Política Estado Español

GUERRA

El gobierno de PSOE-UP mantiene los puertos abiertos a los barcos de guerra saudíes

Cuatro megabarcos en tres meses. Este es el ritmo al que se llenan de armas que se utilizan contra la población de Yemen en los puertos españoles. La relación de los Borbones con la monarquía saudí y la complicidad del gobierno de PSOE-UP son fundamentales para esta colaboración imperialista.

Jueves 27 de febrero | 09:47

El silencio sobre los cargamentos militares de barcos saudíes queda amparado por la Ley de Protección de Secretos Oficiales del franquismo, aún vigente, por lo que la información acerca del desembarco previsto del Bahri Jazan en el puerto de Sagunto es limitada.

Así como este barco ya desembarcó en el mismo puerto en diciembre, a los reciente caso del Bahri Hofuf y el Bahri Yanbu, que los pasados meses cargaron toneladas de armas en los puertos de Motril y Bilbao, se suma un nuevo atraque del Bahri Jazan.

Durante el tiempo que se llevaron a cabo los trabajos de transporte y carga del material bélico, tanto las autoridades portuarias y las delegaciones de Gobierno no soltaron una sola palabra y se espera un secretismo similar en el caso del Bahri Jazan.

A pesar del apagón informativo, podemos mirar más atrás y ver que esta situación no es nueva, si tenemos en cuenta la polémica sobre la fabricación de las corbetas saudíes en el puerto de Cádiz, bajo ayuntamiento del anticapitalista, en aquel momento en Podemos, José María González Santo, Kichi. Podemos continuar sumando a la lista las bases militares estadounidenses y de la OTAN en el territorio del Estado español.

También podríamos observar el ejemplo que dieron los estibadores del puerto de Génova. Allí el sindicato CGIL llamó a la huelga en los puertos de la región donde podría atracar el barco saudí Bahri-Yanbu que, según denuncian, cargaría material bélico con destino a Arabia Saudita para ser usado en sus ataques contra Yemen. Este mismo barco había cargado armas en Santander el 14 de mayo de 2019 para continuar hacia Génova.

La operación saudí en territorio yemení ha dejado, a fecha de hoy y según datos de la ONU, 200.000 muertos, una sangre que no solo salpica a Arabia Saudí, sino que lo hace también sobre el resto de Estados imperialistas que, como el Estado español, colaboran activamente en esta masacre. El régimen saudí, además, actúa como gendarme del imperialismo norteamericano y europeo en Medio Oriente, financiadora del terrorismo yihadista y uno de los regímenes más reaccionarios del planeta.

¿Cual es la relación entre la monarquía española y la saudí?

Desde sus inicios con Juan Carlos I, se cumplen 25 años de venta de material militar a Arabia Saudí, siendo el quinto mayor comprador de armas del Estado español. Sólo entre 2015 y 2017 se vendieron armas por un valor de 728,5 millones de euros. En 2017 las exportaciones militares españolas alcanzaron los 4.346 millones de euros, una cifra casi cinco veces superior a la de diez años antes.

El Estado español es uno de los mayores fabricantes de armas a nivel mundiales, colocando tres empresas, Navantia, Airbus Military e Indra (relacionada con polémicas sobre informatización administrativa en el gobierno del PP) entre las 100 mayores del mundo.

Continuando con Felipe VI, son conocidos sus múltiples viajes a Riad, acompañado de lo más selecto del IBEX35 para cerrar suculentos negocios como la polémica venta de las 400 bombas de precisión que el Estado español autorizó vender a los saudíes en 2015 o de las 5 corbetas del astillero de Navantia.

El pasado 16 de enero la Mesa del Congreso, con el beneplácito de Podemos y de En Comú, vetó una iniciativa de la CUP que buscaba forzar la comparecencia ante la Cámara del Rey Felipe VI sobre supuestos sobornos de la empresa semipública española Defex para conseguir contratos de armamento en Arabia Saudí, un caso que investiga la Fiscalía Anticorrupción.

Defex es una empresa propiedad en un 51% del Estado, que presuntamente cerraba contratos con sobrecostes millonarios con el país árabe, que luego se repartían a través de una compleja red de sociedades como comisiones ilegales entre los directivos de Defex y los facilitadores de los negocios saudíes ligada a las autoridades del país árabe. A pesar de estar supuestamente disuelta desde 2017, continuó funcionando y facturando por sus contratos pendientes.

El pasado 16 de enero la Mesa del Congreso, con el beneplácito de Podemos y de En Comú, vetó una iniciativa de la CUP que buscaba forzar la comparecencia ante la Cámara del Rey Felipe VI sobre supuestos sobornos de la empresa semipública española Defex para conseguir contratos de armamento en Arabia Saudí, un caso que investiga la Fiscalía Anticorrupción.

¿Cómo lleva el nuevo gobierno el imperialismo español?

No solo en el campo bélico los nuevos y viejos reformismos asumen y naturalizan la política imperialista del Estado español. Ni una crítica a la usurpación que a principios de milenio realizó la burguesía española en Latinoamérica, donde en países como en Argentina, en colaboración con la burguesía nacional y la burocracia sindical, se privatizaron las grandes empresas estatales para regocijo del capital imperialista español.

Ante la integración de Unidas Podemos como gestor del gobierno imperialista español, necesitamos una izquierda que luche por el fin de las leyes de extranjería, el cierre de los CIEs y el derecho al libre movimiento y las rutas seguras para todos los que huyen, no lo olvidemos, de las guerras y el expolio económico que en sus países se realiza a manos de nuestros gobiernos y las multinacionales imperialistas, americanas, europeas y por lo tanto españolas.






Temas relacionados

Antiimperialismo   /   Arabia Saudí   /   Borbones   /   Política Estado Español   /   Arabia Saudita   /   Venta de armas   /   Imperialismo   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO