Política Estado Español

Cumbre OTAN

Encuentro Biden-Sánchez: el gobierno “progresista” renueva su alianza con EEUU y la OTAN

El breve encuentro de 1 minuto entre Biden y Sánchez expresa dos cosas. Por un lado, el rol que juega el imperialismo español en el contexto internacional de fuertes tensiones geoestratégicas. Por otro, que el gobierno “progre” del PSOE -Unidas Podemos “renueva sus votos” con el imperialismo norteamericano.

Carlos Muro

@muro_87

Martes 15 de junio | 09:43

Un sector de los medios de comunicación habla de fracaso o “fiasco” y otro sector habla de un buen primer acercamiento entre dos gobiernos “progresistas”. Pero lo cierto es que el breve encuentro ha durado 1 minuto. Lo que han tardado Biden y Sánchez en recorrer los pasillos de la sede de la OTAN en Bruselas desde la foto protocolaria de los 30 países hasta el salón de reuniones.

Lo cierto es que la reunión de la OTAN va a ser determinante para los próximos meses. EEUU busca asegurarse su alianza con los países de Europa para hacer frente a Rusia y china –aunque mantienen posiciones divididas-. La actual política de Joe Biden no es más que la continuación de la política de Trump de enfrentamiento contra China –sumado a Rusia-. Pero pretende hacerlo por los medios “tradicionales” de la Casa Blanca, es decir utilizar a la UE y la OTAN para contar con apoyos y no quedar aislado.

El gobierno “progre” del PSOE, Podemos e IU-PCE “fiel” al imperialismo norteamericano

Luego de la cumbre del G7 de este sábado, las reuniones bilaterales de Biden con su “fiel aliado” Boris Johnson y las reuniones programadas con Turquía, Rusia y la UE, es evidente que 1 minuto es todo el tiempo que quiere perder con el Estado español en la cumbre de la Alianza. La brevísima conversación dio para hablar, según Sánchez, sobre la necesidad de “reforzar los lazos militares” entre los dos países -actualizando el convenio bilateral de defensa-, la situación de América Latina y el preocupante problema migratorio en Centroamérica, además de reiterar la colaboración con la OTAN y sus acuerdos bilaterales. Es decir renovar la participación del imperialismo español en los acuerdos imperialistas.

Ya el viernes pasado la ministra de Asuntos Exteriores española, Arancha González Laya, de visita en Costa Rica, mantuvo una conferencia con el secretario de Estado, Antony Blinken, como “preparación del encuentro que el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente estadounidense Joe Biden”. Entre otros asuntos trataron precisamente el futuro de la OTAN 2030, la estabilidad del Mediterráneo y la situación de Oriente Próximo. Además el problema migratorio en América Latina y en particular la crisis entre Marruecos y el Estado español.

Posteriormente al encuentro con Biden, Sánchez, ha alabado en rueda de prensa a su gobierno, asegurando que “el presidente Biden, como líder progresista, nos ha inspirado a muchos cuando ganó las elecciones”. Y afirmando que “después de esta primera toma de contacto, hemos quedado en continuar colaborando, trabajando y seguir en contacto”.

No es nada nuevo, en realidad, que el imperialismo español se subordina a las decisiones de la OTAN en el actual concierto internacional. Lo escandaloso es que Podemos, Izquierda Unida y el Partido Comunista no hayan dicho ni una sola palabra. La brutal y rapidísima adaptación al gobierno imperialistas de Unidas Podemos es escandalosa, como quedó reflejado cuando el PCE llamó a defender la soberanía española contra Marruecos. Otra muestra de la debacle del experimento neoreformista de Podemos. Y a confirmación de que es más necesaria que nunca una izquierda socialista, revolucionaria, internacionalista y antiimperialista.






Temas relacionados

Pedro Sánchez   /   Política Estado Español   /   Joe Biden   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO