Internacional

ESTADOS UNIDOS – BRUTALIDAD POLICIAL

"Es una vergüenza que asesinen a nuestros padres y madres"

Después de las protestas de Charlotte por el asesinato del afroamericano Keith Lamont Scott, la voz de Zianna Oliphant de 9 años se alza contra el racismo.

Miércoles 28 de septiembre de 2016 | 11:03

Zianna Oliphant denuncia la brutalidad policial y el racismo en Charlotte

El lunes 26 en el Concejo de la Ciudad de Charlotte (Carolina del Norte, Estados Unidos), Zianna Oliphant de 9 años que apenas llegaba al micrófono solicitó la palabra para hablar sobre cómo tratan a la comunidad negra en su ciudad.
En las ciudades estadounidenses, los concejos locales suelen dedicar una sesión para que el público hable sobre sus problemas, aunque esto no garantice medidas ni respuestas de parte del órgano de gobierno. En las afueras del Concejo una protesta exigía la renuncia de la alcaldesa y el jefe de Policía.

Te puede interesar: Manifestaciones en Charlotte para exigir justicia desafían el toque de queda.

Zianna Oliphant pidió la palabra después de las protestas que conmovieron Charlotte, después de que la Policía asesinara a Keith Lamont Scott en su auto, mientras esperaba a uno de sus hijos. Este nuevo asesinato hizo estallar protestas en varias ciudades del país al grito de “Black Lives Matter” (las vidas negras importan) y “No Justice, no peace” (Sin justicia no habrá paz).

La alcaldesa de la ciudad, la demócrata Jennifer Roberts, decretó el toque de queda y el estado de emergencia, y ordenó la represión en la que fue asesinado un joven negro que se manifestaba. Esta es la única respuesta que reciben quienes se manifiestan contra el racismo y la brutalidad policial.

Te puede interesar: Estados Unidos del racismo y la hipocresía.

“Vine a hablar sobre cómo me siento… Siento que nos tratan de forma diferente que a otra gente… Y no me gustan cómo nos tratan, solo por nuestro color, eso no significa nada para mí.

Creo que… Somos negros y no deberíamos sentirnos así. No deberíamos tener que protestar porque ustedes nos tratan mal.

Hacemos esto porque tenemos que hacerlo y tenemos derechos…

Nací y me crié en Charlotte… Y nunca me había sentido así hasta ahora. Y no puedo soportar cómo nos tratan.

Es una vergüenza que asesinen a nuestros padres y madres, y no podamos volver a verlos.

Es una vergüenza que tengamos que ir al cementerio a enterrarlos.

Lloramos y no deberíamos llorar.

Necesitamos que nuestros padres y a nuestras madres estén con nosotros.”

El rostro de Zianna puede estar hoy marcado por las lágrimas y el dolor pero sus palabras son la prueba de que una nueva generación enfrenta en las calles el racismo, no solo de los sectores reaccionarios sino de parte del mismo Estado, hoy dirigido por un afroamericano. Su bronca legítima es la garantía de que sin justicia no habrá paz.

Leer en profundidad: Ideas de Izquierda / Black Lives Matter: ¿nace una nueva generación?.






Temas relacionados

Estados Unidos   /   Brutalidad policial   /   Racismo   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO