario, de personal esencial, de familias con menos recursos y monoparentales. Las escuelas funcionan a casi un 75% de su capacidad normal, lo que ha provocado inevitablemente un aumento de casos.

Un estudio sugeriría que aproximadamente una de cada ocho personas en Inglaterra habría dado positivo en las pruebas de anticuerpos contra el coronavirus si se les hubiese hecho una prueba en diciembre. Esto indicaría que la mayoría de la población sigue corriendo el riesgo de contraer el Covid-19 según los datos sobre anticuerpos recopilados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS por su cifra en inglés) como parte de su encuesta sobre la infección por coronavirus, se estima que el 12,1% de las personas de Inglaterra de 16 años o más —unos 5,4 millones de personas— habrían dado positivo en las pruebas de anticuerpos en diciembre. En contraste, la cifra fue del 8,9% en noviembre y del 7% en octubre.

Los alarmantes datos son una prueba elocuente de la incapacidad del gobierno para hacer frente a la crisis sanitaria del COVID. Mientras tanto las personas con menos recursos, la población trabajadora que debe exponerse a diario a la posibilidad de contagio, y las personas físicamente vulnerables son quienes pagan el precio por la incompetencia del gobierno.






Temas relacionados

Covid-19   /   Reino Unido   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO