Juventud

RED DE PRECARIXS

En los curros también hay que organizar la rabia: ¡Participa del encuentro estatal junto a Contracorriente y Pan y Rosas!

Este 9 de mayo junto a lxs compañerxs de Contracorriente y Pan y Rosas organizamos un encuentro virtual a nivel estatal. Porque después de más de un año de gestión capitalista de la pandemia las consecuencias de la crisis se descargan sobre las trabajadoras y la juventud precaria.

Jueves 6 de mayo | 14:34

Han sido meses en los que hemos visto deteriorarse más y más nuestras condiciones de vida y de trabajo. Alrededor de 700 mil personas han engordado las cifras oficiales de pobreza severa, 1 millón de personas han perdido su puesto de trabajo, 1 de cada 2 trabajadores padeció un ERTE en algún momento de este ultimo año... Pero esto solo es la punta del iceberg, la patronal con el aval del Gobierno se prepara para una avalancha de EREs y despidos masivos en los próximos meses.

Por eso, por mucho que quieran negarlo, esta pandemia sí que entiende de clases sociales. Porque mientras en los barrios más pobres tenemos que sufrir el aumento de la miseria los más ricos han incrementado en un 16% sus fortunas.

Los menores de 25 años sufrimos una tasa de desempleo del 39,9% llegando en algunas comunidades autónomas a superar el 50% de paro juvenil. Cuando tenemos la suerte de conseguir un trabajo este es precario, temporal e insuficiente para poder pagar un alquiler, por lo que nos vemos obligados a compartir piso o seguir viviendo en casa de nuestros padres.

Al mismo tiempo vivimos el auge y crecimiento de la extrema derecha, que con discursos racistas y xenófobos -dirigidos en gran medida contra la juventud migrante- pretenden capitalizar el descontento social que genera la crisis y esta democracia para ricos. En todo el Estado Vox y los sectores más reaccionarios pretenden radicalizar muchas de las medidas en contra de los migrantes, las mujeres y los sectores más precarizados de la clase trabajadora.

Sin embargo, es el actual Gobierno que se disfraza de progresista, quien ha legislado en todo momento con el objetivo de blindar los intereses de estos millonarios y quien por esta vía allana el terreno para el crecimiento de la extrema derecha. Medidas como los ERTE o el decreto antidesahucios y otras muchas, son en el fondo ayudas encubiertas, con fondos y deuda pública, a los grandes capitalistas.

Pero en este escenario de crisis y ataque permanente las trabajadoras no nos resignamos. Aunque no aparezca en los grandes medios de comunicación los conflictos, las luchas y los movimientos de resistencia, han estado presentes. En todos estos meses fuimos muchos los jóvenes que salimos a las calles a luchar tras la entrada en prisión de Pablo Hasel, cansados además de que se nos culpabilizara de las muertes de nuestros abuelos en la pandemia mientras se nos obligaba a salir de nuestros barrios confinados solo para trabajar.

Por eso, desde la Red de precarixs llevamos casi un año organizando el malestar y rabia de la juventud precaria. Hemos apoyado y participado de los conflictos y luchas obreras más importantes de los últimos meses, como la de las limpiadoras del Gregorio Marañón o la de los trabajadores de Nissan entre otras. Al mismo tiempo hemos organizado y levantado secciones sindicales combativas en sectores como la hostelería, la educación o el telemarketing.

Pero esto solo es el principio, apostamos con todas nuestras fuerzas a que lxs trabajdorxs más precarizadxs junto a lxs jovenes, las mujeres, lxs migrantes y todos los oprimidos de este sistema de mierda sean quienes acaben con el desastre capitalista y el futuro de miseria al que quieren condenarnos.

Por eso hacemos un llamamiento para participar del encuentro juvenil de este próximo 9 de mayo porque ¡es hora de organizar la rabia en nuestras universidades, institutos, barrios y también en nuestros centros de trabajo!

Escríbenos para participar por twitter, instagram o facebook.






Temas relacionados

Juventud    /   Precariedad laboral   /   Juventud precarizada   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO