×
logo red internacional
Facebook Instagram Twitter Telegram YouTube

En EE. UU. las y los trabajadores de la industria de la animación también luchan por la sindicalización

Así como en Amazon y Starbucks, la llamada Generación U se organiza por mejores condiciones laborales. En la industria de la animación sus trabajadoras y trabajadores toman el ejemplo. Desde Black Lives Matter, una pandemia que profundizó las desigualdades sociales y décadas de perdidas de conquistas, fueron el caldo de cultivo de esta gran ola de luchas.

Rodrigo Wilson

Martes 3 de mayo
Facebook Twitter

Trabajadores de Animation Guild marcharon este 1° de mayo, en su twitt dice: "Hoy conmemoramos las importantes luchas y conquistas de los trabajadores y del movimiento obrero". Ver acá

Estamos siendo testigos del primer sindicato formado en una de las empresas más poderosas del mundo, Amazon, y en el corazón del imperio, hasta el momento, uno de los más poderosos también.

Un proceso de lucha que es protagonizado por la auto denominada “Generación U” (de Union que sería sindicato). A pesar de los millones de dólares invertidos en políticas anti-sindicales por parte de las grandes patronales, como el caso de Jeff Bezos, los trabajadores de Amazon en Nueva York, consiguieron derrotar al Goliat del imperio norteamericano y lograron poner en pie su propio sindicato.

Demostrando incluso lo inútil de los métodos burocráticos de los sindicatos tradicionales que terminan jugando a favor de los empresarios y de partidos como el Demócrata que ni siquiera a cumplido promesas de hacer leyes en favor de estos trabajadores.

Para conocer más podes leer acá.

Las condiciones de trabajo y el ataque anti-sindical de Bezos, es una práctica común en las empresas de todo el mundo, y en la industria de la animación no hay excepción. Son conocidas las prácticas anti-sindicales en Disney - Pixar como otros estudios.

Estados Unidos es uno de los países con la mayor cantidad de grandes estudios de animación, como Walt Disney Co.; Pixar; DreamWorks; Nickelodeon; etc. La precariedad laboral, los bajos salarios, y como patronal, son moneda corriente. Perpetuar y profundizar estas condiciones, siempre fue “el sueño americano de un minúsculo grupo de empresarios millonarios".

Ya antes de la pandemia en la industria de la animación se venía gestando un malestar y bronca por ejemplo ante casos de abusos y acoso, como fue el caso de John Laseter, ex director de Pixar y uno de sus fundadores. Esto le valió que Disney lo sacara de su cargo. Hubieron muchos casos más.

Durante la pandemia y aún bajo el gobierno de Trump, habían muchas discusiones y manifestaciones de rechazo a las políticas racistas y xenófobas de los republicanos, por un lado quienes trabajan lo hacían en apoyo a sus compañeros y compañeras, pero también las empresas estaban en contra ya que la mano de obra de la población afro, como también la migrante es mucho más barata, de la cual estas empresas siempre sacan provecho.

Otras discusión que se dispersó como reguero de pólvora fue la cuestión salarial y las condiciones de trabajo y de contratación. Con el hashtag #MographPaidMe o #AnimationPayMe compartían información salarial entre trabajadores, o denunciaban las desigualdades entre oficios y sexo, donde las mujeres suelen ganar menos que los varones.

Este twitt da cuenta de esa desigualdad:

Esta nueva ola de lucha por la sindicalización que sobre todo entusiasma a la joven clase trabajadora norteamericana, quienes entienden que la mejor forma de ganar es uniendo las fuerzas de todos los sectores, amplificando la solidaridad con trabajadores afro, inmigrantes, LGTBI, con las mujeres.

Todo esto muestra que nada de lo que estamos viendo que sucede en Estados Unidos cayó del cielo.

Esta imagen muestra el enorme descontento que hay por abajo en la clase trabajadora, y las y los trabajadores de la industria de la animación no han sido a excepción.

Una manifestación convocada por Animation Guild celebrada en febrero de 2022 en Burbank, California, los organizadores dijeron entre 300 y 900 personas.

Como suele suceder, en las redes sociales muchas veces se expresa el estado de ánimo, la bronca, descontento e incluso cierta forma de organizarse. Estos son algunos de los twitt que muestran el ánimo de estas trabajadoras y trabajadores de la industria de la animación:

The Animation Guild(IATSE Local 839. Es el gremio que representa a artistas de animación, escritores y técnicos que trabajan bajo un acuerdo sindical) en su cuenta de twitter por ejemplo festeja cada vez que los trabajadores de algún estudio logran sindicalizarse e incorporarse a su local.

Es el caso de los trabajadores que realizan la famosa animación para adultos “Rick and Morty” y “Solar opposite”:

O campañas para apoyar cuando trabajadores se incorporan al gremio como es el caso de quienes trabajan en el estudio de animación Shadow Force, que entre otras producciones, hace “BoJack Horseman”:

Recordar el pasado

Este 28 de mayo se cumplen 81 años de una gran huelga que le hicieran las y los trabajadores de los estudios Disney, estando vivo aún Walt D., se dio en el año 1941 y fue parte de una serie de huelgas en Estados Unidos. Sus reivindicaciones, y esto no es para nada llamativo, eran similares a las que levantan hoy las y los trabajadores de esta industria: mejores condiciones de trabajo, salarios dignos, mejores contratos y también contra los despidos arbitrarios, una práctica anti-sindical que la llevan en sus genes todas las patronales.

Piquete de trabajadores de Disney marchando dentro del predio del estudio.

La clase trabajadora vuelve a recuperar una percepción de sí misma que el neoliberalismo se encargó de ocultar, que sin ella el mundo no funciona, y eso también va para todas esas hermosas y fascinantes películas de animación que disfrutamos en todas las plataformas, en los cines, no solo los niños y niñas, también los adultos. El cine de animación es una industria que emplea a millones de artistas, técnicos, creativos que sin ellas y ellos, todas esas fantásticas películas serían imposible.

Es por esto que la clase obrera norteamericana no parte de cero ni mucho menos está sola.

A la izquierda un flayer usado en la huelga de 1941. A la derecha un meme utilizado por los animadores reivindicando la organización en sindicato de los trabajadores de la industria.

Facebook Twitter
Brasil: claves de una elección que define más que un nuevo presidente

Brasil: claves de una elección que define más que un nuevo presidente

El sabotaje de los gasoductos Nord Stream: una nueva escalada entre Rusia y la OTAN

El sabotaje de los gasoductos Nord Stream: una nueva escalada entre Rusia y la OTAN

Se radicalizan las protestas en Haití y piden la caida del primer ministro

Se radicalizan las protestas en Haití y piden la caida del primer ministro

Putin firmó este viernes la anexión a Rusia de cuatro territorios ucranianos

Putin firmó este viernes la anexión a Rusia de cuatro territorios ucranianos

Persépolis y la lucha de las mujeres en Irán

Persépolis y la lucha de las mujeres en Irán

Para un análisis crítico de la función policial: maderos y orden social

Para un análisis crítico de la función policial: maderos y orden social

El nacimiento de Amy Winehouse, el arte y la vida

El nacimiento de Amy Winehouse, el arte y la vida

Murió Jean Luc Godard: el gran cineasta que pensaba con imágenes

Murió Jean Luc Godard: el gran cineasta que pensaba con imágenes