Deportes

MACHISMO

El machismo sigue muy presente en el mundo del fútbol

Por desgracia, las actitudes, acciones y comentarios machistas se siguen dando constantemente en el llamado deporte rey.

Jorge Calderón

Historiador y Profesor de Secundaria, Zaragoza

Miércoles 12 de diciembre de 2018 | 16:54

Es un deporte que mueve millones de euros, que como hemos visto el pasado fin de semana en Madrid con la final de la Copa Libertadores, levanta pasiones y un amor incondicional a millones de personas. Sin embargo, como en el resto de los deportes, pero seguramente en el fútbol sea aún más evidente por su mayor repercusión mediática, el desprecio y la minusvaloración de la mujer se dan continuamente.

Las últimas 5 acciones de desprecio a la mujer en el fútbol

Aunque este tema ya se ha tratado en varios artículos de este medio, los últimos acontecimientos ocurridos recientemente demuestran cómo sigue siendo absolutamente necesario insistir en denunciar con rotundidad estos comportamientos machistas.

El primero ocurrió el pasado 1 de noviembre. El San Cristóbal-Llagostera de la jornada 13 de la Tercera División catalana tenía que pasar a la historia por ser el primero dirigido íntegramente por mujeres. Ainara Acevedo fue la árbitro principal y como asistentes contó con Matilde Esteves e Ylenia Sánchez.

Un cita que quedó empañada por los lamentables insultos machistas que llegaron desde las gradas. Tal y como se ve claramente en un video que pronto se difundió masivamente, varios aficionados empezaron a increparlas con insultos como: “Vete a fregar”, “¿quién se la cepilla del equipo?, ¿Os la cepilláis todos?” o “cómo se nota que eres mujer”. Aunque el club expulsó al único aficionado que se veía claramente en el video insultado, no se tomó ninguna otra medida.

El segundo hecho puede parecer anecdótico a tenor de la gravedad del anterior pero también es muy revelador. El pasado 15 de noviembre tanto el equipo masculino como el femenino del Athletic de Bilbao ganaron en el prestigio Trofeo Teresa Herrera de A Coruña. Sin embargo, a la hora de entregar del mismo, una reproducción en plata de la famosa Torre de Hércules de la ciudad, el que se entregó a las jugadoras era 50 centímetros más pequeño que el de sus compañeros, pareciendo una miniatura ridícula al lado del trofeo masculino.

No solo es que les den un trofeo más pequeño cuando ganan el mismo torneo que los hombres, sino que ni siquiera pueden disfrutar del premio en metálico del mismo. Esto es lo que ha estado a punto de pasarles a las jugadoras del Atlético Huila colombiano.

Hace pocos días, el 5 de diciembre, ganaban la Copa Libertadores, la misma que en su versión masculina ganó el River Plate argentino el pasado domingo. La alegría pronto se tornó en rabia e indignación cuando supieron que el premio en metálico, 55.000 dólares, se lo debían dar a sus compañeros de la versión masculino del mismo club, que evidentemente no habían disputado ni un minuto de la Copa Libertadores femeninas.

¿Alguien se imagina a los jugadores de River diciéndoles que les tenían que dar los miles de dólares ganados a sus compañeras? La respuesta es obvia, no. El revuelo mundial causado al conocerse la noticia fue tal, que finalmente las jugadoras han podido quedarse con su dinero ganado justamente.

Vemos como las insultan, les intentan robar el premio y además tienen que aguantar preguntas machistas y sexistas. Esto último es lo que le ha ocurrido a la futbolista noruega Ada Hegerberg. El pasado martes 4, por primera vez en la historia de la publicación France Football, el Balón de Oro, el máximo galardón individual para un futbolista profesional en una temporada, también tenía nombre femenino ya que hasta ahora solo se entregaba al mejor futbolista masculino. Ada ganó el premio tras una temporada en la que hizo doblete, Liga y Champions, con el Lyon francés.

La jugadora recogía el histórico galardón haciendo un emotivo discurso donde apelaba a mujeres y niñas a “creer en sí mismas”. Sin embargo, este momento histórico quedó empañado por las horrendas palabras del DJ Martin Solveig, que condujo la gala, que le preguntó: “¿Puedes hacer twerking?”. Ante esto, la jugadora totalmente indignada estuvo a punto abandonar el escenario, aunque finalmente el presentador, David Ginola, decidió mediar ante el incómodo momento y recondujo la conversación. Así y todo, quedó expuesta en una incómoda situación.

Esta situación refleja claramente cómo para muchos no importa que una mujer triunfe en su profesión, lo importante es si sabe “perrear”. ¿Porque, esta misma pregunta no se hizo a Luka Modric, el ganador del Balón de oro masculino o los ganadores del trofeo de años anteriores como Messi o Cristiano Ronaldo? Evidentemente la respuesta sólo puede ser una, ellos son hombres y Ada mujer.

El último de los 5 acontecimientos machistas que quería denunciar, ocurrió el pasado fin de semana en la ciudad de Huesca, la capital altoaragonesa. Ese domingo, en el Estadio del Alcoraz, antes del comienzo de un partido histórico entre la humilde Sociedad Deportiva Huesca y el todopoderoso Real Madrid de la Primera División del fútbol español quiso homenajear a Salma Paraluello.

Esta joven futbolista de tan solo 15 años, que juega en el Zaragoza Femenina de la Segunda división del fútbol femenino español, es una de las integrantes de la Selección española que acaba de ganar el mundial de fútbol sub-17. Lo que en otras ocasiones, es decir si se tratara de un hombre, hubiera sido un gran acto anunciado por la megafonía del estadio para que todo el público asistente pudiera aplaudirla, aquí se convirtió en un acto casi clandestino.

En las imágenes grabadas por La Liga se ve a la futbolista y al delegado del Huesca en el césped y con la megafonía del estadio con la música a tope esperando instrucciones sobre cómo proceder con el homenaje, del que no se había informado previamente.

Pasado un rato, con la joven futbolista casi tiritando de frío, se observa cómo llega el vicepresidente del club y ventila el homenaje con displicencia: “Se lo das (refiriéndose a la placa conmemorativa) y vale, venga”.

Acabemos con el machismo en el fútbol y en todas partes

Los hechos contados en este artículo son sólo los últimos de una larga lista histórica de comportamientos machistas en el fútbol que han pasado, pasan y como no pongamos remedio desde ya, seguirán pasando. El futbol femenino sigue siendo marginado e ignorado por los principales medios de comunicación de todo el mundo.

A las futbolistas se les valora más por su belleza y su física que por sus cualidades deportivas. Todos los días las mujeres sufren humillaciones, acoso, desprecio, e insultos en los campos de fútbol, tanto como espectadoras como participantes del juego. En algunos países como Irán, incluso ni siquiera pueden acceder a los estadios.

Esto debemos empezar a combatirlo radicalmente. El fútbol, al fin y al cabo, es reflejo de la sociedad en la que vivimos y esta sigue siendo en todo el mundo una sociedad patriarcal y machista, Para cambiar esto debemos combatir esta discriminación de la mujer, en todos los ámbitos: el deporte, la educación, el mundo laboral, las relaciones de pareja y un largo etc.






Temas relacionados

Patriarcado   /   Fútbol Femenino   /   Machismo   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO